Enlaces accesibilidad
COVID-19

Restricciones para frenar al coronavirus: ¿cómo es el confinamiento en cada comunidad?

Por
Municipal, comarcal, provincial o autonómico: así son el confinamiento y los límites de reunión en cada territorio de España.
Municipal, comarcal, provincial o autonómico: así son el confinamiento y los límites de reunión en cada territorio de España. cropper

Bajo el paraguas del estado de alarma, las comunidades autónomas aplican restricciones de movilidad para hacer frente a la pandemia de coronavirus en España: a los generalizados toques de queda se han sumado confinamientos perimetrales de distinto tipo, en virtud de las estrategias que adopta cada territorio.

Por norma general las comunidades autónomas han establecido cuatro niveles de restricciones que están vinculados al ámbito geográfico en el que se aplican. Durante la tercera ola de la pandemia, la mayoría de regiones han optado por la medida más restrictiva de todas: el confinamiento municipal

Mientras La Rioja o Castilla-La Mancha extendieron la limitación de la movilidad en todos las localidades de su territorio, Andalucía lo aplica en función de un determinado nivel de incidencia y Cataluña comenzó haciéndolo solo los fines de semana. 

En cualquier caso, la vigencia del confinamiento perimetral municipal implica que los vecinos no pueden entrar ni salir de su lugar de residencia, salvo las excepciones previstas por el Real Decreto del Gobierno central o las definidas por las propias comunidades autónomas. 

Confinamientos dentro de la comunidad autónoma

Descendiendo en la escala de restricciones, se encuentra el confinamiento provincial. Esta medida se ha aplicado de manera conjunta con el confinamiento municipal siempre que la incidencia acumulada del coronavirus ha escalado en un territorio y se suele mantener después, ya que supone la limitación de la movilidad dentro de un área geográfica de mayor amplitud.

Por otra parte, las comunidades autónomas también tienen potestad para restringir la movilidad hacia fuera de su territorio. El confinamiento autonómico fue una de las primeras restricciones que se pusieron en marcha ya antes de las Navidades de 2020, cuando los gobiernos autonómicos intentaron limitar la movilidad para hacer descender la segunda ola de la pandemia en España.

De forma paralela, los ejecutivos de cada territorio también han optado por restringir el número de personas procedentes de grupos de convivencia distintos que pueden reunirse, tanto en el ámbito público -cafeterías, bares o restaurantes-, como en los propios domicilios. 

Confinamientos selectivos: comarcas, islas o zonas

Más allá de los confinamientos dependientes de las divisiones administrativas de España, las comunidades autónomas también tienen potestado para aplicar restricciones en otros ámbitos dentro de su territorio sin que estas afecten a todo el conjunto de su población. 

La modalidad más restrictiva dentro de esta categoría es el confinamiento comarcal o insular, que se encuentra prácticamente al lado de la provincia. Restricción muy utilizada en los archipiélagos de Canarias y Baleares, también ha recurrido a ella Cataluña en algún momento de la tercera ola.

El confinamiento por comarcas o islas supone la selección de una unidad territorial inferior a las puramente administrativas de comunidad autónoma o provincia. Sin embargo, su aplicación más selectiva implica que no afecta a tanta cantidad de población de manera simultánea, algo que sí ocurre en el escalón superior. 

Finalmente, aunque ha estado confinada de manera autonómica circunstancialmente, la Comunidad de Madrid ha optado por un modelo de confinamiento mucho más selectivo: el confinamiento por zonas básicas de salud

Esta medida es una restricción que se asemeja, aunque no en todos los casos, a la estructura de los barrios o distritos de las ciudades y sirve para limitar la movilidad de una proporción de población más pequeña.

El Ejecutivo madrileño combina este nivel -menos restrictivo por la cantidad de personas a las que afecta- con confinamientos municipales puntuales, una restricción que se encuentra en el extremo opuesto de la escala. 

Noticias

anterior siguiente