Enlaces accesibilidad

El Tribunal Constitucional alemán desbloquea la aprobación del plan de recuperación europeo

Por
El proceso de aprobación del fondo de recuperación europeo contra el coronavirus continua en Alemania

El Tribunal Constitucional (TC) alemán ha rechazado los recursos presentados contra el Fondo de Reconstrucción Europea, con lo que da luz verde para que Alemania lo ratifique.

El Alto Tribunal había paralizado la firma sobre el fondo del presidente de la República Federal Alemana, Frank-Wlater Steinmeier, el pasado 26 de marzo, hasta decidir sobre los recursos. Ahora el jefe del Estado puede firmar la ley y Alemania puede destinar lo que le corresponde al fondo de reconstrucción aunque todavía queda pendiente otra demanda de inconstitucionalidad.

Las dos cámaras parlamentarias, el Bundestag y el Bundesrat (el Senado alemán), ya habían aprobado la normativa. La rápida resolución de los jueces alemanes hace que la UE tenga más fácil cumplir su meta de que todos los Estados miembros hayan ratificado el plan para finales de abril. Lo que permitirá comenzar la emisión de deuda conjunta.

Los demandantes argumentaban que los tratados europeos prohíben que los miembros de la UE contraigan deuda de forma conjunta. Berlín y la Comisión Europea invocaban el artículo 122 que contempla la posibilidad de endeudarse en el caso de que haya catástrofes naturales o acontecimientos fuera de lo común en uno o varios estados, lo que incluiría la pandemia de coronavirus.

Esa demanda argumenta que el fondo puede ir en contra del principio constitucional que determina la soberanía presupuestaria del Parlamento alemán. El TC sostiene que un primer examen no ha mostrado una alta probabilidad de que ello sea así aunque aún no tiene una decisión final.

El fondo de reconstrucción europeo estará dotado con 750.000 millones de dólares, parte de los cuales se entregarán a los estados miembros de la UE en forma de crédito y parte en forma de subvenciones a fondo perdido.

Impulsada por un ultraderechista

La demanda por el procedimiento de urgencia fue impulsada por un grupo de economistas, cuya cabeza más visible es el político Bernd Lücke, exlíder de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AFD). Lucke fundó esa formación en 2013 como partido euroescéptico.

14 horas - Los servicios secretos vigilan al partido de ultraderecha Alternativa para Alemania - Escuchar ahora

Lo abandonó un año después, al dar el partido un giro claramente xenófobo, discurso que se acentuó en 2015 con la crisis migratoria y la llegada a Alemania de casi un millón de refugiados. Lücke abandonó la AfD, pero ha seguido impulsado sucesivas formaciones, todas ellas minoritarias.

Desde estos grupos, como otras organizaciones afines, se impulsaron en el pasado otras demandas parecidas contra paquetes de rescate europeo. La demanda que ahora ha rechazado el Constitucional estaba avalada por unas 2.200 firmas. Todavía queda pendiente la del principal partido de la oposición en el Bundestag, la AfD.

Alivio en la Unión Europea

La Comisión Europea y el Parlamento Europeo han celebrado el desbloqueo en el proceso alemán para ratificar el fondo de recuperación. "Saludo la decisión del Tribunal Constitucional. La UE mantiene el curso de su recuperación económica tras esta pandemia sin precedentes", dijo en Twitter la presidenta del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, nada más conocerse la decisión judicial.

El vicepresidente económico de la Comisión, Valdis Dombrovskis, consideró en una rueda de prensa que la decisión del TC alemán es una "buena noticia" porque "refuerza la confianza" en que el proceso de ratificación haya finalizado en todos los Estados miembros de la Unión Europea para finales de junio, "lo que permitirá que los fondos empiecen a fluir en julio, por supuesto, sujeto a la aprobación de los planes" nacionales por parte de la Comisión y el Consejo de los Estados miembro.

De momento solo 17 de los 27 Estados de la UE han ratificado la legislación que permitirá a la Comisión Europea emitir deuda en los mercados con el respaldo de los márgenes del presupuesto europeo para financiar el fondo de recuperación. Entre estos países se incluiría a España.  El fondo se desembolsará en transferencias directas y préstamos a los países europeos, sobre todo, a los más afectados por la pandemia. España será la segunda beneficiaria con unos 140.000 millones.

La Comisión Europea prevé tener todo listo para acudir a los mercados el 1 de junio y, si para ese mes todos los países han ratificado la legislación, iniciar las emisiones en julio. El Ejecutivo comunitario puede empezar las emisiones el primer día del mes siguiente a que entre en vigor la legislación, con lo que si la ratificación se acelerase y los 27 hubiesen cumplido en mayo, en teoría sería posible captar fondos ya en junio.

Noticias

anterior siguiente