Enlaces accesibilidad
Coronavirus

La polémica de las restricciones en Semana Santa: ¿Por qué no puedo viajar a otra comunidad pero sí al extranjero?

Por
Polémica por la limitación de movilidad en Semana Santa mientras llegan turistas extranjeros

Esta Semana Santa no se podrá hacer turismo entre comunidades, pero sí coger un avión rumbo al extranjero. La 'nueva normalidad' que impone día tras día la evolución de la COVID-19 refuerza el oxímoron a golpe de paradoja. Como ya ocurriera con asuntos sensibles como el uso de la mascarilla o más recientemente con la judicialización del toque de queda, ahora es el turismo el que vuelve a situarse en el ojo del huracán.

Después del puente de San José y las escenas de llegadas a nuestros aeropuertos de turistas procedentes de Francia y Alemania con destino Madrid o Baleares, no son pocas las críticas que alertan del agravio comparativo que, dicen, viven los españoles a la hora de coger las maletas para moverse a otras regiones del país frente al permiso que sí tienen los extranjeros.

El problema no es menor e incluso ha llevado a la Comisión Europea a pedir "coherencia" a España y al resto de Estados miembros de la Unión entre las restricciones a viajes que aplican dentro y fuera de sus fronteras. Toda una vorágine de preguntas que crece a pocas fechas de que llegue la Semana Santa.

¿Podré viajar a otras comunidades durante los días festivos?

Tal vez esta sea la pregunta más fácil de responder: no. Este fue el acuerdo, pese a la discrepancia de la Comunidad de Madrid, alcanzado entre autonomías y Sanidad el pasado 10 de marzo. En el documento se establecían medidas "de obligado cumplimiento y recomendaciones tanto para el período comprendido entre el 17 y el 21 de marzo, en aquellos territorios en los que sea festivo el día 19, como desde el 26 de marzo al 9 de abril", es decir los períodos que comprenden tanto la festividad y puente de San José como el que atañe a la propia Semana Santa.

Una hoja de ruta que incide directamente sobre la movilidad que, volviendo al texto, "estará limitada por el cierre perimetral de todas las CCAA, salvo las excepciones reguladas en el estado de alarma mediante el artículo 6 del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre". Un viejo conocido que determina que la causa debe ser justificada y atender, entre otros, a motivos laborales, sanitarios, causa mayor o retorno a residencia habitual.

¿Y si tengo billete para Canarias o Baleares?

Pese a que en ambos territorios no existe cierre perimetral dadas sus particularidades como archipiélago, los viajes a las islas deberán estar estrictamente justificados y no responder de ningún modo a motivos turísticos. Más claro: está prohibido el turismo nacional para esas fechas y eso afecta a todo el conjunto del territorio español.

¿Y puedo viajar al extranjero?

Aunque se imponga el cierre perimetral en las distintas autonomías, España no cierra sus fronteras y esto es, precisamente, lo que da carta blanca bajo el paraguas de legalidad a desplazamientos a países europeos pertenecientes al Tratado Schengen o a terceros que permiten este tipo de trayectos. Una vez allí, eso sí, 'solo' habría que ajustarse a las restricciones y requerimientos que el lugar de destino mantenga en vigor (cuarentena, PCR negativos...). Pese a todo, la Ministra de Sanidad, Carolina Darias, ya ha recordado que, en estos tiempos, "la recomendación es que no se realicen viajes".

Darias recuerda que la movilidad europea está permitida: "Cualquier ciudadano español puede ir a una ciudad española y viceversa"

¿Los extranjeros pueden viajar a España?

Basta con escuchar el 'acento' de las calles de ciudades como Madrid. El turismo extranjero está permitido por una cuestión de 'reciprocidad' europea derivada, entre otras, por cuestiones como Schengen. Así, durante el pasado puente, ciudadanos alemanes han podido agotar los vuelos a las Islas Baleares o turistas franceses continuar aterrizando en nuestro país en búsqueda de una vía de escape a las imposiciones de sus propios territorios.

Aeropuertos: el detalle que lo cambia todo

Todo lo anteriormente explicado tiene todavía un giro de tuerca que puede comprometer, si cabe un poco más, el guion del futuro viaje. Tener o no tener aeropuerto, esa es la cuestión y la respuesta definitiva a muchas dudas. Si a medida que ha ido leyendo el texto ha anotado pros y contras, tal vez esto despeje un poco más las dudas.

Basándonos en que el turismo en territorio nacional está terminantemente prohibido y que coger un avión para tal fin implica el desplazamiento a otra autonomía, solo podrá desplazarse si el aeropuerto y la posibilidad de coger un billete al extranjero está en casa. Madrid, Barcelona..., podrían, por tanto, lograr uno de esos propósitos para recorrer mundo en tiempo de coronavirus. Existe, incluso, la posibilidad low cost de moverse a otros países en aquellas comunidades limítrofes. No obstante, aquí podemos toparnos de nuevo con restricciones que pongan en riesgo la viabilidad de nuestra travesía.

Críticas a la política de movimientos

Por supuesto, este maremágnum de respuestas ha dejado un panorama de preguntas no solo en la ciudadanía, sino también en la clase política. Tanto es así que este asunto, el de las opiniones contrarias, a la fórmula de llegada de extranjeros y movimiento de españoles, ha despertado el consenso en la mayoría de partidos del Congreso de los Diputados. ERC, PNV, Cs, Más País, JxCat o incluso Unidas Podemos han abordado el asunto este martes incidiendo en la misma palabra que ha utilizado la Comisión Europea: "incoherencia". Mientras, el sector turístico reclama una revisión de las medidas actuales que revoquen, lo que entienden, como una situación kafkiana.

Noticias

anterior siguiente