Enlaces accesibilidad

No, este vídeo de Los Lunnis no contiene mensajes subliminales

  • Analizamos cada jornada los bulos que circulan en redes sociales
  • Escríbenos por Whatsapp al 659 800 555 y verificamos por ti los mensajes que recibas

Por
Vídeo con los supuestos mensajes subliminales de Los Lunnis
Vídeo con los supuestos mensajes subliminales de Los Lunnis VerificaRTVE

Vuelve a moverse en sistemas de mensajería un vídeo antiguo de YouTube con más de 7 millones de visitas que detecta un supuesto mensaje subliminal en el éxito musical de Los Lunnis “Buenas noches, hasta mañana”. La acusación de que existen avisos ocultos tiene décadas de tradición, pero aunque puedan existir esos mensajes subliminales, y no es el caso aquí, no hay base científica para los importantes efectos que se les adjudican.

El vídeo original puede verse en YouTube desde 2007, donde acumula más de 26.000 likes, y lo hemos encontrado recientemente circulando por Telegram, donde se ha reactivado en línea con las ideas sobre mensajes subliminales reforzadas durante la pandemia. Cuando estos populares muñecos infantiles cantan “Buenas noches, hasta mañana”, los autores del vídeo invierten la música y subtitulan lo que, según ellos, se puede oír: palabras como “mancha”, “matar a su madre” o “disimulo”. Explican así que la famosa canción “tiene un sentido maligno”.

Lo que ocurre es que el vídeo se aprovecha de nuestros sesgos cognitivos y de cómo procesamos las señales perceptivasManuel Martín-Loeches, Profesor de Psicobiología de la Universidad Complutense de Madrid, nos explica que “cuando el mensaje es ambiguo pero hay alguna pista que ayude a nuestra interpretación del mismo, nuestra comprensión del mismo queda sesgada”. En el caso de este vídeo, la pista son los subtítulos, que nos condicionan para “oirlos” en la canción invertida. Cuando tenemos disponible esta interpretación, “nuestro cerebro se agarra a ella”, de tal forma que ya siempre “lo vas a seguir oyendo así”.

En 1966, Lennon y los Beatles popularizaron en la canción Rain lo que se conoce como backmasking “retroenmascaramiento”, que consiste en colocar mensajes ocultos en audios invertidos. Desde entonces, muchos artistas y canciones, como el famoso Stairway to Heaven de Led Zeppelin, han sido objeto de controversias y falsas acusaciones por esconder supuestos mensajes mediante esta técnica.

El co-autor de la canción de Los Lunnies, Daniél Cerdá Emery, nos confirma que ya hace tiempo oyó hablar de este bulo. Deja claro que, “por supuesto”, ni él ni Jaume Copons, el otro co-autor, usaron la canción para encerrar ningún mensaje oculto.

La ciencia tras lo subliminal

El mito de los mensajes subliminales surgió a partir de una investigación realizada en 1957 por un publicista estadounidense, James Vicary, que afirmaba que podían insertarse fotogramas en una película con mensajes comerciales de manera subliminal para provocar que los espectadores compraran los productos deseados. Años después, en 1962, él mismo reconoció haber manipulado los resultados, pero el daño ya estaba hecho.

María Ruz Cámara, Directora del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento de la Universidad de Granada, afirma que por un lado “es cierto que hay evidencias de que nuestro cerebro está analizando información sin que nos demos cuenta” pero captaríamos “estímulos simples, como palabras o imágenes”, no frases completas. Este tipo de información compleja requiere de procesamientos más complejos, “y no está nada claro que esto pueda ocurrir de manera inconsciente”.

Como dijimos, la clave en el vídeo de Los Lunnis son los subtítulos que incorpora. Nos condicionan sobre qué mensaje entender en el audio, aprovechando nuestra tendencia a detectar patrones donde no los hay, un fenómeno conocido como apofenia. Hay otro ejemplo conocido de este efecto en el viral de 2020 donde en un mismo audio podía oirse “Laurel o Yanny”.

Algo similar ocurre con la pareidolia, un tipo de apofenia más centrada en estímulos visuales, que explica la viralidad en 2015 del famoso vestido que parecía presentarse en dos colores diferentes. Como nos confirma María Ruz, “una vez que el cerebro se asienta en la interpretación de un mensaje ambiguo, lo seguimos interpretando de esa manera”. En VerificaRTVE hemos reproducido este audio a 3 personas, sin los subtítulos, y ninguna de ellas entiende alguna palabra con cierto sentido, confirmando que la interpretación que se hace de las frases invertidas resulta muy subjetiva.

El mito de lo oculto

El mito de la subliminalidad está muy arraigado en la cultura popular y aparece en diversas series y películas a pesar de que, como nos dice la doctora Ruz, “no hay evidencias de que esto funcione”. Una de las más conocidas es la que recogieron también los Simpsons en el capítulo 262 “Los nuevos chicos del ¡puaf!” donde una canción escuchada al revés contenía el mensaje oculto “Alístate en la marina” con la intención oculta de reclutar nuevos soldados. Los guionistas satirizaban así sobre el mito popular de los mensajes subliminales como los que supuestamente aparecen en el vídeo de Los Lunnis.

Aunque los estudios científicos consultados por VerificaRTVE niegan la existencia de este “poder de la influencia subliminal” (123 y 4), hay grupos en Telegram que afirman que los audios subliminales son capaces de modificar no sólo nuestra conducta, sino incluso el ADN, para cambiar el color de los ojos.

Captura de pantalla a un vídeo con un supuesto audio subliminal

Captura de pantalla a un vídeo con un supuesto audio subliminal VerificaRTVE

El canal donde se recupera este vídeo de Los Lunnis comparte habitualmente este tipo de noticias y enlaces a mensajes camuflados y revelaciones de verdades ocultas. Las creencias en informaciones encubiertas y conspiraciones, aunque antiguas, han aumentado a partir de la pandemia, pues “es una reacción psicológica normal”, ya que “creer en conspiraciones genera tranquilidad porque reduce la incertidumbre”, afirma Manuel Martín-Loeches.

Noticias

anterior siguiente