Enlaces accesibilidad

Ganaderos y ecologistas, enfrentados por la prohibición de la caza del lobo

  • La Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad ha decidido incluir al lobo en el listado de especies protegidas
  • Esta decisión implica que la especie dejará de ser cinegética, y por lo tanto, objetivo de la caza

Por
Las comunidades con mayor población de lobos rechazan la prohibición de su caza

España ha dado este jueves un paso crucial para prohibir la caza del lobo en todo su territorio, como llevan años pidiendo las asociaciones ecologistas. En una reñida votación de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, en la que han participado todas las Comunidades Autónomas y el Ministerio para la Transición Ecológica, se ha acordado incluir al cánido en el Listado de Especies Silvestres.

Esta decisión implica que la especie dejará de ser cinegética -objeto de caza y pesca-. Una medida muy polémica, que rechazan de forma rotunda las comunidades con mayor población de lobos (Castilla y LeónGaliciaAsturias y Cantabria) donde vive más del 90% de los ejemplares, pero que los ecologistas ven como una victoria histórica.

Este dilema plantea un gran problema a la hora de aplicar la decisión, y es que la propuesta no se hará eficaz hasta que se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y el control de las poblaciones dependerá de la estrategia que se elabore en él.

Los ganaderos no descartan movilizaciones

Los ganaderos españoles han asegurado estar "muy enfadados" por una decisión que consideran "errónea" y no descartan realizar movilizaciones. Además, han anunciado que acudirán a los tribunales, si hace falta, para que no se convierta en ley.

Según la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), los lobos matan anualmente "más de 15.000" cabezas de ganado en España y "a las millonarias pérdidas económicas, se suman los graves efectos sanitarios y reproductivos en las cabañas ganaderas y el estrés de los habitantes que viven en estas áreas".

"A medio plazo, hablamos de un serio problema para la biodiversidad, al amenazar una práctica ganadera como el pastoreo, con especies autóctonas; para una gestión sostenible del territorio y el medio natural, caldo de cultivo para la proliferación de incendios en época estival; y por extensión para el mantenimiento de la actividad agraria y la población en las zonas más desfavorecidas", advierten.

Por ello, ha anunciado que llevarán esta decisión "ante las instancias políticas y judiciales competentes" para impedir que acabe en ley y evitar así que el pastoreo y la ganadería extensiva se conviertan en una "actividad milenaria en peligro de extinción".

El coordinador de la Unión Regional de Campesinos de Castilla Y León, Jesús Martínez González, recalca que la medida "supone un ataque frontal a la ganadería extensiva, muy tocada ya por la crisis".

14 horas - Se prohíbe la caza del lobo: victoria histórica para los ecologistas, un paso atrás para los ganaderos - Escuchar ahora

Cazar lobos no garantiza que se salve el ganado

El coordinador de Ecologistas En Acción, Theo Oberhuber, defiende que "si los lobos tienen corzos y jabalís de los que alimentarse, no necesitan atacar al ganado" que es el punto principal de toda la polémica.

Oberhuber señala que "hay que tener en cuenta que el lobo es un gran depredador, cuya conservación afecta a otras muchas especies", y que por eso ya hacía tiempo que "necesitaba esta protección".

Hasta el momento, solo estaba prohibido cazar al lobo en las poblaciones situadas al sur del río Duero, porque en esa parte del país el animal está en peligro de extinción, sin embargo, en el territorio del norte de España sí se ha podido cazar hasta ahora. Cada año se matan entre 400 y 500 lobos en nuestro país, según los datos de los ecologistas.

Desde Ecologistas En Acción creen que el problema de las Comunidades Autónomas que han votado en contra de la protección del lobo es que "no han tomado ninguna medida para el fomento de la coexistencia", puesto que "resulta mucho más fácil culpar al lobo de todos los males, en lugar de adoptar medidas de gestión".

"No voy a hacer que los vecinos de los pueblos abandonen sus casas"

El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial del Gobierno de Asturias, Alejandro Calvo, ha reiterado este viernes su "oposición rotunda" a la inclusión del lobo en el listado de especies en régimen de protección especial y ha defendido la necesidad de tener herramientas para poder gestionar la existencia de una especie que no está en riesgo de extinción.

Calvo ha realizado estas manifestaciones tras mantener una videoconferencia con sus homólogos de Galicia, Cantabria y Castilla y León. En el encuentro se han acordado las líneas de trabajo y las medidas que tomarán estas comunidades para defender su posición, que pasa por garantizar la convivencia del lobo con la ganadería extensiva.

Además, Calvo ha mostrado su malestar por la votación de las CC.AA., ya que "no puede decantarse por una proporción aritmética por comunidades que no tienen lobo, como es el caso de las insulares".

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de Cantabria, Guillermo Blanco, ha defendido que la especie que está "en especial peligro de extinción es el ganadero". Blanco ha afirmado que "no voy a dejar que los vecinos de los pueblos de Cantabria del medio rural abandonen sus casas ni que los ganaderos abandonen su trabajo para que se expanda el lobo", concluyó.

Noticias

anterior siguiente