Enlaces accesibilidad

Dos militares franceses muertos y uno herido por la explosión de una mina al este de Mali

  • Otros tres soldados franceses también murieron el lunes pasado en circunstancias parecidas al pisar su blindado otra mina
  • Francia ha tenido 51 bajas entre sus fuerzas en el Sahel desde que a comienzos de 2013 iniciasen sus operaciones en Mali

Por
La sargento Yvonne Huynh y el brigadier Loic Risser
La sargento Yvonne Huynh y el brigadier Loic Risser, últimas bajas del ejército francés en Mali. AFP

Dos militares franceses de la fuerza antiterrorista desplegada en el Sahel han muerto este sábado durante una misión al este de Mali cuando su vehículo fue alcanzado por la explosión de un artefacto colocado por los terroristas yihadistas, y un tercero ha resultado herido.

En un comunicado del Elíseo, el presidente francés, Emmanuel Macron, mostró su "gran tristeza" por la muerte en la guerra de Mali de la sargento Yvonne Huynh, de 33 años, y del brigadier Loïc Risser, de 24, después de que su blindado pisara una mina colocada a su paso durante una patrulla de inspección al norte de la ciudad de Ménaka. El tercer militar que viajaba con ellos resultó herido y no se teme por su vida.

El pasado lunes también habían fallecido otros tres soldados franceses en Mali en circunstancias parecidas, cuando el vehículo blindado en el que circulaban fue alcanzado por otro artefacto explosivo en las proximidades de Hombori, también en la conocida como la región de las tres fronteras (con Burkina Faso y Níger).

En total, Francia ha tenido 51 bajas entre sus fuerzas en el Sahel desde que a comienzos de 2013 el entonces presidente, François Hollande, lanzó una operación para evitar que los grupos terroristas que se habían hecho fuertes en varias regiones de Mali consiguieran el control total del país.

Boletines RNE - 13 militares franceses muertos en una operación en Malí - Escuchar ahora

En la actualidad, en el marco de la misión Barkhane hay más de 4.000 militares franceses repartidos en cinco Estados del Sahel (Mali, Mauritania, Níger, Chad y Burkina Faso) con el objetivo declarado de prestar apoyo a los ejércitos locales e impedir que se constituyan allí santuarios terroristas.

Tras la muerte de estos dos últimos soldados el sábado, Macron reafirmó "la determinación de Francia en su lucha contra el terrorismo" y garantizó a las fuerzas destacadas en esa zona "su confianza y su apoyo frente a esta nueva prueba".

El Ministerio de Defensa, por su parte, insistió en el mensaje de que las fuerzas francesas actúan con las de los otros países del Sahel, pero también con las de otros países europeos y con las de Estados Unidos en su "lucha encarnizada contra los grupos terroristas".

El objetivo es que los Estados del Sahel puedan "asegurar la protección de sus ciudadanos y de su territorio".

Noticias

anterior siguiente