Enlaces accesibilidad

Control de personas y mercancías en Gibraltar: los efectos del 'Brexit' si no hay acuerdo entre Madrid y Londres

  • De llegar al 1 de enero sin acuerdo específico, Gibraltar será frontera exterior salvo para trabajadores transfronterizos
  • La relación con el enclave supone la cuarta parte del PIB de El Campo de Gibraltar y asestaría un duro golpe a su economía

Por
Incertidumbre en la Verja de Gibraltar ante la posibilidad de que sea el único 'Brexit' duro

El acuerdo comercial para la futura relación entre la Unión Europea y el Reino Unido tras el 'Brexit' alcanzado en Nochebuena no incluye al Peñón de Gibraltar, extremo que está provocando una gran incertidumbre en la Verja, ya que de no producirse un acuerdo entre España y Reino Unido, se convertirá en frontera exterior de la Unión Europea.

Madrid y Londres deben lograr un acuerdo sobre este territorio antes del 31 de diciembre para evitar un "'Brexit' duro", tal y como ha advertido la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, en una entrevista en RNE, una situación que sí se ha evitado en Irlanda del Norte.

Y es que esto obligaría a establecer el control de mercancías y personas, salvo para los trabajadores transfronterizos que se hayan registrado como tales y que contarán con un documento específico que les permitirá moverse con libertad gracias a un documento específico. Por el momento, según Exteriores, ya se han inscrito 8.500 personas.

"Si hay un principio de acuerdo, podríamos modular la movilidad en la frontera con Gibraltar, y si no hay principio de acuerdo es frontera exterior de la UE con un país tercero y la modulación es imposible", recordaba Laya este lunes en la sede del Ministerio.

En este último caso volvería el sellado de pasaportes para entrar y salir de la colonia, que previsiblemente podría provocar la formación de largas colas que también podrían traducirse en pérdida de empleo para los 15.000 trabajadores que viven en España y trabajan en el Peñón.

Golpe para la economía

Esto asestaría un duro golpe a la economía local, ya que para la comarca gaditana de El Campo de Gibraltar, la relación con el enclave cedido por España en 1713 supone la cuarta parte de su producto interior bruto y aporta unos 120 millones de euros al año.

Entre tanto, el Ejecutivo ha aprobado un paquete de medidas transitorias en el ámbito laboral para los trabajadores transfronterizos y también para agilizar el tráfico.

Con este régimen transitorio, el Gobierno garantiza el acceso a la prestación por desempleo española a los europeos que se desplacen diariamente a Gibraltar a trabajar hasta el 31 de diciembre de 2022.

Además, con esta norma, los gibraltareños que a 31 de diciembre estén registrados podrán continuar ejerciendo profesiones para las que se exige ser nacional de un estado miembro, mantendrán su empleo en la administración pública y podrán seguir investigando en España sin necesidad de nuevos permisos.

Unas medidas que están sujetas a un requisito de reciprocidad, por lo que el Gobierno se da un plazo de dos meses para determinar si la parte británica aplica las medidas de forma recíproca, de tal forma que las levantaría en caso de incumplimiento. 

Pérdida de derechos

Sin embargo, este paquete no incluye otros aspectos, con 'Brexit' duro los residentes en Gibraltar perderían derechos como la Seguridad Social, aunque el decreto firmado este martes por el Gobierno también contempla el derecho a recibir asistencia médica en los hospitales públicos españoles cuando se trate de personas que se desplacen a España o que residan en nuestro país con independencia de su nacionalidad.

Igualmente supondría que los residentes en el Peñón tendrían que cambiar, por ejemplo, el carnet de conducir, la matrícula del coche o el seguro del vehículo.

El enclave quedaría además fuera del espacio aéreo europeo y también está por ver quién controlará el puerto y el aeropuerto, si lo hará la Policía Nacional española o el FRONTEX.

Mientras que González Laya ha insistido que su objetivo es encontrar "un encaje" que garantice la fluidez a la frontera, el ministro de Desarrollo Económico y Telecomunicaciones del Peñón, Joseph Bossano, ha asegurado que es "bastante posible" que no haya un acuerdo fronterizo con España antes del 31 de diciembre, aunque ha asegurado estar dispuesto a seguir hablando después del 1 de enero para evitar un "impacto negativo" en el comercio.

Una afirmación que choca con la discreción mostrada por la ministra, quien ha evitado dar detalles de las negociaciones por considerar que "cuando uno negocia en plaza pública es que ha dejado de negociar".

Llamamiento de los alcaldes de la zona

Así las cosas, desde el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción instan a que "lleguen a un acuerdo que permita la movilidad no solo de los trabajadores sino también de empresas y personas" con "la fluidez requerida" para mantener "una situación de normalidad".

El alcalde linense, el independiente Juan Franco, ha subrayado que lo que están "rogando" es un acuerdo que permita un "tránsito fluido" en la Verja, sin entrar en "cuestiones de soberanía, ni de banderas, ni de si tiene que estar presente la Policía Nacional o el Frontex".

El regidor de La Línea ha explicado que el municipio trabaja "para tener una economía complementaria a la de Gibraltar" pero ha admitido que "su presencia en estos momentos es imprescindible y no podemos pensar que existan trabas a la hora de cruzar la frontera". Por ello espera que en los próximos días "se llegue a un acuerdo sensato, con fórmulas imaginativas que permitan que las reticencias que hay por una parte y otra se acaben diluyendo".

Noticias

anterior siguiente