Enlaces accesibilidad
La era Trump

Trump reconoce la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental

  • El presidente de EE.UU. anuncia su decisión a cambio de la normalización de las relaciones entre Israel y Marruecos
  • La ONU mantiene la misma postura para el Sáhara y Palestina carga contra el acuerdo

Por
Trump reconoce la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental, a cambio de la normalización de las relaciones entre Israel y Marruecos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este jueves que ha firmado una proclamación que reconoce la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, como parte de un acuerdo por el que Marruecos e Israel normalizarán sus relaciones diplomáticas. 

"¡La propuesta de autonomía seria, creíble y realista de Marruecos es la única base para una solución justa y duradera por una paz y prosperidad perdurables" en el conflicto en el Sáhara, ha escrito en Twitter. "Marruecos reconoció a los Estados Unidos en 1777. Es apropiado que reconozcamos su soberanía sobre el Sáhara Occidental", ha defendido.

El reconocimiento de EE.UU. de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental tras décadas de conflicto se produce a poco más de un mes para que el presidente abandone el cargo y se ha sellado este mismo jueves durante una llamada telefónica entre el mandatario y el rey de Marruecos, Mohammed VI, que lo ha calificado de "posición histórica".

Trump considera que "un Estado saharaui independiente no es una opción realista para resolver el conflicto" y cree que una autonomía "genuina bajo soberanía marroquí es la única solución viable" para el conflicto, que en las últimas semanas se ha avivado con una serie de ataques armados que el Frente Polisario considera actos de guerra. El presidente ha anunciado la creación de un consulado en Dajla e insta a las partes "a iniciar conversaciones sin retraso, empleando el plan de autonomía de Marruecos como el único marco para negociar una solución aceptable mutuamente".

Marruecos, cuarto país que normaliza relaciones con Israel

Marruecos es el cuarto país que restablece las relaciones con Israel con la mediación de Trump, tras Baréin, Emiratos Árabes Unidos y Sudán. Este último paso es "un tremendo avance para la paz en Oriente de Medio", según ha señalado el presidente en la red social, una decisión que al mismo tiempo ha aplauydido.

Y a su vez, el yerno de Trump, Jared Kushner, responsable de la política exterior del presidente en Oriente Medio, ha señalado a la prensa que el restablecimiento de las relaciones entre Israel y Arabia Saudí es algo "inevitable".  Preguntado sobre la posible implicación de España y la ONU en las conversaciones, Kushner se ha limitado a recordar "la fuerte relación entre EE.UU. y Marruecos" y los lazos comerciales y de inteligencia entre ambos.

"Este es un asunto que ha estado ahí por largo tiempo, y francamente, no ha habido ningún progreso sobre una resolución, y la esperanza es que este paso sea, número uno, un reconocimiento de la inevitabilidad de lo que va a ocurrir, pero puede también romper el bloqueo y ayudar a avanzar en asuntos en el Sáhara Occidental, donde queremos que la gente del Polisario tenga mejores oportunidades para una vida mejor", ha detallado.

Bajo el acuerdo, Marruecos retomará los contactos oficiales con Israel, los dos países abrirán embajadas clausuradas a principios en el año 2000 y se permitirán los vuelos directos desde y hacia Israel. "Van a reabrir sus oficinas en Rabat y Tel Aviv de inmediato con la intención de abrir embajadas y van a promover la cooperación económica entre israelíes y empresas marroquíes", según ha señalado Kushner y han confirmado Rabat y Tel Aviv. 

Haizam Amirah (Real Instituto Elcano) duda de que la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre el Sáhara traiga paz al territorio

La ONU mantiene su postura y Palestina carga contra el acuerdo

El secretario general de la ONU, António Guterres, "mantiene una posición sin cambios" sobre el Sáhara Occidental tras la decisión de Trump, según ha señalado un portavoz en rueda de prensa. "Guterres sigue convencido de que una solución es posible y que está en consonancia con las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad", ha añadido el portavoz, que ha recordado que estas resoluciones reclaman una solución política mutuamente aceptable, basada en el compromiso y que permita la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental.

En la misma línea se ha expresado la ministra de Exteriores de España, Arancha González Laya, que ha pedido respetar las resoluciones de Naciones Unidas sobre la cuestión. "Damos la bienvenida a esa normalización. Queda por resolver la paz entre israelíes y palestinos y la cuestión del Sáhara Occidental, y en ambos casos la posición de España es muy clara: respeto a las resoluciones de Naciones Unidas para buscar una vía de resolución también a esas dos cuestiones".

El Gobierno español insiste en el "respeto a las resoluciones de la ONU" sobre el Sáhara tras el anuncio de Trump

Por su parte, el Frente Polisario, que lamenta la decisión de Estados Unidos y la califica de "extraña, pero no sorprendente", ya ha advertido que seguirá adelante con su lucha sobre la soberanía de los territorios que desde 1975 ocupa la antigua colonia española. Mientras, Palestina ha calificado el acuerdo de "inaceptable, porque alienta el rechazo israelí de los derechos palestinos" y los países árabes que han normalizado las relaciones con Tel Aviv aplauden las nuevas relaciones de Rabat y Tel Aviv.

Noticias

anterior siguiente