Enlaces accesibilidad

El Frente Polisario anuncia un cuarto ataque contra el Ejército marroquí en el muro

  • La tensión con Rabat se ha disparado desde que un grupo de activistas saharauis bloqueara el paso fronterizo de Guerguerat
  • El rey Mohamed VI asegura que Marruecos respalda el alto el fuego, pero advierte que responderá a las amenazas

Por
Tensión entre Marruecos y el Frente Polisario por el Sáhara Occidental

El Frente Polisario ha informado este lunes de que ha bombardeado por cuarto día consecutivo posiciones del Ejército marroquí en el muro de separación, como respuesta al ataque lanzado el viernes por tropas marroquíes en el paso de Guerguerat. Con ello, la tensión sigue aumentando en la zona desmilitariza que une Mauritania con los territorios ocupados por Marruecos de la antigua colonia española del Sahara Occidental.

En su cuarto "Parte de Guerra", el gobierno autoproclamado de la República Árabe Saharaui Democrática ha indicado que unidades del Ejército Popular de Liberación Saharaui (ELPS) han concentrado sus bombardeos "sobre varias posiciones y atrincheramientos del ejército de ocupación marroquí" en el citado muro, el más largo del mundo, con más de 2.700 kilómetros.

Según han precisado, los efectivos del ELPS ha atacado durante la mañana de este lunes el centro de alerta 71 del sector de Hauza, la Base No. 04 del sector de Amgala, la Base 20 cerca de Ross Sebti; el punto de alerta 191 del sector de Farsia; la Base 12 del 47 Cuerpo en el sector de Um Drega, y la Base 04 del 63 Cuerpo en el sector de Bagari.

“Las valientes unidades del Ejército de Liberación Popular Saharaui seguirán golpeando las fortalezas de los invasores a lo largo del muro de la humillación y la vergüenza”, han advertido. 

Por su parte, Marruecos ha continuado minimizando los ataques y negando las bajas mortales que reivindican los saharauis, una información que no ha podido ser corroborada ni desmentida por fuentes independientes. 

Cuarto ataque desde el viernes

La tensión entre Rabat y el Polisario se ha disparado desde que el 21 de octubre un grupo de activistas saharauis bloqueara el paso fronterizo de Guerguerat, situado en una zona desmilitarizada tras un acuerdo firmado por la ONU con Marruecos y el Frente Polisario, por separado. No obstante, Marruecos utiliza desde hace tiempo este paso para el traslado de mercancías a otros países africanos, algo que el Frente Polisario considera que es ilegal. 

Tras el bloqueo por parte de los saharauis hace tres semanas que ha impedido el paso de decenas de camioneros, el viernes, unidades militares marroquíes cruzaron la línea divisoria para reinstaurar la movilidad y levantar un pasillo de seguridad, lo que desencadenó un intercambio de disparos entre el ejército marroquí y las fuerzas del Polisario apostadas en la zona.

Horas después, y según el Polisario, unidades saharauis bombardearon cuatro bases militares y dos puestos de control de Marruecos situadas a lo largo del muro de seguridad, que dice se repitieron el sábado y el domingo "causando bajas mortales".

La guerra "se prolongará" si la ONU no reacciona

En este contexto bélico, el secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, responsabilizó el sábado a Marruecos de todas las consecuencias que se desprendan de su ataque en Guerguerat, consideró roto el acuerdo de alto el fuego firmado con Marruecos en 1991 y decretó el estado de guerra en todo el territorio.

Este lunes, y en declaraciones exclusivas a Efe, el jefe del equipo negociador saharaui con Marruecos advirtió de que la guerra "se prolongará" si la ONU no reacciona, no asume sus responsabilidades y sus errores y fuerza a Rabat a aceptar la legalidad internacional que se desprende del citado acuerdo de tregua.

Y advirtió de que esta podría extenderse más allá del muro de separación en el desierto, hasta alcanzar todos los territorios del Sahara Occidental.

Marruecos sigue "comprometido con el alto el fuego", según el rey

El rey Mohamed VI de Marruecos ha asegurado que su país sigue "comprometido con el alto el fuego" en el Sáhara Occidental, que el Frente Polisario dio por roto el pasado sábado, pero advirtió de que "reaccionará con la mayor severidad a toda amenaza contra su seguridad y la quietud de sus ciudadanos".

Así lo ha asegurado n una entrevista telefónica con el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, según un comunicado del Gabinete Real marroquí. Es la primera vez que el rey se pronuncia sobre el conflicto con el Polisario desde el tiroteo del viernes.

En ningún momento, Mohamed VI ha pronunciado la palabra "guerra", algo que Marruecos no ha considerado públicamente por ahora. No obstante, ha defendido que su país, tras fracasar todas las tentativas del propio Secretario General, "asumió todas sus responsabilidades en el ejercicio de su derecho más legítimo, máxime cuando las milicias del Polisario se daban a prácticas inaceptables".

Mohamed VI ha asegurado a Guterres que piensa continuar apoyando los esfuerzos de este último "en el marco del proceso político" sobre el conflicto del Sáhara, que se debe retomar sobre lo que llamó parámetros claros.

Para el rey marroquí, ese proceso deberá "implicar a las verdaderas partes en este conflicto regional (en alusión a Argelia), y permitir una solución realista y realizable en el marco de la soberanía del Reino", es decir, sin considerar la posibilidad de una independencia del Sahara.

Noticias

anterior siguiente