Enlaces accesibilidad

Literatura

Celsius 232, el primer certamen literario cien por cien presencial y con invitados europeos tras la pandemia

  • Se celebrará del 14 al 18 de julio en Avilés, con aforo limitado y firmas tras mamparas

Por
Fragmento del cartel del 'Celsius 232' Germán García

El Celsius 232, el Festival de terror, fantasía y ciencia ficción de Avilés se ha convertido en una de las citas literarias imprescindibles del verano, sobre todo por su ambiente familiar y festivo. Este año es uno de los primeros eventos culturales que se celebra tras el encierro por el coronavirusdel 14 al 18 de julio, y por eso se parecerá más que nunca a alguna de las distopías descritas por los autores de literatura fantástica: con aforo limitado, firmas tras mamparas y excepcionales medidas de seguridad.

Diego García Cruz, uno de los organizadores, nos comenta por qué han decidido seguir adelante: “La imaginación, la capacidad de transportarte a otros mundos y a una realidad paralela nos parece muy importante, porque durante el confinamiento las obras de ficción han sido un apoyo fundamental para mucha gente, porque la vida sigue y porque hay que intentar recuperar la normalidad. Porque tenemos respeto al virus pero no le tenemos miedo”.

“Y como tanto el Ministerio de Sanidad, como el Principado de Asturias y el Ayuntamiento de Avilés nos han dicho que se podía hacer, respetando las medidas de precaución, hemos decidido seguir adelante”.

Grandes invitados internacionales

El Celsius se convierte así en uno de los primeros certámenes literarios, de todo el mundo, que se celebran tras la pandemia. Y de los primeros en España en contar con invitados europeos (gracias a la apertura de fronteras del espacio Schengen), aunque los autores norteamericanos anunciados no podrán asistir por razones obvias.

“Entre los invitados internacionales –asegura Diego- destaca el francés Xavier Müller, autor de Erectus, una novela sobre los neandertales que ha vendido más de 100 mil ejemplares en Francia; la también francesa Catherine Dufour (La Inmaculada Concepción); los británicos Ian McDonald (Trilogía Luna) y Richard Morgan autor de las novelas de Carbono Modificado (en las que se bada la serie de Netflix Altered Carbon); el israelí Lavie Thidar, que nos presentará su nueva novela A Man Lies Dreaming;  o el argentino Martín Caparrós, que escribe para el New York Times”.

“Habrá gente que diga que Caparrós no es un autor de género pero nosotros creemos que sí –añade Diego-. La carretera, de Cormac McCarthy es una obra de ciencia ficción post-apocalíptica. Y Borges también escribía género. El realismo mágico es un género y es fantástico. Que se consideren alta literatura nos parece estupendo, pero nosotros también reivindicamos el valor de lo fantástico en toda la gama del espectro, desde García Márquez (un Nobel) hasta Robert A. Salvatore (Reinos olvidados, Star Wars) por mencionar a un autor al que algunos pueden considerar de consumo rápido”.

“Tampoco podemos olvidar a grandes autores nacionales como Javier Sierra, Fernando Marías, Espido Freire o Jon Bilbao, que nos presentará su último libro” -añade Diego-.

“Y todos los invitados internacionales que no han podido venir ya están invitados a la edición del año que viene. Hemos hablado con tantos que tendríamos gente para dos festivales” –concluye-.

El cine en la calle también tendrá que cumplir este año las medidas de seguridad

Medidas de higiene y aforos reducidos

Diego destaca que siempre van un paso por delante de las medidas de seguridad que les exigen las autoridades por lo que: “Las firmas serán detrás de mamparas y las charlas serán con mascarillas. Las mesas del escenario estarán separadas metro y medio entre sí y estaremos a ocho metros del público, además de que habrá suficiente intervalo entre las charlas y actividades para que se puedan desinfectar todos los recintos. En las casetas solo podrá haber una persona y, por supuesto, habrá que llevar mascarillas. Un montón de cuestiones que hemos preparado siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, el Principado de Asturias y el Ayuntamiento de Avilés”.

Todas estas medidas se notarán en el aforo. “Por ejemplo -asegura Diego- el teatro donde celebramos la mayoría de las actividades tiene una capacidad de más de 800 personas pero se ha quedado limitado a 133. La carpa de actividades va a quedarse también muy reducida y en la sala de conferencias, en la que caben 115 personas, se quedará en 21".

El Celsius se caracteriza por sus numerosas actividades al aire libre, que también estarán controladas: “Estamos desarrollando un circuito para las actividades al aire libre, de entrada y de salida. Hay muchas menos casetas que en años anteriores, la sección de firmas de autores se ha separado del resto. Pero queríamos seguir celebrando lo que realmente mueve al Celsius, la fantasía, el terror y la ciencia ficción. En definitiva, la imaginación y la capacidad de narrar historias para recuperar la vida. Tenemos que aprender a convivir con el virus respetando todas las medidas de seguridad”.

Los que más han salido perdiendo serán los niños, ya que se han suspendido las actividades para ellos como los populares talleres infantiles. “Seguimos queriendo ser un festival para toda la familia pero este año, por esas razones de seguridad, las actividades para los niños han quedado prácticamente en nada -confiesa Diego-. Pero seguimos teniendo una amplia oferta para todos los públicos”.

Este año no podrá haber combates de la Escuela Asturiana de Esgrima Antigua, solo exhibición

Clásicos del festival y nuevas secciones

Entre las actividades que se celebrarán, y que ya son clásicos en este festival, destacamos las secciones Letras y Bits (que tendrá un cruce con las jornadas de doblaje), El cine en la calle, La noche de Jesús Palacios, Las series de nuestra vida (dedicada a Digimon y que contará con varios dobladores de la serie original) las actividades del grupo literario y teatral Los hijos de Mary Shelley, el cosplay, las partidas de juegos de rol y las charlas sobre el tema, y la exhibición de la Escuela Asturiana de esgrima Antigua (aunque no habrá combates y el público no podrá participar en la actividad).

En cuanto a las novedades Diego destaca que: “Hemos incorporado secciones nuevas que esperamos que continúen, como una sobre la historia oculta de la música, pensando en la capacidad de la música para contar historias. Hablaremos de anécdotas sobre la música y sobre composiciones con mensajes ocultos. Y es que la música y la fantasía están muy relacionadas. Por ejemplo, la obra de Wagner fue fundamental para que las leyendas nórdicas tradicionales hayan llegado hasta nuestros días”.

“También -añade Diego- va a haber una sección de magia,  ya que intentamos usar todos los lenguajes posibles que tengan que ver con la fantasía, con la imaginación… con esa necesidad de contar historias y de dar forma al mundo”.

El cartel es de Germán García

Como en anteriores ediciones del festival el cartel es de un gran autor español de cómic. “Estamos muy contentos -confiesa Diego-de que Germán García (Oviedo, 1970) nos haya hecho este cartel porque es un autor extraordinario que fue muy popular a finales de los años noventa cuando trabajó para el mercado norteamericano en series tan importantes como La Patrulla X o Superman”.

“Durante un tiempo se retiró del mundo del cómic –añade- y ahora está regresando con trabajos como una miniserie de Barbarella o un número de Hulk. Estamos encantados de que Germán nos haya hecho este regalo en forma de ese cartel, porque es un artista excepcional”.

Cartel del Celsius 232, de Germán García

Los premios Kelvin 505 y Lorna

Como todos los años el festival también concede los premios Kelvin 505 (a lo mejor de la literatura de ciencia ficción), y Lorna (a los mejores cómics del género), que este año han sido para.

PREMIOS KELVIN 505

-Mejor novela juvenil original en castellano publicada por primera vez en España: El efecto Frankenstein, de Elia Barceló (Edebé)

-Mejor novela juvenil traducida al castellano y publicada por primera vez en España: Sed, de Neal y Jarrod Shusterman, con traducción de Pilar Ramírez Tello (Nocturna)

-Mejor novela original en castellano publicada por primera vez en España: Nuestra parte de noche, de Mariana Enríquez (Anagrama)

-Mejor novela traducida al castellano y publicada por primera vez en España: El hambre, de Alma Katsu, con traducción de Natalia Cervera (Alianza)

PREMIOS LORNA

-Mejor cómic nacional de ciencia ficción, fantasía o terror: En otro lugar, un poco más tarde, de David Sánchez, editado por Astiberri.

-Mejor cómic extranjero de ciencia ficción, fantasía o terror: En un rayo de sol, de Tillie Walden, con traducción de Natalia Mosquera, editado por La Cúpula.

Portada de 'En otro lugar, un poco más tarde', de David Sánchez

“La cuarentena ha afectado mucho al sector editorial”

Diego se lamenta de que la cuarentena ha afectado Mucho al sector editorial. “Tener los puntos de venta cerrados durante varios meses ha sido un golpe duro. Por eso en el Celsius queremos dar un escaparate a las editoriales, sobre todo las más pequeñas, para que puedan volver a vender. Para que presenten sus novedades y a sus autores. Que tantas librerías hayan tenido que cerrar sus puertas, aunque haya sido temporalmente, ha sido un golpe tremendo”.

“Por eso precisamente queremos recuperar la actividad en la medida de lo posible, porque el coronavirus sigue ahí, pero la vida tiene que continuar” -asegura.

Además, el festival es un revulsivo económico para la zona y, de hecho, los hoteles han comprobado como la mayoría de la gente ha mantenido las reservas que tenía para esas fechas. “Quién quiera y pueda venir será para celebrar la imaginación y la capacidad de las historias -asegura Diego-. George R. Martin (Juego de tronos) decía que: “Una persona que no lee solo vive una vida mientras que un lector tiene un millón de vidas; tantas como libros haya leído”.

“Durante el confinamiento, la literatura, la música, el cine, las series…, la cultura en general, ha logrado que esa terrible situación fuera más llevadera. Y por eso queremos seguir adelante con el Celsius 232 y celebrar lo que nos gusta, nos motiva y nos da una razón de ser: las historias, la imaginación… que nos permiten lidiar mejor con la realidad”.

Noticias

anterior siguiente