Enlaces accesibilidad

Sánchez llama a patronal y sindicatos para reconducir el diálogo tras la ruptura por el pacto con Bildu

  • El presidente de la patronal, Antonio Garamendi, ha asegurado que la mesa de diálogo se mantiene en suspenso  
  • "No hay dos gobiernos hay uno, quiero conocer de mi gobierno qué significa ese papel", ha dicho Garamendi

Por
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el Consejo de Ministros
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reunido en el Palacio de la Moncloa en Consejo de Ministros. EFE/EPA/JOSE MARIA CUADRADO JIMENEZ/MONCLOA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hablado con el presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, y con los sindicatos, para intentar reconducir la situación, según ha podido saber TVE, después de que la patronal diera por suspendido el diálogo social, tras el acuerdo con EH Bildu para derogar la reforma laboral, por el que la formación vasca se abstuvo en la votación de la prórroga del estado de alarma, y que ha abierto una brecha en el Gobierno.

La conversación con Garamendi y con los sindicatos, que han confirmado fuentes de Moncloa, se ha producido después de que dos vicepresidentes del Ejecutivo hayan mostrado posiciones contrarias sobre el acuerdo: Pablo Iglesias, en defensa de la primera versión firmada del acuerdo y que apuesta por una derogación íntegra de la norma, y Nadia Calviño, que forzó la rectificación del PSOE poco después del anuncio.

Precisamente tras el Consejo de Ministros de este viernes, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha defendido la "unidad" del Ejecutivo, aunque ha reconocido "distintas sensibilidades", y ha asegurado que el compromiso del Gobierno es con el "diálogo social", que ha calificado como "imprescindible" y con el objetivo de alcanzar un nuevo estatuto de los trabajadores.

Montero: "La intención del Gobierno es la negociación de las cuestiones laborales en el marco del diálogo social"

Montero, sobre Garamendi: "No es un patriota de boquilla"

Así, Montero ha confiado en que el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, reconsidere su intención de "suspender" su presencia en la mesa de diálogo social, y ha apelado a su sentido de Estado: "No es un patriota de boquilla".

También ha dejado  claro que "desde el presidente hasta último ministro" mantienen una relación "fluida y constante" con los agentes sociales. De hecho, "en últimas horas" esos contactos han sido "más insistentes para aclarar cuestiones salidas de contexto o no conocidas por parte de los agentes sociales", ha dicho Montero en relación al pacto con Bildu.

Montero asegura que hay "diálogo fluido" con el presidente de la patronal y que entiende su "sorpresa" ante el acuerdo con Bildu

"Confiamos en su persona, en la CEOE, en Cepyme y en las organizaciones que forman parte del diálogo social y que representan", ha dicho Montero, porque "sin ellos es imposible un proyecto de Estado para España y transitar esta situación de desescalada".

Garamendi, ha continuado Montero, ha antepuesto siempre otros intereses a la hora de sentarse a la mesa a negociar, aunque defendiendo la postura empresarial, y demostrando "responsabilidad y patriotismo". Aunque ha señalado que entiende que Garamendi "se viera en un primer momento sorprendido", ha señalado que "el programa de Gobierno es público y siempre hemos sido transparentes con las medidas que queremos abordar para el futuro".

Garamendi pide explicaciones y ATA suspende el diálogo

Sin embargo, el propio Garamendi ha pedido en una entrevista en TVE que se aclare qué supone el documento firmado por los grupos parlamentarios del PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu. "No hay dos gobiernos hay uno, quiero conocer de mi Gobierno qué significa ese papel", ha dicho Garamendi ante las contradicciones de miembros destacados del Ejecutivo.

La patronal CEOE reclama al Gobierno "el significado" del acuerdo con Bildu para derogar la reforma laboral

Precisamente, Garamendi ha sido preguntado en La Mañana de La 1 por si algún miembro del Ejecutivo le ha llamado para abordar la situación y ha respondido que se reserva esa información. También ha asegurado que conoció el pacto con EH Bildu a través de los medios de comunicación.

Garamendi ha asegurado que quieren reactivar esa mesa que ha quedado en suspenso, pero antes tienen que saber, ha dicho, el significado de ese acuerdo firmado entre los grupos parlamentarios del PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu. "Los que se han levantado de la mesa y han roto el diálogo social no es la patronal CEOE, no son los empresarios, son unos señores que han firmado un papel rompiendo esa mesa", ha dicho.

Por otra parte, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha secundado la decisión de CEOE de suspender el diálogo social con el Gobierno tras la "traición" cometida, a su juicio, con el pacto suscrito por PSOE y Unidas Podemos con Bildu de derogar toda la reforma laboral y no acudirá a ninguna reunión hasta que el Ejecutivo "diga lo que piensa" sobre ese "despropósito" de acuerdo.

"Nosotros, mientras el Gobierno no diga qué es lo que piensa, a qué nos tenemos que atener, no vamos a ir a hacer el primo a una mesa de diálogo social", ha advertido este viernes el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, durante su participación en una encuentro telemático organizado por la Asociación De Empresarias de Cantabria (ADMEC).

"Charco político incomprensible" para CC.OO.

Por su parte, el secretario general del sindicato CC.OO., Unai Sordo, entrevistado también en La Mañana de La1, ha llamado a "recuperar la agenda del diálogo social" cuanto antes, una vez haya sido superada la crisis sanitaria, y en concreto ha remitido a hacerlo después del verano.

En relación al acuerdo firmado por el PSOE y Podemos con Bildu, Sordo considera que "nadie piensa que se vaya a derogar la reforma laboral antes del 30 de junio" y cree que lo que ha ocurrido es que al llegar la crisis sanitaria han cambiado las prioridades. "El acuedo de derogación de la reforma laboral no nace ayer, es un acuerdo de este Gobierno que tiene que llevarse en las negociaciones dentro del diálogo social", ha agregado.

Sordo considera "lamentable" que en estos momentos, en plena pandemia de coronavirus, las medidas extraordinarias aprobadas, en este caso el estado de alama, "se estén convirtiendo en un campo de batalla político bastante impresentable" y que lo que se ha producido es "un charco político incomprensible".

Y mientras, el pulso entre los dos partidos políticos que integran el Ejecutivo, PSOE y Unidas Podemos, por el acuerdo con EH Bildu, sigue este viernes. Después de que el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, insistiera en que lo firmado se centra en derogar "los aspectos más lesivos", el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, uno de los firmantes del acuerdo, ha publicado este viernes un tuit en el que mantiene la posición de Iglesias, y defiende el pacto con Bildu, como "una gran noticia" para millones de trabajadores y sobre la reforma laboral ha asegurado: "Hemos acordado que nos la vamos a cargar".

Noticias

anterior siguiente