Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Primer día de mascarillas obligatorias: "Mis hijos ya se van acostumbrando a llevarlas"

Por
Primer día de uso obligatorio de mascarillas en España

El primer día de mascarillas obligatorias ha estado marcado por la pedagogía: padres que explican a sus hijos la necesidad de protegerse en cada salida y agentes de la autoridad que informan a los ciudadanos sobre la necesidad de acatar esa medida de prevención en espacios públicos o privados, siempre que no pueda garantizarse la distancia de seguridad.

Las imágenes recogidas por TVE en toda España reflejan que el uso de las mascarillas cada vez está más extendido y que la obligatoriedad, efectiva desde este jueves, se cumple en líneas generales.

Las excepciones que establece el BOE respecto a la norma también parecen estar siguiéndose según lo estipulado, y son mayoritariamente los deportistas, los niños menores de 6 años o las personas que por su salud física o mental no pueden llevar mascarilla quienes prescinden de su uso.

La mayoría de ciudadanos cumple con la norma

En la madrileña plaza de Callao, la mayoría de los paseantes han cumplido con el protocolo y no solo han portado la mascarilla, sino que también han mantenido la distancia de seguridad. A lo largo de la mañana varios coches de policía han circulado por la zona para supervisar que la medida se esté llevando a cabo o para recordar a los ciudadanos que el uso de mascarilla es obligatorio.

También en la playa de la Barceloneta los Mossos d’Esquadran han comenzado este jueves con esa labor informativa que durará varios días. Despues, como el resto de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, podrán imponer sanciones que irán entre los 601 y 30.000 euros, dependiendo de la situación.

En el caso concreto de la Barceloneta, una zona especialmente concurrida durante todo el día, la mayor parte de los ciudadanos no llevaban mascarilla a primera hora, aunque se debe, según ha informado una redactora de La Mañana de TVE, a que las salidas tenían sobre todo fines deportivos y en ese contexto el uso de este material de protección no es obligatorio cuando la actividad física implique un esfuerzo excesivo.

Algunos deportistas prescinden de la mascarilla para no fatigarse

Varios corredores, ciclistas u otros deportistas que realizaban yoga o estiramientos por la mañana han asegurado que les “fatiga” utilizar la mascarilla mientras hacen ejercicio. Las llevan guardadas y las utilizan, dicen, al terminar la actividad.

Los deportistas que hagan excesivo esfuerzo pueden prescindir de la mascarilla pero se recomienda llevarla encima

En cambio, en el distrito barcelonés de Nou Barris el uso de mascarilla sí era generalizado por la mañana entre los vecinos que paseaban o hacían recados.

Esa misma imagen es la que deja Málaga, donde un equipo de TVE ha charlado con varios niños que llevaban mascarilla a pesar de que les resulta, han dicho, “un poco agobiante”.

En el caso de los menores, deberán utilizar este material de protección de forma obligatoria los mayores de seis años, mientras que el uso en niños entre los tres y los cinco años es solo “recomendable”.

Niños menores de seis años también la usan

En Granada, varias familias consultadas por RTVE.es y con hijos menores de seis años explican que han optado por llevar a los niños con mascarilla, por prevención.

“Con las mascarillas quirúrgicas es imposible porque se las quita todo el rato, pero ahora tenemos una de tela y sí se la deja puesta porque tiene dibujos de superhéroes. Es supercomplicado porque igual quiere dejársela que no quiere y cuesta mucho convencerlo”, explica Carmen, madre de un niño de cuatro años.

Ana también tiene dos hijos menores de seis años y prefiere que salgan protegidos: “Sé que no es obligatorio, pero prefiero prevenir. Ellos ya se van acostumbrando a llevarlas y las aguantan bien, pero los dejo descansar un poco de ellas en los sitios menos transitados”, señala esta madre.

En estos casos y también en los de niños mayores de seis años es muy importante, opinan los expertos, explicar de forma clara y adaptada a su edad las razones por las que es importante que utilicen la mascarilla, del mismo modo en que durante un tiempo fue importante que no salieran de casa.

Las excepciones: personas con problemas respiratorios o de salud mental

Hay ocasiones en las que esta tarea pedagogía no se puede llevar a cabo, como ocurre con las personas que sufren alguna enfermedad mental, trastorno o discapacidad que les impide comprender la realidad. En estos casos tampoco es obligatorio usar mascarilla.

La abuela de Lucía tiene 82 años y un grado avanzado de alzhéimer que hace “inviable” que pueda llevar mascarilla durante las salidas. Este jueves ambas han salido a pasear, pero solo la joven ha llevado protección.

“Ella solo sale a pasear y por su barrio no hay problema alguno para mantener las distancias de seguridad, pero además no toleraría la mascarilla. Se pondría muy nerviosa”, explica.

Otra excepción que contempla la orden del BOE alude a las personas con ansiedad o las que sufran algún tipo de dificultad respiratoria, ya que el uso de este material que tapa nariz y boca podría agravar las propias patologías.

A mí me cuesta llevar cualquier tipo de mascarilla porque me dificulta la respiración y me sofoco enseguida

“A mí me cuesta llevar cualquier tipo de mascarilla porque me dificulta la respiración y me sofoco enseguida, pero no te queda otra. Te acostumbras cuando llevas un tiempo pero se pasa muy mal. Por ejemplo, en verano no sé cómo podría llevarla porque me asfixia muchísimo”, explica Álvaro, un joven diagnosticado con bronquitis crónica.

Su caso está contemplado dentro de las excepciones, pero él dice que no se arriesgaría a salir sin mascarilla pese a todo. Sabe que se encuentra dentro de la población de mayor riesgo y prefiere no salir o hacerlo con alguna protección.

Noticias

anterior siguiente