Enlaces accesibilidad
Coronavirus | Andalucía

La dura realidad en los barrios más pobres: cientos de familias sin medio de vida y en viviendas minúsculas

Por
¿Cómo afecta la pandemia a los barrios más pobres?

La pandemia del coronavirus ha recrudecido la ya extrema situación que se vivía en los barrios más desfavorecidos, zonas donde limpiar por horas o la venta ambulante eran el único modo de subsistencia para cientos de familias, estos meses confinadas en viviendas minúsculas.

Es el caso de Los Pajaritos, en Sevilla, señalado por las estadísticas como el barrio más pobre de España. Pero la situación es similar en tantos barrios periféricos de tantas ciudades de nuestro país, donde la llamada “normalidad” no era otra cosa que paro y desigualdad, y donde ahora, con la pandemia, llueve sobre mojado. Y las carencias se multiplican.

“Aquí las familias tienen que buscarse la vida, economía de ir tirando como se pueda, echando horas sueltas en un bar, o limpiando, vendiendo chatarra, en general sin contrato. Trabajos que en estos dos meses de estado de alarma no han podido realizar”, relata a RTVE Fernando Armas, portavoz de la Plataforma Cívica Tres Barrios-Amate, “con lo que centenares de familias se han quedado sin ningún ingreso”.

Una situación, insisten, de auténtica emergencia social, paliada estos meses gracias a la iniciativa ciudadana, como las entidades agrupadas en esta Plataforma cívica, otras entidades públicas y privadas o los servicios sociales. Se están repartiendo alimentos y bonos. En Los Pajaritos, de hecho, ha habido colas y colapso de los servicios ante la demanda para cubrir la urgencia.

Un problema estructural que exige soluciones urgentes

Las ayudas puntuales han servido para cubrir las necesidades básicas en estos meses de confinamiento. Pero desde la Plataforma se preguntan qué pasará en la “nueva normalidad”, cuando zonas como esta, ya empobrecidas y precarizadas, tengan que retomar esos trabajos no regulados que eran el único sustento.

Por ello reclaman coordinación entre las administraciones y que se actúe de inmediato con medidas urgentes que vayan al origen de la exclusión. “Se trata de una pobreza estructural que exige ir a las causas, de trabajadores precarizados sin expectativa, de niños sin Internet para poder seguir las clases”, comenta el portavoz de la Plataforma.

“No se trata de caridad, sino de justicia: Pedimos que no se abandone a las personas más pobres y excluidas”, reclama también la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía.

Noticias

anterior siguiente