Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Las CC.AA. piden más autonomía en la desescalada y el Gobierno insiste: se hará con un "marco común"

Por
El Gobierno y las comunidades autónomas discuten la forma de encarar la desescalada

El Gobierno advierte a las comunidades autónomas de que, aunque tendrán un "papel fundamental" en la fase de desescalada, debe haber un "marco común" coordinado por el Ejecutivo para dirigir la transición hacia una "nueva normalidad". El Ejecutivo está estudiando las propuestas enviadas por las autonomías y espera fijar una postura tras la reunión que mantendrá con los responsables técnicos designados por los gobiernos regionales para anunciar el próximo martes, en Consejo de Ministros, cómo se hará la "desescalada asimétrica".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido este domingo con los presidentes autonómicos para abordar una desescalada "asimétrica" del confinamiento por territorios en una reunión por videoconferencia en la que cada uno de ellos ha presentado sus propuestas

Lo ha hecho después de recibir un documento por parte de Sanidad con las recomendaciones para iniciar la transición hacia el desconfinamiento. Sanidad establece que deben cumplirse cuatro garantías para avanzar en la desescalada: la asistencia sanitaria, la vigilancia epidemiológica, la identificación y contención precoz de las fuentes de contagio y las medidas de protección colectiva. Establece, entre otras cuestiones, que las comunidades deben disponer de forma "inmediata" para doblar la capacidad de las UCI y establecer centros de atención primaria para pacientes sospechosos de coronavirus.

A la reunión con los presidentes autonómicos han asistido también el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; la de Defensa, Margarita Robles; el de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos; el de Sanidad, Salvador Illa, y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Teresa Ribera. Tras la reunión, Illa y Ribera ofrecerán por rueda de prensa los resultados de las conversaciones.

A lo largo de la jornada, los distintos presidentes autonómicos han ido trasladando sus planes y consideraciones al Gobierno para la desescalada, adaptada a la situación de los diferentes territorios.

Feijóo, Torra y Urkullu piden gestionar la desescalada

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha reclamado en la reunión una desescalada que las comunidades "puedan modular en función de sus necesidades específicas" y ha pedido no desescalar por provincias, como plantea el gobierno, sino por áreas sanitarias en base a su capacidad asistencial

Frente a esa postura, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Qum Torra, ha vuelto a solicitar la gestión del desconfinamiento puesto que la "centralización" en la fase de confinamiento "no ha funcionado" y "cuanto más cerca de los ciudadanos se tomen las decisiones, mejor".

Por ello, Torra ha planteado tres opciones a Sánchez: que levante el estado de alarma general -como le pidió en el plan que presentó este sábado- que mantenga esta situación solo en algunos territorios o que se permita a la Generalitat ser la autoridad competente.

Por su parte, el lehendakari Iñigo Urkullu, ha pedido la apertura progresiva de la actividad comercial con las mismas limitaciones que los comercios de alimentación y compartir criterio para las cuestiones de mayor incidencia social de cara al verano como la actividad cultural, eventos populares; actividad física y deporte; o la gestión de playas y piscinas.

Las CC.AA. insisten en sus planes de desescalada, pero Sánchez advierte de que el Gobierno fijará las reglas

Los presidentes del PP piden a Sánchez ir al Senado

Por su parte, los presidentes autonómicos del PP han solicitado a Sánchez que traslade al Senado el contenido de las reuniones con los presidentes autonómicos.

Es el caso de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien ha pedido además al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, una estrategia "clara" de desconfinamiento para saber a qué atenerse "semana a semana". Ha solicitado a su vez decretar el luto nacional por los fallecidos y medidas en materia de vivienda y turismo.

El plan del andaluz Juan Manuel Moreno pasa por retomar parte de la actividad económica en mayo. En concreto plantea permitir celebraciones religiosas a partir del 3 de mayo, abrir peluquerías y comercios el día 11, que se puedan hacer funerales sin velatorio desde el 18 y volver a bares y restaurantes desde el 25 de mayo.

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, considera que habría que empezar la desescalada por zonas básicas de salud y priorizar las zonas rurales y sin casos de la España vaciada e implicar a los Ayuntamientos en este proceso. 

El murciano Javier López Miras, ha pedido extremar el control de la movilidad para que la Región de Murcia no se vconvierta "en receptora" de personas contagiadas de otras Comunidad Autónomas cuando se permitan los desplazamientos entre territorios.

Los socialistas reclaman acuerdos para la reconstrucción

Y mientras, algunos barones socialistas se han abierto a pactar acuerdos para la reconstrucción social y económica de sus territorios, postura en la que han coincidio con algunos líderes regionales del PP.

Es el caso del presidente de Aragón, Javier Lambán, quien ha abogado porque se lleve a cabo una "reforma estructural de la economía" que pase por la "simplificación y mejora" de la regulación de las administraciones para así favorecer la reactivación económica después de la pandemia del coronavirus. También se ha mostrado partidario de que los municipios de menos de 5.000 habitantes sean los primeros en beneficiarse del plan de desescalada

El presidente valenciano, el socialista Ximo Puig, ha reclamado un "acuerdo de país", un mensaje de unidad en el que ha coincidido con la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, que ha calificado de fundamental la "unidad y coordinación" de todos.

El presidente de Castilla La-Mancha, Emiliano García-Page, ha incidido en la necesidad de que, aunque las autonomías hagan sus propuestas, haya una especie de "control de vecindad" para que las decisiones en una comunidad no afecten a otras, como por ejemplo, que se permita la movilidad en Madrid. Pide también protagonismo de las comunidades para alcanzar unos pactos por la reconstrucción del país y, para ello, considera conveniente reunir al Consejo de Política Fiscal y Financiera.

El presidente de Asturias, Adrián Barbón, ha pedido que se contemplen, además de las salidas para hacer deporte o caminar, la pesca deportiva, la celebración de mercados al aire libre o el cultivo de huertos. Para ello ha reclamado la "flexibilidad debida" en función de la realidad de cada territorio y que las comunidades tengan un "papel clave" en la definición de la operación.

Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura, ha pedido a Sánchez que los criterios de desescalada sean objetivos, homogéneos, uniformes y transparentes y ha reclamado que en este proceso tengan voz los ayuntamientos.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha afirmado que gestionarán la desescalada desde su propia realidad sanitaria y social pero dentro del marco que defina Sanidad.

Mientras, la responsable del Gobierno balear, Francina Armengol, considera crucial para las Islas la apertura segura de puertos y aeropuertos con criterios sanitarios concretos y ha defendido la toma de decisiones según las circunstancias de Baleares.

Canarias pide reactivar el turismo

Por su parte, el presidente canario, Ángel Víctor Torres, ha defendido que es la comunidad más preparada ya que cumple "con todos los parámetros sanitarios", por lo que ha propuesto al Gobierno que algunas islas como La Gomera y El Hierro salgan antes del confinamiento y con medidas más flexibles. 

Torres se ha declarado preparado para acometer de forma "coordinada, asimétrica y gradual" su plan singularizado de desconfinamiento, que pasa por tratar de reactivar el turismo, un sector vital en todo el archipiélago, y la reapertura de puertos y aeropuertos.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, considera que no se puede diseñar la desescalada desde Madrid dejando "al margen" a las autonomías y ha solicitado también ir abriendo más actividades económicas y otras como la pesca deportiva, atender las huertas, recoger setas, practicar surf o que se abra una parte del comercio como librerías o tiendas de ropa.

Por su parte, en Ceuta y Melilla, prefieren seguir siendo prudentes y continuar con fronteras, puertos y aeropuertos cerrados hasta que no existan garantías sanitarias suficientes.

Noticias

anterior siguiente