Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Trump amenaza con suspender temporalmente la inmigración a Estados Unidos por el coronavirus

Por
Trump amenaza con suspender temporalmente la inmigración a Estados Unidos por el coronavirus

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este lunes a través de Twitter que suspenderá temporalmente la inmigración del país debido a la pandemia del COVID-19, aunque la Casa Blanca ha declinado ofrecer más detalles sobre la decisión.

"A la luz del ataque del enemigo invisible, así como la necesidad de proteger los trabajos de nuestros GRANDES ciudadanos estadounidenses, ¡firmaré una orden ejecutiva para suspender temporalmente la inmigración a los Estados Unidos!", ha afirmado Trump.

Trump ha destacado en repetidas ocasiones durante sus ruedas de prensa diarias las restricciones de viaje que ha impuesto a China y Europa como prueba de que estaba tomando medidas para afrontar la crisis del coronavirus, y su Gobierno ha cerrado las fronteras terrestres con Canadá y México. Además, los consulados y embajadas han limitado sus servicios de visados.

Estados Unidos, con más de 787.000 casos y más de 42.000 muertes, se ha convertido en el país más afectado del mundo. Su economía está estancada debido a la pandemia y más de 22 millones de personas han solicitado las ayudas al desempleo en el último mes.

Sin embargo, la semana pasada su Gobierno aprobó que inmigrantes con visados agrícolas puedan extender sus estadías más allá de los tres años permitidos y que puedan cambiar de empleador para evitar así una crisis en la cadena de suministro de alimentos

La campaña de Trump para frenar la inmigración

Trump llegó a la Casa Blanca en 2016 en parte gracias a su promesa de frenar la inmigración mediante la construcción de un muro en la frontera de EE.UU. con México. El mandatario y sus asesores han tomado medidas contra las entradas en el país. Por ejemplo, han suspendido leyes migratorias y se deporta de inmediato a México a todos los solicitantes de asilo y los inmigrantes sin papeles que cruzan su frontera. 

El pasado 10 de abril, el diario estadounidense The Washington Post reveló que el Gobierno de Trump había expulsado a 10.000 inmigrantes desde el inicio de la crisis por el coronavirus amparado en las normas de emergencia adoptadas para evitar su propagación, saltándose los procedimientos habituales de las leyes migratorias.

Defensores de los derechos de los inmigrantes han manifestado su preocupación de que el Gobierno mantenga las medidas de emergencia con las que ha suspendido leyes migratorias más allá de la crisis del coronavirus.

El abogado Charles Kuck, del bufete especializado en inmigración Kuck Baxter, ha dicho en Twitter que la Justicia determinará que una orden de Trump en este sentido es "completamente ilegal".

"Mientras nuestro país lucha contra la pandemia, mientras los trabajadores arriesgan sus vidas, el presidente ataca a los inmigrantes y culpa a otros de sus propios fracasos", ha dicho la excandidata demócrata Amy Klobuchar en la misma red social.

Noticias

anterior siguiente