Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Wuhan revisa la cifra de muertes y añade 1.290, un 50% más de las anunciadas

Por
Varios clientes cenan en una terraza de un restaurante de Wuhan
Varios clientes cenan en una terraza de un restaurante de Wuhan Hector RETAMAL / AFP

El foco de la pandemia de coronavirus de la ciudad de Wuhan ha revisado este viernes el número de muertes provocadas por la enfermedad en la urbe y ha añadido 1.290 más a las 2.579 anunciadas hasta el momento, hasta alcanzar las 3.869, según ha informado la agencia estatal china de noticias Xihnua.

La propia Comisión Nacional de Salud había informado apenas tres horas antes de que el número total de muertos en Wuhan se situaba en 2.579 mientras que en la provincia de Hubei se elevaban a 3.222 los fallecidos.

[¿Qué es el coronavirus? ]

Según Xinhua, el Gobierno municipal de Wuhan ha revisado también al alza el número total de casos de coronavirus, aunque el porcentaje de aumento es menor: 325 casos más hasta los 50.333 frente a los 50.008 de los que había informado la Comisión Nacional de Salud horas antes.

En una notificación, indica la agencia estatal, el centro general para el control y la prevención de la pandemia de la municipalidad de Wuhan ha dicho que "las revisiones se han hecho de acuerdo a las leyes y regulaciones, así como al principio de ser responsable ante la historia, el pueblo y los fallecidos".

"Esto asegura que la información sobre la pandemia de la COVID-19 en la ciudad es abierta y transparente, y que los datos son precisos", afirma la notificación, según Xinhua.

Motivos del baile de cifras

Además, señala cuatro razones para las "discrepancias" de los datos. La primera es que "un creciente número de pacientes al principio de la epidemia desbordó los recursos médicos y la capacidad de admisión de las instituciones médicas" por lo que "algunos pacientes murieron en su casa sin ser tratados en los hospitales".

La segunda argumenta que en el apogeo de la epidemia en Wuhan, los hospitales operaron "más allá de sus capacidades" y el personal médico "estaba absorto por salvar y tratar a los pacientes", lo que resultó en que se informase de forma "tardía, con omisiones y errónea".

La tercera razón asegura que, debido al rápido crecimiento de los hospitales designados para tratar a los pacientes de COVID-19 -incluidos provinciales, municipales, privados y construidos temporalmente-, "unas pocas instituciones médicas no se vincularon a la red de información epidémica y fallaron en informar de sus datos a tiempo".

Y el cuarto argumento afirma que la información registrada sobre los pacientes fallecidos "fue incompleta y había repeticiones y errores" en los reportes suministrados.

China mantiene la reducción de casos

Los nuevos casos de coronavirus han bajado en China hasta 26 este jueves, 15 de ellos procedentes del exterior, frente a los 46 y 34 respectivamente registrados el día anterior, ha informado el viernes la Comisión Nacional de Salud.

De esta forma, el país asiático mantiene la reducción iniciada el martes de los llamados casos "importados", después de que en los tres días anteriores se registrase un significativo repunte provocado por nacionales chinos llegados desde Rusia.

El pasado 11 de abril se diagnosticaron 97 casos "importados" de los 99 totales; el 12, 98 de 108; y el 13, 86 de los 89 totales, mientras que el martes esta cifra bajó a más de la mitad y se contabilizaron 36 de 46. El total de casos confirmados procedentes del exterior se sitúa en 879, estando 45 de ellos en estado grave.

En las últimas 24 horas se han registrado 11 nuevos contagios a nivel local, cinco en la provincia meridional de Cantón, tres en la septentrional de Heilongjiang, fronteriza con Rusia, dos en Shandong (este) y uno en Liaoning (noreste).

No se ha producido ningún nuevo fallecimiento, 52 pacientes han sido dados de alta y se han reducido seis casos graves, mientras que 412 contactos cercanos a los infectados que estaban en observación médica dejaron de vigilarse.

El PIB de China se contrae un 6,8% en el primer trimestre del año

La economía de China se ha contraído un 6,8% en entre enero y marzo con respecto al año anterior, según los datos oficiales. Se trata del primer descenso de este tipo desde 1992, cuando se iniciaron los registros trimestrales del Producto Interior Bruto (PIB). 

En términos intertrimestrales, el PIB ha caído un 9,8% en los tres primeros meses del año, según la Oficina Nacional de Estadística.

La histórica caída de la segunda economía más grande del mundo viene tras los esfuerzos para contener el coronavirus, que llevó al cierre de fábricas, transportes y comercios.

Aunque China ha tenido la epidemia en gran medida bajo control, las autoridades están preocupadas por una posible segunda ola de infecciones y los analistas advierten que podrían pasar meses antes de que la economía se recupere a niveles normales.

Noticias

anterior siguiente