Enlaces accesibilidad
Coronavirus

El virólogo García-Sastre: "Es el momento" de pactar cómo producir la vacuna para "que llegue a todo el mundo"

Por
El virólogo García-Sastre, en RTVE: si suben los contagios con la vuelta de la actividad económica "hay que recuperar las medidas retiradas"

El jefe de patógenos emergentes del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, Adolfo García Sastre, ha asegurado en una entrevista en RTVE que una vez que se descubra la vacuna, habrá que producirla, y que es ahora cuando los gobiernos deben ponerse de acuerdo en la forma de hacerlo. Señala que si la vuelta de la actividad económica repunta los contagios, habrá que recuperar las medidas retiradas.

El experto añade que España está mejor preparada para reaccionar ante una posible segunda ola de casos, pues sabe "lo duro que puede ser este virus y las medidas de confinamiento se implantarían antes”. Asimismo, aclara que la tasa de mortalidad que se da en el mundo no es real, y no lo será hasta que no haya datos fiables de cuánta gente puede haberse infectado.

PREGUNTA: A partir del lunes se recupera parte de la la actividad económica no esencial, ¿es un riesgo?

RESPUESTA: Hay que tomar las medidas poco a poco. Ha bajado el número de casos, ahora hay que empezar a bajar el confinamiento y monitorizar que el virus no vuelve a prender. Y no sabemos cómo se comportará hasta una semana después de modificar las medidas. Se trata de ir abriendo poco a poco, ver en una semana si los casos siguen bajando o de algún modo vuelven a subir. En caso de que suban hay que recuperar las medidas retiradas, y si siguen bajando abrir y abrir más medidas hasta la vuelta a la normalidad.

Puede pasar que las cosas vuelvan más o menos a la normalidad en verano

Eso no va a acabar con la circulación del virus, pero si esa circulación es pequeña y no da lugar a una gran cantidad de casos severos que se acumulen en el hospital pues al menos se puede manejar. Hay que ir siguiéndolo todo el rato para estar seguros de que no vuelva a prender. Puede pasar que las cosas vuelvan más o menos a la normalidad en verano, pero que luego en invierno vuelva a subir el número de casos. Por eso es importante seguir vigilando que los casos no van aumentando en ningún momento para saber si hay que poner más medidas de confinamiento o no.

P. Cuando empiecen a relajarse las medidas, ¿es inevitable sufrir nuevas oleadas, nuevos picos de contagio?

R. Hay que tener en cuenta tres cosas para la posibilidad de una nueva ola. Lo primero es el número de casos que han sido infectados, que no lo sabemos, y que pueden tener inmunidad frente al virus. Si son muchos, entonces la capacidad del virus de propagarse como lo ha hecho hasta ahora, es mucho menor. Porque hay mucha gente resistente. Eso se puede averiguar si se hacen test serológicos a la mayor parte del mundo o a una parte de la población representativa para estimar cuántos casos puede haber que tengan inmunidad natural. Si hay muchos es improbable que haya una ola tan grande como la primera.

Al tener el virus bajo vigilancia, en cuanto prenda hay que implementar medidas de confinamiento fuertes, antes de que vuelva a circular, de forma que sea menor esa segunda ola que la inicial.

Tercero, si tuviéramos ya una vacuna disponible para esa segunda ola. Va a ser difícil, pero de esa forma el número de contagiados sería menor porque habría muchos inmunizados. En cualquier caso creo que se puede afrontar mucho mejor una segunda ola, porque por lo menos está todo el mundo mentalizado, saben lo duro que puede ser este virus, y las medidas de confinamiento se implantarían antes, en cuanto se viera que hay mucha más gente que empieza a contagiarse.

China dice haber desarrollado "con éxito" una vacuna contra el coronavirus

P. ¿En qué fase estamos en cuanto a la elaboración de una vacuna?

R. Han entrado ya en ensayos clínicos Estados Unidos y China, con dos vacunas distintas pero basados en la expresión de la misma proteína del virus. No se sabe cuál es mejor o cuál es peor, y no se va a saber si son eficaces o no al menos un año desde que han iniciado los ensayos clínicos. Me imagino que según vayan pasando las semanas habrá otras vacunas que van a entrar en ensayos clínicos, y eso dará lugar a que dentro de un año haya vacunas evaluadas y se pueda escoger cuál es la adecuada para producirla en grandes cantidades y que tenga una eficacia razonable.

Ahora es el momento para que los líderes del mundo se pongan de acuerdo en cómo se va a transferir la tecnología de un país a otro. La prioridad del país que desarrolle la primera vacuna va a ser inmunizar a sus propios ciudadanos, es normal, pero ¿cómo se va a transferir la tecnología a otros países? ¿Qué compañías van a producirlas en esos países? Es momento de hablarlo ahora, y no dentro de un año cuando haya una vacuna y no sepamos cómo compartirla.

P. ¿En esto hay coordinación mundial, están compartiendo información los países que trabajan en esa inmunización, o hay competición?

R. La información creo que se comparte. No es problema. Lo complicado va a ser hacer tecnología disponible y tener los sitios para producir las vacunas y poder inmunizar a la gente. Es lo mismo que con el diagnóstico, pero más complicado. Los test no precisan de tanto cuidado, pues no se inyectan, si están mal no te van a producir un efecto adverso. La tecnología de la vacuna es más difícil y hay que tener a punto la producción si una vacuna se consigue para tener la capacidad de inmunizar a un país.

Lo complicado va a ser hacer tecnología disponible y tener los sitios para producir las vacunas

P. ¿Será el momento de que la OMS tenga mayores poderes de actuación, de implementación de protocolos?

R. Es cuestión de los líderes políticos. Alguien tiene que producirla. Si no se tiene un sitio dónde se pueda producir, la OMS puede decir 'tenéis que compartirla', pero si un país no tiene la capacidad de producirla para todo el mundo, y hay países donde no se pueden producir porque no se ha preparado la capacidad de producción, ya tenemos el problema. Cada país tiene que valorar si tiene la capacidad necesaria de producir internamente la vacuna, aunque la hayan logrado en otro país. Si no, vamos a estar expuestos a tener que comprar la vacuna. ¿Cómo una compañía va a decidir a quién darle la vacuna? No es tan fácil fabricar una vacuna para toda la población mundial.

P. ¿Está sobredimensionada la letalidad del virus?

R. Es una de las razones por la que las tasas de mortalidad son tan distintas en distintos países. Las mortalidad no es tan alta como se está barajando, pero tampoco es posible saber hasta qué punto es de baja, puesto que no sabemos con toda seguridad cuánta gente ha sido infectada.

Noticias

anterior siguiente