Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Crece la preocupación en Brasil por el aumento de muertes con coronavirus

Por
Un sepulturero en el cementerio de Cajú, en Río de Janeiro
Un sepulturero en el cementerio de Cajú, en Río de Janeiro EFE/ Antonio Lacerda

El ministro de Sanidad brasileño, Luiz Henrique Mandetta, ha mostrado preocupación por el número de contagios y fallecimientos con coronavirus en el país latinoamericano, así como por el suministro de equipos de protección, equipos médicos y ventiladores.

Actualmente, Brasil es el país de América Latina más afectado por el Covid-19. En las últimas 24 horas, ha sumado otros 39 fallecidos por la pandemia de coronavirus, con lo que el total de muertes se ha elevado a 240, en tanto que el número de casos confirmados ha alcanzado los 6.836, según el Gobierno. "Esos números aumentarán y mucho en las próximas semanas", ha afirmado Mendetta.

"China es la principal productora y el mundo se acostumbró a comprar en China unas máscaras que costaban centavos y ahora están costando más de un dólar", ha dicho Mandetta, quien ha insistido en que, ante esa escasez, las restricciones al contacto entre personas son la medida más eficiente para impedir el colapso del sistema sanitario.

El ministro ha recordado que el número de casos confirmados es menor que el número real de infectados y ha destacado también su inquietud por la salud de la población indígena de Brasil, en la que se puede expandir la propagación del virus.

Bolsonaro habla con Trump y anuncia medidas ante un "problema mundial"

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha anunciado este miércoles nuevas medidas de apoyo financiero frente al coronavirus, a la que ahora califica de "problema mundial", tras haber conversado con su homólogo de EE. UU., Donald Trump.  Bolsonaro, quien insistía en llamar a la pandemia como "gripecita", ha moderado el tono para admitir en un pronunciamiento en cadena nacional que se trata del "mayor desafío de esta generación".

Brasil, el país más afectado por el coronavirus en América Latina

Así, Bolsonaro ha anunciado un nuevo paquete financiero de apoyo a medidas para "la manutención de empleos", que es una de sus obsesiones en medio de la pandemia, y en favor de Gobiernos regionales y municipios. El monto total de estas nuevas ayudas será en torno a los 110.000 millones de reales (unos 22.000 millones de dólares).

El llamado Programa de Emergencia de Mantenimiento del Empleo permite a las empresas reducir los sueldos y jornadas de trabajo de sus empleados en un 25 %, 50 % o 70 % por hasta tres meses, así como la suspensión del vínculo laboral por un periodo de hasta dos meses.

En caso de la suspensión provisional del contrato por dos meses, la empresa se compromete a garantizar el vínculo laboral al menos los 60 días siguientes. El Gobierno, por su parte, ofrecerá subsidios a los trabajadores a los que se les haya reducido el salario por el mismo período en que dure la restricción.

El Ministerio de Economía estima que unos 24,5 millones de trabajadores formales se verán afectados por medidas de reducción laboral o suspensión contractual y, por lo tanto, serán beneficiados con las medidas anunciadas

Primer contagio de la población indígena

Brasil ya ha confirmado este miércoles el primer caso de coronavirus en la población indígena tras el contagio de una mujer de 20 años de la etnia Kokama, en el estado de Amazonas (norte), según han informado fuentes oficiales.

La paciente ejerce como Agente Indígena de Salud en la región del municipio de Santo Antonio do Içá, a unos 200 kilómetros de la frontera con Colombia, según ha señalado la Fundación Nacional del Indio (Funai) de Brasil.

Los pueblos indígenas de la Amazonía son grupos especialmente vulnerables a la aparición de nuevas enfermedades, y en este sentido, organizaciones de la sociedad civil han pedido al Gobierno medidas especiales para proteger a este colectivo del coronavirus.

El Gobierno de Brasil ha decidido restringir los servicios de salud y seguridad que eventualmente ofrece a los indígenas no contactados de la Amazonía, a fin de mantenerlos alejados del coronavirus. Según la Funai, el Ministerio de Salud ha intensificado las acciones de vigilancia de enfermedades gripales y síndromes respiratorios en la región. 

En la actualidad, las pueblos originarios también sufren con los incendios, los asesinatos de sus líderes y la deforestación de sus tierras, detrás de los cuales se sospecha que hay redes mafiosas que operan en la cuenca amazónica.

Noticias

anterior siguiente