Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Médicos jubilados y estudiantes sanitarios se ponen la bata para frenar la pandemia: "Nuestro deber es ayudar"

Por
Imagen de sanitarios en un centro hospitalario EFE

La curva de contagios sigue aumentando en España y empiezan a faltar manos para luchar contra el coronavirus pero en primera línea están médicos, enfermeras, anestesistas, auxiliares.

El personal hospitalario se quedará corto en las próximas semanas, lo que ha obligado a Sanidad a recurrir a jubilados, residentes MIR y estudiantes de final de carrera: más de 50.000 profesionales que se irán incorporando de forma gradual al Sistema Nacional de Salud (SNS), como ha anunciado el Ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Una medida que ven con buenos ojos los sindicatos médicos siempre que se priorice a profesionales con experiencia y los voluntarios no cubran puestos críticos.

Uno de los colectivos que más acusa la presión es el de las enfermeras. "La carga de trabajo es brutal, llevo ocho días seguidos y los que me quedan", nos cuenta Laura Villaescusa, enfermera en el Hospital Universitario La Paz, en Madrid. Destinada en la planta de neurocirugía, se presentó voluntaria para ayudar donde más falta hacía: en la UCI de enfermos por Covid-19.

"Ahora mismo allí somos siete enfermeras y se necesitan mínimo nueve", afirma Laura. "Toda ayuda es poca y las estudiantes de enfermería podrían ser útiles para atender en planta a otros enfermos, los casos menos graves".

No solo es que haya poco personal sanitario. Es que además están cayendo enfermos, porque su exposición al virus es total. "Tenemos que entrar muchas veces en las habitaciones, y al final para asear o mover a un enfermo tenemos que usar nuestro cuerpo, corremos mucho riesgo" recuerda Pilar Alcalá, una auxiliar de enfermería en La Paz que dice no haber vivido una situación como esta en sus trece años de experiencia.

Estudiantes se ofrecen para ayudar

Es el caso de la extremeña Ana Macías, alumna de cuarto de Enfermería. Sus prácticas en un hospital madrileño se paralizaron por el coronavirus. Entonces, pensó en ayudar: "Un chico de mi clase me contó que en el hospital donde trabajaba, en Brunete, necesitaban personal. Ahora estoy ahí de refuerzo con auxiliares y enfermeras."

En el hospital privado donde colabora aún no han llegado casos de coronavirus, pero se espera que lo hagan en los próximos días. Y aunque apenas tenga experiencia, Ana, de 22 años, tampoco tiene miedo: "cualquiera que haya escogido esta carrera por vocación creo que no se lo piensa, porque estamos viendo que nuestros compañeros están hasta arriba, no pueden más. Necesitan descanso y además están cayendo también".

"Nuestro deber como médicos es ayudar cuando se necesita"

Otra voluntaria con quien ha podido contactar RTVE.es es Marina López, de 24 años, y estudiante MIR en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. "Nuestro deber como médicos es ayudar cuando se necesita", dice esta recién graduada que se ofreció a colaborar en la crisis del coronavirus a través de un formulario en la web del Colegio de Médicos de Madrid.

Ahora, espera que contacten con ella para ver dónde puede ser de más ayuda . "Quizás en los hoteles medicalizados o donde haya pacientes menos graves, porque no dejamos de ser personas que acaban de empezar y no podemos encargarnos de casos de gran complejidad, pero sí podemos descargar un poco del trabajo más sencillo a otros médicos", explica Marina.

Sanitarios jubilados

Frente a los que tienen menos experiencia, los que acumulan años de profesión, como Cristeto Alameda, un cirujano maxilofacial de 75 años ya retirado pero dispuesto a arrimar el hombro para frenar la pandemia.

"Yo viví una epidemia de cólera en Valencia, pero era algo totalmente diferente. Tenía una evolución muy rápida y era más fácil de combatir... esto es más traicionero", asegura. Es consciente de que su edad está dentro del factor de riesgo, pero eso no le ha frenado. "No tengo miedo, me gustaría ayudar donde fuera, dentro de mis limitaciones."

De momento Sanidad no contempla recurrir a los jubilados de más de 70 años, pero el doctor Alameda cree que él podría resultar útil: "No puedo estar en una UCI, pero sí hacer tests a los enfermos o clasificarlos según la sintomatología de la gravedad. Podría recibir a pacientes, auscultarlos o tomarles la temperatura."

¿Cómo presentarse voluntario?

En cada comunidad autónoma, las consejerías de Sanidad y los colegios profesionales están creando registros para reclutar voluntarios. Desde el Colegio de Médicos de Madrid dicen haber recibido un aluvión de solicitudes de todo tipo de perfiles. Desde médicos jubilados, estudiantes y opositores hasta profesionales de otras áreas, como fisoterapeutas o dentistas. También muchos médicos extracomunitarios, que al no tener homologación del título no podrán ejercer.

A través de las redes sociales y una dirección de email (voluntarios.coronavirus@ucm.es) la Universidad Complutense de Madrid también busca biólogos y graduados en anatomía patológica para poner en marcha un laboratorio de diagnóstico de coronavirus. La idea es ayudar con la identificación de nuevos casos, ya que ahora mismo se están haciendo más de 8.000 test diarios.

 

 

Noticias

anterior siguiente