Enlaces accesibilidad

Coronavirus

¿Cómo evitar contagiarse por el coronavirus en el supermercado?

Por
Salir a la calle para hacer la compra es una de las pocas actividades permitidas fuera del hogar durante la cuarentena
Salir a la calle para hacer la compra es una de las pocas actividades permitidas fuera del hogar durante la cuarentena. iSTOCK

En tiempos de coronavirusun acto tan cotidiano como hacer la compra puede convertirse en una experiencia difícil de gestionar, aunque si tomamos las medidas oportunas, el riesgo de contagio se reduce significativamente. Salir a la calle para comprar productos básicos es una de las pocas actividades permitidas fuera del hogar durante la cuarentena, así que tarde o temprano hay que acabar pasando por un supermercado o una tienda. A continuación, puedes encontrar una serie de consejos para aumentar tu seguridad cuando lo hagas:

Cuanto menos, mejor: 

Esta es la primera regla básica. Mientras dure la cuarentena, hay que ir a la compra solo lo imprescindible. En juego está nuestra salud y la de todos los que nos rodean. Eso sí, cuando lo hagamos, iremos siempre solos, salvo que acompañemos a una persona dependiente.

Sin síntomas: 

Los principales síntomas del Covid-19 son: fiebre, dificultades para respirar y tos. En el momento en el que aparezca alguno de ellos, debemos permanecer en casa a toda costa, a pesar de que puedan parecer leves (por supuesto, en el momento en el que se agraven, hay que buscar ayuda sanitaria). Esta obligación también es extensible a los dueños y trabajadores de los establecimientos comerciales.

Planifica:

Conviene ser muy eficiente a la hora de realizar nuestra visita al supermercado. Cuanto menos tiempo pasemos allí, menor será la probabilidad de contagio. En este sentido, es muy importante elaborar una lista de la compra antes de ir, para saber exactamente lo que necesitas y no perder más tiempo del necesario.

Recuerda que el abastecimiento está asegurado y, por tanto, no debemos coger más que lo nos haga falta para no terminar desperdiciando lo comprado.

Distancia de seguridad:

El distanciamiento social es la medida más efectiva para frenar el avance de la pandemia. Mantén siempre, como mínimo, metro y medio de separación con las personas con las que te encuentres. Si se trata de un establecimiento pequeño, debemos entrar de uno en uno y esperar nuestro turno en la puerta, siempre manteniendo esa distancia de seguridad, para evitar las aglomeraciones en el interior.

Carros y cestas:

No utilices ni los carros de los supermercados ni las cestas, ya que pasan por numerosas manos y suponen un foco potencial de contagio. Lo más recomendable es que cada uno lleve sus propias bolsas. Una vez en casa, nos desprenderemos de estas bolsas y las dejaremos en la zona de reciclaje. Ahora no es el momento de reutilizar. Si las bolsas son de tela, que vayan a la lavadora. Por supuesto, hay que lavarse concienzudamente las manos antes y después de hacerlo.

La secuencia sería la siguiente: cuando lleguemos a casa, nos lavamos las manos, sacamos los productos, nos desprendemos de las bolsas y volvemos a lavarnos las manos. Es fundamental no tocarse la cara, la boca o los ojos con las manos sin lavar. También es conveniente desinfectar las superficies donde han estado colocadas las bolsas. Con agua y lejía es suficiente.

Paga con tarjeta:

Evita pagar con dinero en efectivo. Hay muchas cosas que aún se desconocen sobre el coronavirus, pero sí que se sabe que se mantiene sobre el papel, el cobre y otras superficies metálicas. Si siempre pagas con tarjeta, reducirás el riesgo de contraer la enfermedad.

El uso de guantes solo es necesario para elegir fruta, verdura y otros productos frescos que no disponen de envoltorio.

El uso de guantes solo es necesario para elegir fruta, verdura y otros productos frescos que no disponen de envoltorio. EFE

¿Mascarilla y guantes?

Llevar mascarilla si no estás enfermo no es una medida especialmente efectiva si mantienes la distancia de seguridad antes indicada. Solo necesitarás estar relativamente cerca de la cajera o el cajero, que cuando te atiendan deberían llevar mascarilla. 

Tampoco es necesario el uso de guantes, salvo para elegir la fruta, verdura y otros productos frescos que no disponen de envoltorio. No hace falta ponernos guantes para coger envases, pero recuerda que después no debes tocarte la cara sin haberte lavado las manos.

Si estás en un pequeño comercio, exige que quien te atienda, además de mascarilla, para manipular productos frescos se ponga guantes, que debe cambiar constantemente si con ellos toca dinero u otras superficies. También, cuando se los quite, pide que se lave con gel hidroalcohólico.

¿Hay que lavar los productos frescos?

Conviene lavar frutas y verduras bajo un chorro de agua, aunque también puedes poner líquido desinfectante alimentario. Si lo haces, después debes lavar de nuevo el alimento para eliminar este producto.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha asegurado que el coronavirus no se transmite por la comida, "pero sí hay posible contagio por manipular el alimento de forma incorrecta".

Noticias

anterior siguiente