Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Los Mossos controlan los accesos a Igualada y a otros tres municipios de Barcelona confinados por el coronavirus

Por
Los Mossos controlan los accesos a Igualada y a otros tres municipios confinados por el coronavirus

Los Mossos d'Esquadra controlan los accesos a Igualada, y a otras tres localidades de Barcelona, Vilanova del Camí, Santa Margarida de Montbui y Òdena, que desde esta pasada medianoche están confinados por orden de la Generalitat para evitar la propagación del coronavirus.

La policía catalana ha cortado todos los accesos a estas localidades, donde viven unas 70.000 personas, y alrededor de un centenar de efectivos realizan un minucioso control de los vehículos que quieren entrar o salir, en el marco de este plan denominado Oris, que según fuentes policiales a Efe, no ha registado ninguna incidencia destacable en las primeras horas, más allá de las largas colas.

[Sigue minuto a minuto la actualidad sobre el coronavirus]

Los agentes solo permiten el paso de camiones de mercancía, alimentación y también de farmacia, según ha explicado la periodista de TVE, Marta Sugrañes, vecina de Igualada, en Los Desayunos de TVE. La localidad ha amanecido con menos actividad de la habitual, debido también a la suspensión de la actividad docente, aunque se han visto colas en los supermercados. 

Sanciones de más de 3.000 euros

La Generalitat recomienda a los vecinos que permanezcan en sus domicilios hasta el final de la afectación, una medida que estará en vigor, al menos, durante catorce días o hasta que se decrete una nueva resolución que modifique o deje ésta sin efecto.

Desobedecer el confinamiento, según han informado los Mossos, puede conllevar multas de más de 3.000 euros y una pena privativa de libertad por desobediencia a la autoridad.

Dentro del perímetro de confinamiento, los ciudadanos sí que pueden moverse, pero desde el Govern se pide a las personas afectadas que minimicen su actividad para frenar cuanto antes la escalada de casos de coronavirus, que afecta especialmente al Hospital de Igualada, donde han fallecido tres pacientes con coronavirus y hay medio centenar de infectados, la mayoría personal sanitario. 

La consellera de Salud, la igualadina Alba Vergés, ha asegurado por su parte que se garantizará el suministro de alimentos y otros productos en la región, así como la prestación de servicios esenciales.

Precisamente, una de las personas confinadas en Igualada, según recoge Europa Press, es la consellera catalana de Empresa y Conocimiento, Angels Chacón,quien según fuentes de la Conselleria no está infectada, pero ha decidido permenecer allí de forma voluntaria por motivos familiares y sigue trabajando a distancia gestionando las afectaciones en mercancías y proveedores por el brote de Covid-19.

El alcalde de Igualada pide más médicos

Por su parte, el alcalde de Igualada, Marc Castells, ha reclamado que la Generalitat envíe más médicos al hospital de la ciudad, porque la situación en ese centro es "desesperada" y los profesionales "están exhaustos" debido al brote de coronavirus.

En declaraciones a Catalunya Radio recogidas por Efe, Marc Castells, ha reiterado que faltan médicos de urgencias y de medicina interna y personal de enfermería, si bien ya se han ofrecido muchas profesionales en las últimas horas.

El Hospital de Igualada sigue operativo aunque se ha optado por aplazar y reprogramar cirugías no imprescindibles además de derivar algunas patologías a otros centros sanitarios, según ha explicado el portavoz del Sistema de Emergencias Médicas, Josep Maria Soto, en rueda de prensa en Barcelona recogida por Efe. Además, ha precisado que en la zona de confinamiento se ha habilitado un corredor para que los profesionales sanitarios y pacientes que necesiten trasladarse puedan hacerlo.

Natalia, dependienta de una panadería de Igualada, ha denunciado esta mañana en Radio Nacional que la población estaba saliendo de su casa con normalidad a pesar del llamamiento de las autoridades a reducir al máximo la actividad.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Natalia, dependienta en Igualada, denuncia la normalidad a pesar del confinamiento

El plan de confinamiento de Igualada y otras tres poblaciones del entorno establece, según recoge Efe, tres grupos de actuación para los Mossos: el primero se ocupa del "control perimétrico", otro se dedica a "asistir a la ciudadanía" y el tercero es para "acompañar" a efectivos de servicios básicos como la limpieza de calles o el abastecimiento de alimentos.

Uno de los escenarios en los que está trabajando la policía autónomica, según el comisario jefe de los Mossos, Eduard Sallent, es un "cierre global" en Cataluña, en caso de que la crisis sanitaria avance en esta comunidad. Un cierre global "no sería tan dificultoso como cerrar varias ciudades", ha asegurado en una entrevista a Catalunya Ràdio recogida por Efe.

Noticias

anterior siguiente