Enlaces accesibilidad

Coronavirus

El FMI asegura que el crecimiento mundial será inferior al 2019 por el coronavirus

  • Los 189 países del FMI cooperan juntos en la elaboración de una respuesta ante el coronavirus que no lastre a los mercados
  • El FMI no ha querido valorar si la continua caída de la economía motivada por el virus puede llevar al mundo a una recesión

Por
El presidente del Grupo del Banco Mundial, David Malpass y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, en conferencias de prensa durante las Reuniones Anueales.
El presidente del Grupo del Banco Mundial, David Malpass y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, en conferencias de prensa durante las Reuniones Anueales. EFE / ERIK S. LESSER / ERIK S. LESSER

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) han comparecido en rueda de prensa para explicar los posibles escenarios que puede dejar en los mercados la expansión del coronavirus a nivel mundial. Ambos admiten que "en cualquier caso" el crecimiento del PIB mundial estará por debajo del 2,9 % que se registró en 2019.

Según la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, la continua propagación del coronavirus COVID-19, llevará a la economía de todo el mundo a experimentar un crecimiento global por debajo de los niveles que se registraron en 2019.

Esto lleva a manejar "otros escenarios" más adversos para sus nuevas previsiones económicas. Datos que se conocerán el próximo mes de abril. "Nuestro escenario base ya no se aplica. Analizamos escenarios más adversos", ha reconocido la directora gerente del FMI en la rueda de prensa compartida con el presidente del Banco Mundial, David Malpass

Georgieva reconoce que el virus es una amenaza para todas las economías y que por ello, el FMI volverá a revisar sus pronósticos a la baja en los próximos días. 

[Última hora sobre el coronavirus]

La expansión del virus frena el crecimiento mundial de la economía 

En enero, el Fondo había estimado un crecimiento a nivel global para 2019 del 2,9 % y un 3.3 % para 2020, aunque en febrero ya rectificó después de que el virus entrase en Europa y redujo el avance de la economía en 0,1 puntos porcentuales del crecimiento para 2020. 

"El crecimiento de este año caerá por debajo del año pasado", ha admitido Georgieva en la rueda de prensa celebrada en Washington, aunque se ha negado a decir si finalmente el virus puede llevar al mundo a una recesión. 

"En el caso de China, hemos recibido informes alentadores por parte de las autoridades sobre el reinicio de la producción, que actualmente rondaría el 60% y se espera que en las próximas semanas alcance entre el 90% y el 100%", ha indicado. 

"La duración del brote en este momento es difícil de predecir" añade la presidenta del FMI, que además mantiene que las medidas para mitigarlo juegan un papel clave en cuanto en la determinación del impacto económico. 

La coordinación y cooperación entre países son claves para elaborar una respuesta

"Los 189 países miembros del FMI están unidos para abordar los desafíos mundiales relacionados con la epidemia del coronavirus COVID-19 y extendemos muestras condolencias a todos los afectados", ha asegurado Kristalina Georgieva.

Hace pocos días, ambas instituciones en un comunicado admitieron que serán puestos a disposición todos los instrumentos necesarios para paliar el impacto en los mercados lastrados por la expansión del virus y la incertidumbre sobre qué escenario seguirá en el futuro. 

"El impacto económico y financiero también se ha sentido a nivel mundial, creando incertidumbre y dañando las perspectivas a corto plazo. Estamos decididos a proporcionar el apoyo necesario para mitigar el impacto, especialmente a las personas y países más vulnerables", ha añadido Georgieva.

También subraya que la rápida evolución de la enfermedad ha convertido al Covid-19 en "un problema mundial, no regional", que afecta a la oferta y a la demanda, por lo que será necesaria una respuesta mundial.

En este sentido, Georgieva apunta a la necesidad de adoptar medidas macroeconómicas para abordar los 'shocks' de demanda y oferta causados por el coronavirus y las medidas de contención implementadas, que deberán enfocarse en las empresas y sectores más afectados por la epidemia.

Desde el FMI y el Banco Mundial insisten en que "trabajando juntos, superaremos el desafío que enfrentamos y restauraremos el crecimiento y la prosperidad para todos". 

Noticias

anterior siguiente