Enlaces accesibilidad

El Gobierno rectifica ante las críticas de ERC y ofrece celebrar la mesa de diálogo sobre Cataluña antes de las elecciones

  • El Ejecutivo, dispuesto a esperar al resultado de los comicios, trata de "descartar dudas" respecto a su "voluntad de dialogar"
  • Lo hace después de una reunión entre Pedro Sánchez y Gabriel Rufián y de que ERC hablara de "incumplimiento flagrante"

Por
El Gobierno se desdice y ofrece celebrar la mesa de diálogo sobre Cataluña antes de las elecciones tras las críticas de ERC

El Gobierno se ha manifestado dispuesto "a celebrar la mesa de diálogo entre gobiernos acordada antes de las elecciones catalanas" para "descartar cualquier duda" respecto a su "voluntad de dialogar". Lo ha hecho después de una hora de reunión en la Moncloa entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, cuya formación había calificado como un "incumplimiento flagrante" del acuerdo y una "irresponsabilidad absoluta" la disposición inicial del Ejecutivo para aplazar su constitución hasta que se haya formado un nuevo gobierno en Cataluña, algo que no sucederá antes de mayo.

"A lo largo del día de hoy, hemos escuchado poner en duda nuestra voluntad de dialogar y nuestro compromiso de cumplir con los acuerdos pactados", asegura el Ejecutivo en un comunicado en el que insiste en su "clara vocación de iniciar el diálogo con el Govern de Cataluña".

No obstante, como hiciera en su comunicado emitido seis horas antes, la Moncloa entiende que, "dado el horizonte electoral decidido por el president de la Generalitat, (...) no se dan las mejores circunstancias para iniciar el diálogo entre gobiernos" porque "uno de ellos ha puesto punto y final a la legislatura y el nuevo Govern no podrá constituirse hasta la celebración de las elecciones anunciadas".

La decisión, tomada en la tarde de este jueves, refleja -según fuentes del Ejecutivo- que, "pese a las dificultades", el Gobierno se mantiene "firme" en su posición y "apuesta y mantiene la bandera del diálogo" más allá de lo que califican como un intento de ERC y JxCat de "trasladar el foco de tensión" entre ambos partidos a la Moncloa.

Por su parte, la vicesecretaria general del PSOE y portavoz del grupo parlamentario socialista, Adriana Lastra, ha negado que la decisión del Gobierno se deba a presiones de ERC. "Ha sido el convencimiento político", ha asegurado Lastra en declaraciones a los medios antes de intervenir en un acto del PSOE en Madrid.

"Habrá reunión con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el 6 de febrero y tendremos esa mesa entre gobiernos", ha dicho Lastra, sin ponerle fecha a esta última. "Queremos dar certidumbre y esperanza a la ciudadanía de Cataluña y al resto de España", ha añadido.

Desde ERC, confirman el encuentro entre Sánchez y Rufián y, sin dar más detalles, explican que lo que han pedido es "que se cumplan los acuerdos" y que así "se hará".

Sánchez mantiene su reunión con Torra

Precisamente, la nota enviada por la Moncloa durante la mañana establecía que Pedro Sánchez mantiene su reunión con el presidente catalán, después de que este anunciara elecciones anticipadas en Cataluña, prevista para el 6 de febrero porque "resulta evidente que el proceso electoral no impide la necesaria relación entre administraciones para resolver los problemas urgentes de la sociedad catalana". El comunicado pone como ejemplo la colaboración con la Generalitat para gestionar las consecuencias de la borrasca 'Gloria'.

La Moncloa aclaraba así las palabras de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, quien este jueves por la mañana había puesto en duda la reunión entre ambos presidentes asegurando que, "de producirse", sería dentro del marco jurídico. Calvo contestaba así a Torra, quien por la mañana condicionaba la mesa entre gobiernos a que Sánchez aceptara dialogar sobre autodeterminación.

Calvo pone en duda la reunión de Sánchez con Torra: "De producirse, será en el marco jurídico"

El Gobierno ha anunciado, además, que el presidente Pedro Sánchez estará en Barcelona hasta el día 7 y tiene intención de poder reunirse también con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y con la presidenta de la Diputación de Barcelona, Nuria Marín, así como la entidad ‘Barcelona Global’, que se engloba a 221 empresas, centros de investigación, emprendedores y profesionales de la innovación.

En juego el apoyo de ERC al Gobierno

El giro de los acontecimientos de las últimas 48 horas pone el foco en ERC. La abstención de sus 13 diputados fue fundamental para la investidura de Pedro Sánchez y pueden ser imprescindibles también en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, claves en la continuidad de la legislatura.

Los republicanos condicionan su apoyo al Ejecutivo a la evolución de la mesa entre gobiernos y lo acordado con el PSOE era que esta se constituyese en los 15 días posteriores a la conformación del nuevo Ejecutivo. Aceptaron retrasarla, sin embargo, cuando Torra solicitó un encuentro con Sánchez antes de que dar comienzo al diálogo institucional.

El Ejecutivo había explicado a TVE que tomó la decisión de posponer la mesa de negociación "con conocimiento" de Esquerra, pero los republicanos, con quienes el PSOE pactó ese foro y que son clave en la continuidad de la legislatura, aseguran que lo desconocían y pedían que la mesa se conformase con urgencia y que se pusiese fecha para la misma en la reunión entre Sánchez y Torra.

El adelanto electoral en Cataluña podría complicar la mesa de diálogo entre gobiernos

Entretanto, Cataluña se sume ya en una larga precampaña en la que Torra ha culpado a ERC de romper el consenso independentista y le ha acusado de deslealtad.

Los republicanos se moverán en los próximos meses entre sus principios de diálogo y políticas de izquierdas, la paralización de la mesa entre gobiernos y su lucha con JxCat por liderar el independentismo, teniendo en cuenta que un sector del mismo no apoya la conversación de ERC con el PSOE.

PP: "Otros mandan, Sánchez obedece"

"Otros mandan, Sánchez obedece", ha criticado el PP tras conocer la noticia en un mensaje en su cuenta de Twitter, en el que comparte un vídeo de Gabriel Rufián en el Congreso en el que afirma que "si no hay mesa, no hay legislatura".  

"Si Rufián dice que hay mesa de diálogo, hay mesa de diálogo", escribe el PP, que vincula este asunto con la polémica por el saludo entre el ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta del gobierno venezolano de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez. "Y si Delcy Rodríguez dice que la Mesa es en el aeropuerto, pues se hace en el aeropuerto", ironiza el partido.

"Sánchez vuelve a rectificar ante las exigencias independentistas", añade el partido en otro tuit, en el que asegura haber "perdido la cuenta de los capítulos de sometimiento de este Gobierno".

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Lorena Roldán, ha pedido en otro mensaje a Sánchez que "en lugar de reunirse con Torra, que está inhabilitado y condenado", lo haga con ella, porque -ha afirmado- representa "al primer partido de Cataluña y a muchísimos catalanes que necesitan que se les proteja ante los abusos del separatismo".

Noticias

anterior siguiente