Enlaces accesibilidad

Juicio por el 'procés'

La Fiscalía mantendrá la acusación por rebelión contra Trapero y el resto de acusados hasta el final del juicio

  • Asegura que no es el momento para cambiar la calificación, pero que se tendrá en cuenta la sentencia del 'procés'
  • Ha comenzado en la Audiencia Nacional el jucio contra Trapero y la cúpula de Interior por el 1-O

Por
Josep Lluís Trapero, en una imagen de archivo de cuando declaró en el Tribunal Supremo
Josep Lluís Trapero, en una imagen de archivo de cuando declaró en el Tribunal Supremo como testigo en el juicio del 'procés'. EFE Juan Carlos Hidalgo

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha anunciado este lunes que se mantendrá la acusación por el delito de rebelión hasta el final del juicio contra el mayor de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero, y contra el ex número dos de Interior César Puig y el exdirector de los Mossos Pere Soler, por la actuación del cuerpo policial autonómico de cara al referéndum del 1-O.

Así lo han asegurado los fiscales Miguel Ángel Carballo y Pedro Rubira en la primera sesión del juicio contra ellos tres y la intendente Teresa Laplana, que ha comenzado a poco antes de las 10.30 horas en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid), con la exposición de las cuestiones previas.

Los letrados de la defensa han instado a que se cambiara la calificación del delito cometido por los acusados y que se abriera la posibilidad de que fuera "sedición", tal y como sucedió en el juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo.

Sin embargo, ambos fiscales han coincidido en que "no es el momento" de hacerlo, pero que cuando sea "oportuno" considerarán la "conveniencia de cambiar la tipificación", teniendo en cuenta la sentencia del 'procés' del Tribunal Supremo, así como la del juicio por la consulta del 9N, por el que se condenó a inhabilitación al expresidente de la Generalitat Artur Mas.

Se juzga el "incumplimiento" de resoluciones judiciales, no al cuerpo de los Mossos

El fiscal Pedro Rubira ha querido dejar claro que el juicio que este lunes ha comenzado no es una causa contra el cuerpo de los Mossos d'Esquadra, sino que lo que se va a tratar es de determinar la "responsabilidad" que tuvieron los acusados en los acontecimientos acaecidos durante el otoño de 2017.

En este sentido, Rubira ha explicado que se juzga el presunto "incumplimiento de los acusados" de varias resoluciones judiciales, y "se podrá decir lo que se quiera del Poder Judicial, pero cuando se incumplen las normas, el Poder Judicial actúa, bien sea en el 'procés', en el tema de ahora o cuando se instruyeron los GAL".

También ha recordado los diferentes procedimientos abiertos en distintos juzgados de Cataluña por la actuación de agentes de los Mossos durante la jornada del referéndum independentista del 1-O.

Trapero se enfrenta a once años de prisión e inhabilitación 

En el juicio que este lunes ha comenzado, Trapero se enfrenta a una acusación de la Fiscalía de 11 años de prisión e injabilitación por un delito de rebelión, lo mismo que su jefe político, el ex secretario general de Interior de la Generalitat César Puig, el exdirector de los Mossos Pere Soler.

En cuanto a Laplana, se enfrenta a una condena por sedición por la que se solicitan 4 años de cárcel por sedición por su actuación durante el cerco a la Consellería de Economía el 20 de septiembre de 2017, con motivo de un registro judicial para frenar el 1-O.

El tribunal de la Sección Primera de la Sala de lo Penal que preside la magistrada Concepción Espejel ha previsto sesiones diarias, salvo los viernes, que se alargarán previsiblemente hasta finales de marzo, pues además de los cuatro acusados se prevé que declaren más de un centenar de testigos.

En su escrito de conclusiones provisionales, la Fiscalía relata cómo entre septiembre y octubre de 2017 los acusados "constituyeron una pieza clave para, dentro del ámbito de sus respectivas competencias, impedir o dificultar gravemente el cumplimiento de las órdenes emanadas por los Tribunales de Justicia con la finalidad de llevar a cabo el plan secesionista".

En ese plan, dice el escrito, cobró especial relevancia el papel desempeñado por los Mossos d'Esquadra, "imprescindible para proteger las acciones dirigidas a la celebración del referéndum, dedicándose a funciones impropias de un cuerpo policial como fue la realización de seguimientos a otros cuerpos policiales, entorpecer su labor y en algunos casos, incluso, oponerse físicamente".

Juicio tras la sentencia del 'procés' en el Supremo

Antes de ser juzgado, Trapero accedió a declarar como testigo en el juicio del 'procés' en el Supremo y allí desveló por primera vez que se ofreció para detener al expresidente Carles Puigdemont y a los consellers tras la declaración de independencia y que instó en dos ocasiones al Govern a cumplir la legalidad porque la policía autonómica no rompería con la Constitución.

También reiteró como testigo la versión que ofreció en la Audiencia Nacional, donde compareció tres veces durante la instrucción, la primera de ellas vestido con su uniforme policial.

A pesar de la ubicación de la vista oral lejos de Madrid, la expectación mediática es muy alta: decenas de periodistas y medios gráficos se han agolpado a la entrada del tribunal desde primeras horas de la mañana para presenciar la llegada de los principales protagonistas.

Noticias

anterior siguiente