Enlaces accesibilidad

Carlos Ghosn justifica su fuga por la "persecución política" de Nissan y la fiscalía japonesa

  • El expresidente de Nissan: "No he huido de la justicia, sino de la injusticia"
  • La fiscalía libanesa le ha citado a declarar por notificación de la Interpol

Por
14 horas - Carlos Ghosn: "No huí de la justicia, huí de la persecución política"

El expresidente del grupo Nissan-Renault, Carlos Ghosn, ha defendido la persecución política a la que dijo haber sido sometido y ha acusado a Nissan y a la Fiscalía japonesa de ataques contra su persona, durante la primera comparecencia pública tras su fuga de Japón, donde iba a ser juzgado por fraude financiero. El empresario ha dado una rueda de prensa en Líbano, donde se encuentra refugiado, y ha declarado que su confinamiento en el país asiático iba “en contra de los estándares de las Naciones Unidas”.

El directivo ha acusado a la fiscalía japonesa de amenazas contra su familia si no confesaba y ha denunciado una “campaña sistemática” en su contra con la colaboración de Nissan. 

En su relato de los hechos, ha afirmado que fue interrogado durante ocho horas sin la presencia de abogados y que el único contacto con su familia se producía a través de cartas que mostraba a través del cristal a los abogados.

"No he huido de la justicia, sino de la injusticia"

Una vez más, el que fue una de los principales directivos de la industria automovilística, ha negado los delitos que le imputa la justicia japonesa. "No he huido de la justicia sino de la injusticia y de la persecución política", ha asegurado Ghosn, que fue detenido en noviembre de 2018 y estaba en libertad bajo fianza desde el 25 de abril pasado, con sus comunicaciones y movimientos restringidos y la prohibición de salir del país asiático.

24 horas - La insólita y rocambolesca fuga de Ghosn - Escuchar ahora

“Una de las causas de mi calvario fue que el rendimiento de Nissan empezó a disminuir a principios de 2017”, ha explicado Ghosn. “Algunos de mis amigos japoneses pensaron que la única manera de deshacerse de la influencia de Renault en Nissan, era deshacerse de mí”, ha señalado.

El exdirectivo, que tiene nacionalidad libanesa, francesa y brasileña, ha dicho que hoy puede hablar "libremente" por primera vez, y ha agradecido a las autoridades de Líbano "no haber perdido la fe" en él.

Por su parte, la fiscalía nipona ha dicho que las acusaciones de una conspiración junto a la empresa fabricante de automóviles son falsas y que, en cualquier caso, Ghosn no ha justificado los actos que se le imputan.

"Carlos Ghosn huyó de Japón actuando de una manera que podría constituir un crimen en sí mismo. Las declaraciones durante la conferencia de prensa no justifican sus actos", han dicho desde Tokio en un comunicado.

La fiscalía libanesa llama a Ghosn a declarar por notificación de la Interpol

El expresidente de Renault-Nissan ha sido finalmente citado para declarar este jueves ante la fiscalía general libanesa, que recibió un aviso de la Interpol cuando se produjo su entrada al país desde Japón. La llamada "notificación roja" es una solicitud para localizar y detener a provisionalmente a una persona en espera de extradición, entrega o una acción judicial similar.

Según ha informado la agencia de noticias estatal ANN, el fugitivo también tendrá que dar cuenta de ciertas “reuniones con oficiales israelíes” cuando Líbano está técnicamente en guerra con Israel.

No obstante, Líbano y Japón no tienen acuerdo de extradición, por lo que se le aplicará la ley libanesa y es poco probable que sea entregado a Japón, según ha dicho el ministro de Justicia interino libanés, Albert Serhan, en varias entrevistas con medios japoneses.

Mientras tanto, en la rueda de prensa en la capital libanesa este miércoles, Ghosn ha asegurado estar "preparado" para presentarse ante cualquier tribunal "si es un proceso justo".  

Noticias

anterior siguiente