Enlaces accesibilidad
Irak

Irak quiere expulsar a las tropas extranjeras mientras la coalición que lidera EE.UU. suspende su apoyo a las tropas iraquíes

  • El Parlamento de Irak vota a favor de poner fin a la presencia de tropas extranjeras en suelo iraquí
  • El anuncio tiene lugar en medio de la escalada de la tensión tras la muerte del comandante iraní Soleimani en Irak

Por
El Parlamento de Irak pide la salida de las tropas estadounidenses del país

El primer ministro dimisionario de Irak, Abdel Abdelmahdi, ha pedido al Parlamento poner fin a la presencia de tropas extranjeras en suelo iraquí.

En su discurso, Abdelmahdi ha pedido adoptar "medidas urgentes" y "llevar a cabo las gestiones" necesarias para acabar con la presencia de esas fuerzas, sin mencionar específicamente a las estadounidenses. Asimismo, el texto solicita al Gobierno que anule "la petición de ayuda a la coalición internacional para luchar contra el Estado Islámico" porque considera que las operaciones militares contra los extremistas ya han concluido en Irak.

Actualmente en Irak están desplegadas tropas de EE.UU. y de otros países en el marco de la coalición internacional contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI), cuya derrota fue anunciada por el Gobierno de Bagdad en diciembre de 2017, pero los yihadistas aún cometen atentados esporádicos en el país.

Además, el Parlamento ha instado al Gobierno, representado por el Ministerio de Exteriores, a presentar una queja urgente a la ONU y al Consejo de Seguridad contra EE.UU. por "violar la soberanía y seguridad de Irak". También ha pedido al Ejecutivo llevar a cabo "una investigación de alto nivel para conocer las circunstancias del bombardeo estadounidense e informar a la Cámara de los resultados en un plazo de siete días".

La coalición internacional suspende su apoyo a las tropas iraquíes

Mientras, este mismo domingo la coalición internacional liderada por Estados Unidos ha anunciado la suspensión de sus actividades de apoyo y entrenamiento de las tropas iraquíes para concentrarse en la protección de las bases donde se encuentran desplegadas sus fuerzas en Irak.

En un comunicado, la misión contra el grupo terrorista Estado Islámico ha señalado que la protección de esas instalaciones, que han sido blanco de repetidos ataques con cohetes en los pasados dos meses, "ha limitado la capacidad para entrenar a los socios y apoyar sus operaciones contra el Estado Islámico (EI)".

"Nuestra prioridad es proteger el personal de la coalición (...) estamos completamente comprometidos a proteger las bases iraquíes que hospedan tropas de la coalición", ha destacado la nota.

La alianza ja justificado su decisión explicando que "repetidos ataques con cohetes en los pasados dos meses por parte de elementos de Kata'ib Hibulá han causado la muerte de miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes y de un civil estadounidense", el pasado 27 de diciembre.

Escalada de tensión tras la muerte de Soleimani

Kata'ib Hizbulá son batallones que operan bajo el paraguas de las milicias progubernamentales Multitud Popular, que esta semana han sido blanco de dos ataques de EE.UU. en Irak, uno de ellos el bombardeo selectivo que acabó con la vida del vicepresidente de la agrupación armada, Abu Mahdi al Mohandes.

En ese ataque registrado el viernes de madrugada en Bagdad también murió el comandante de la Guardia Revolucionaria iraní Qasem Soleimani, que asesoraba a las milicias chiíes de Irak y a quien Washington acusa de estar detrás de los ataques contra intereses estadounidenses en suelo iraquí.

Por otra parte, este sábado varios proyectiles impactaron en la base aérea de Al Balad, al norte de Bagdad, donde hay tropas de la coalición, sin causar víctimas, como confirmó a Efe una fuente de la Policía de la provincia de Saladino, donde se ubica la base.

Noticias

anterior siguiente