Enlaces accesibilidad

Crisis diplomática

Bolivia nombra al viceministro de Exteriores Gualberto Rodríguez nuevo encargado de negocios en España

  • La canciller boliviana, Karen Longaric, ya se ha reunido con embajadores de la Unión Europea para explicar la crisis diplomática
  • López Obrador asegura que seguirá dando asilo a los exfuncionarios a pesar del acoso recibido

Por
Karen Longaric se reunirá con embajadores de la UE para aclarar lo ocurrido
Karen Longaric se reunirá con embajadores de la UE para aclarar lo ocurrido David Mercado / REUTERS

El actual viceministro de Exteriores de Bolivia, Gualberto Rodríguez, ha sido nombrado nuevo encargado de negocios en España con la orden de "restaurar y fortalecer las relaciones" bilaterales tras la crisis diplomática desatada por el incidente en la embajada mexicana en La Paz, según ha informado la ministra de Exteriores, Karen Longaric, al diario boliviano La Razón.

La jefa de la diplomacia boliviana ha explicado que el nombramiento de Rodríguez se hizo el pasado martes, si bien no viajará a Madrid hasta completar los trámites en unos diez días. Longaric ha hecho hincapié en que la designación de su hasta ahora 'número dos' "es un mensaje del interés que tiene Bolivia de fortalecer las relaciones diplomáticas con España".

El Gobierno de Jeanine Añez ya avanzó el miércoles que acreditaría a "un alto representante diplomático" en su Embajada en Madrid para "superar este 'impasse' a la brevedad y mantener estrechas relaciones con el Reino de España, en el marco del tradicional respeto y la amistad que siempre las han caracterizado".

Cita con los embajadores de la Unión Europea

El encuentro fue en el marco de un diálogo "muy abierto, muy constructivo", de acuerdo al jefe adjunto de la delegación de la UE en La Paz, Jörg Schreiber. Por su parte, la canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, calificó de "satisfactoria" la reunión, en la que se explicó las razones por las que el lunes pasado fueron declaradas personas no gratas la encargada de Negocios de la Embajada de España, Cristina Borreguero, y el cónsul Álvaro Fernández.

La decisión, que también afectó a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, generó el rechazo de la UE, que el martes había señalado que la expulsión de funcionarios diplomáticos es una medida "extrema e inamistosa que debe reservarse a situaciones de gravedad".

Bolivia ha defendido que la declaración responde a la visita el pasado 27 de diciembre de los diplomáticos españoles acompañados de individuos "encapuchados" y "presumiblemente armados" a la embajadora de México en su residencia en La Paz, lo que, según las autoridades bolivianas, dañó la soberanía del país.

El suceso fue interpretado por Bolivia como una intención de evacuar a exministros de Morales asilados en la residencia mexicana, algo que el Ejecutivo español ha negado en todo momento, al asegurar que se trató de una visita de "cortesía" y que los diplomáticos iban acompañados de "personal de seguridad" para su propia protección. La respuesta del Gobierno español fue la expulsión en reciprocidad de tres diplomáticos bolivianos.

La ministra de Exteriores de Bolivia, Karen Longaric, en el centro, mientras mantenía un encuentro con los embajadores de los países de la Unión Europea, en el ministerio en La Paz.

La ministra de Exteriores de Bolivia, Karen Longaric, en el centro, mientras mantenía un encuentro con los embajadores de los países de la Unión Europea, en el ministerio en La Paz. Jorge Bernal/AFP

México responde a las presiones

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha señalado este jueves que su país seguirá haciendo valer el derecho de asilo para las personas que están en la embajada del país en Bolivia, pese al "acoso" por parte de las fuerzas de seguridad bolivianas a su embajada en La Paz.

De acuerdo con el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, el pasado 23 de diciembre aparecieron fuera de las residencia diplomática alrededor de 90 agentes de la Policía y del Ejército, por lo que se denunció un hostigamiento por parte de las autoridades bolivianas.

"Si nosotros entregamos a estas personas, estaríamos acabando con el derecho de asilo que para México es sagrado". López Obrador ha recordado que el asilo es parte del derecho internacional, y en el caso de México, "hasta en circunstancias más difíciles se ha hecho valer; es un asunto de principios, no vamos a caer en ninguna provocación, es defender nuestro principios de política exterior".

El Ejecutivo de López Obrador ha acudido a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para exigir a Bolivia que cumpla la Convención de Viena, que establece la inviolabilidad de las sedes diplomáticas, y el derecho de asilo que reconocen los países latinoamericanos.

Conflicto diplomático

El Gobierno español expulsó a tres diplomáticos de la embajada de Bolivia en reciprocidad el pasado lunes, después de que Bolivia declarara personas non grata a la encargada de negocios, Cristina Borreguero, y al cónsul, Álvaro Fernández, así como a la embajadora mexicana, María Teresa Mercado.

De acuerdo con el Gobierno de Añez, los diplomáticos españoles llegaron el 27 de diciembre a la residencia mexicana acompañados por hombres encapuchados y "presuntamente armados".

Las autoridades bolivianas consideran que su intención era ayudar a salir de la Embajada de México a los políticos allí asilados, todos ellos antiguos colaboradores del ex presidente Evo Morales.

Noticias

anterior siguiente