Enlaces accesibilidad

Puigdemont pide al Supremo que anule la euroorden de detención contra él y que archive su causa

  • También reclama que el juez Llarena se aparte por falta de "imparcialidad"
  • Pide también que se levante cualquier medida cautelar contra él

Por
Puigdemont pide al Supremo que anule su euroorden de detención y que archive la causa

El abogado del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha pedido al juez instructor de la causa del 'proces en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena, que anule la euroorden de detención que pesa sobre su cliente, dado que está protegido por la inmunidad parlamentaria, que archive su causa al considerar que no ha cometido ningún delito y que aparte al juez instructor, Pablo Llarena, por falta de imparcialidad.

La defensa de Puigdemont ha remitido un escrito de 63 páginas al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena en el que resalta que, tras el reciente fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), el exdirigente catalán "ha adquirido plenamente" la condición de eurodiputado desde que se proclamaron los resultados el pasado 13 de junio.

Y como tal, prosigue, está protegido por la inmunidad parlamentaria, lo que hace a su juicio necesario el levantamiento de la orden nacional e internacional de búsqueda, detención e ingreso en prisión, y el resto de medidas cautelares "en tanto no se obtenga la correspondiente autorización del Parlamento Europeo".

"No hay más caminos", indica el abogado del expresidente; cualquier otro será "un salto al vacío legal que solo servirá para deteriorar, más si cabe, la posición del poder judicial español". Pero además indica que, como no hay "motivo" que justifique la orden de detención, "resulta improcedente solicitar la autorización para ello del Parlamento Europeo".

La defensa de Puigdemont recuerda en cualquier caso que "la mera solicitud" de la autorización no permite "eludir" el levantamiento de la prisión y sostiene que tampoco procede "la adopción de medida alguna privativa de libertad".

ara el expresident, la pretensión de la Fiscalía, que cree que su inmunidad no impide mantener las euroórdenes y que solicitó al Supremo que pidiese la suspensión de su inmunidad, "no solo es extravagante sino que es grosera, manifiesta y palmariamente ilegal, con todo lo que ello implica".

Pide que se aparte al juez Llarena de la causa

Sostiene que la euroorden contra Puigdemont fue dictada "sin fundamento legal y sin la previa autorización del Parlamento Europeo", por lo que pide que se aparte al juez instructor del "procés", Pablo Llarena, "por carecer de la más mínima apariencia de imparcialidad".

También reclama que se anulen "cualesquiera otras medidas cautelares que subsistan" contra el expresident, que se encuentra huido en Bélgica, incluso las acordadas con anterioridad a la adquisición de su condición de diputado al Parlamento Europeo, "por resultar incompatibles con las inmunidades inherentes a esa condición".

Alude Puigdemont al "vínculo" entre el eurodiputado y sus representados, una unión "absolutamente incompatible con la detención e ingreso en prisión de un diputado".

Por ello, pide que se declare por el Supremo que no procede la adopción de medida alguna privativa de libertad o restrictiva de la libertad de movimientos del líder independentista huido y, finalmente, que se decrete el sobreseimiento libre de la causa, "por no resultar los hechos por los que viene perseguido mi defendido constitutivos de delito alguno" .

El letrado resalta también que la sentencia del TJUE muestra que "siempre" tuvieron razón y que su posición "dista mucho" de la hasta ahora expuesta por la Fiscalía, la Abogacía del Estado, por el juez instructor y por la sala segunda del Tribunal Supremo, que se negaron a reconocer "por diversos motivos, obviamente no jurídicos" que Puigdemont pudiera adquirir la condición de eurodiputado como conscuencia de la proclamación de los resultados.

Además de la reciente sentencia del TJUE, también menciona la resolución en la que pedía al Tribunal General que examinase de nuevo la petición de Puigdemont y Toni Comín de reconocerles cautelarmente eurodiputados al considerar que su rechazo no estuvo bien motivado.

Noticias

anterior siguiente