Enlaces accesibilidad

Vox fractura la unidad institucional contra la violencia de género y el Gobierno advierte: "Nos van a tener enfrente"

  • El Ejecutivo aprueba una declaración en la que se compromete a "combatir" la violencia machista
  • Celaá critica a Vox por impedir estos días textos institucionales en materia de violencia de género e infancia

Por
Celaá, a Vox por impedir textos institucionales en violencia de género: "Nos tendrán enfrente"

No ha sido un hecho aislado y se repetirá en los próximos días. El bloqueo de Vox ha impedido que este año se hayan aprobado declaraciones contra la violencia de género en la mayoría de los municipios y comunidades donde la formación de Santiago Abascal tiene representación, fracturando así la unidad institucional que existía hasta ahora contra este tipo de violencia y la necesaria unanimidad para aprobar este tipo de declaraciones.

Parlamentos regionales, diputaciones y ayuntamientos han visto en los últimos días cómo los de Abascal han votado en contra de declaraciones institucionales, mociones, planes o mesas técnicas dirigidas a denunciar y combatir la violencia machista, y en algunos casos también declaraciones sobre los derechos de la infancia.

Celaá: "El discurso de la ultraderecha está fagocitando a la derecha"

Con motivo de la conmemoración el 25 de noviembre del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de la Mujer, y ante esta situación, el Consejo de Ministros ha querido aprobar este viernes su propia declaración para dejar claro que la violencia de género es toda la violencia que se ejerce contra el sexo femenino, y la portavoz en funciones, Isabel Celaá, ha lanzado una advertencia a "quienes desde la ultraderecha atentan contra la Constitución y los derechos humanos". "Que sepan que nos van a tener enfrente”, ha dicho en la rueda de prensa posterior a la reunión del gabinete de ministros. 

Considera la portavoz del Ejecutivo que con la negativa de Vox a sumarse a estas declaraciones sobre la violencia de género y a otras sobre el reconocimiento de los derechos de la infancia, coincidiendo con el 60º aniverario de la Declaración de los Derechos del Niño, "se han cruzado líneas rojas". 

"El discurso de la ultraderecha está fagocitando las posiciones de la derecha democrática", ha advertido Celaá, en un mensaje dirigido al PP y Ciudadanos, que apoyan varios gobiernos municipales y autonómicos en esta formación.

Defensa del Pacto de Estado contra la Violencia de Género

Por eso, el Ejecutivo ha querido reiterar en la declaración aprobada este viernes su "firme compromiso a combatir esta violencia en todas sus manifestaciones, su solidaridad con las víctimas y la condena más rotunda a las actitudes de violencia por motivos de sexo o razones de género, garantizando los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las mujeres"".

La portavoz en funciones ha incidido en que la violencia contra la mujer "no se puede normalizar ni banalizar" y que la erradicación de la violencia contra las mujeres "no puede lograrse sin abordar las actitudes sociales que la toleran o justifican", ha subrayado el Gobierno.

"Tenemos la misión de acompañar a las víctimas y de manifestar nuestro más absoluto rechazo a las actitudes violentas. Para ello, contamos con un instrumento integrador como es el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, reflejo del consenso social y político en torno a la necesidad de que la lucha contra la violencia contra las mujeres sea un asunto prioritario en la agenda política", ha defendido Celaá.

La también ministra de Educación en funciones ha lamentado asimismo la posición de Vox con respecto a la Convención de los Derechos del Niño de la ONU, tras pedir que España se descuelgue de este texto, y por impedir en asambleas regionales que se leyeran declaraciones institucionales con ocasión del Día del Niño el pasado 20 de noviembre.

Los 52 diputados de Vox posan en la escalinata del Congreso de los Diputados

Los 52 diputados de Vox posan en la escalinata del Congreso de los Diputados. EFE EFE

Vox se ha desmarcado de cualquier iniciativa común en torno a la violencia machista con el argumento de que "la violencia no tiene adjetivos" y de que la Ley contra la Violencia de Genero, que exige derogar, ha sido un "fracaso" que "silencian" el resto de partidos y una "mera herramienta ideológica" al servicio del "consenso progre", que según un manifiesto que han publicado, "colectiviza y victimiza a la mujer, vulnera la presunción de inocencia y establece tribunales sólo para hombres en contra de la igualdad constitucional de los españoles".

Estos argumentos forman parte de la cruzada que emprendió Vox desde sus orígenes contra lo que llama la "ideología de género" y el "feminismo supremacista" y que ahora pretende librar sin complejos dentro de las instituciones.

Declaraciones bloqueadas en Madrid, Valencia...

Ya ha comenzado a hacerlo en la Asamblea de Madrid y en las Cortes Valencianas, donde su negativa ha impedido adoptar sendas declaraciones institucionales, dado que este tipo de iniciativas requieren unanimidad para ser aprobadas. No así las mociones, como la que ha salido adelante las Cortes de Castilla y León, con el voto en contra del procurador de Vox.

En la Región de Murcia, se espera que Vox impida este lunes la lectura de un manifiesto en la Asamblea Regional, como ya hizo el 20 de noviembre con una declaración con motivo del Día Internacional de la Infancia aduciendo que contenía un mensaje "político" al referirse a la Agenda de Desarrollo 2020 impulsada por la ONU. Un rechazo este último que contrasta con lo ocurrido en Castilla y León, donde sí refrendó una declaración sobre la infancia con motivo del 30º aniversario de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño.

En la ciudad autónoma de Melilla sus dos diputados han pedido que la Asamblea apruebe el manifiesto nacional del partido y se desmarcarán probablemente de la lectura del manifiesto del 25 de noviembre.

También se desmarca en diputaciones y ayuntamientos

Vox ha mantenido actitudes idénticas en las diputaciones provinciales, como la de Granada, donde se niega a suscribir el primer Pacto Provincial contra la Violencia de Género, al que sí se han adherido el resto de grupos y que pretende sumar esfuerzos de toda la sociedad contra el "terrorismo machista".

También se ha quedado solo en las diputaciones de Valencia Córdoba, que han aprobado sendas mociones, así como en los ayuntamientos de ToledoCastellón Córdoba, mientras que en el municipio madrileño de Fuenlabrada el PP le ha acompañado en su negativa.

En el Ayuntamiento de Madrid no firmará el pacto propuesto por el bipartito de PP y Ciudadanos y en el de Oviedo ha pedido que el minuto de silencio mensual contra la violencia machista se dedique "a todas las víctimas de violencia intrafamiliar". Vox ha rechazado asimismo crear una mesa técnica en Gijón que desarrolle el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y en Avilés la puesta en marcha de una unidad de valoración forense.

El Gobierno pide información a los municipios

La Delegación del Gobierno en Madrid ha pedido información a los municipios en relación con el bloqueo de Vox a las declaraciones contra la violencia machista. 

Fuentes de la Delegación han señalado que con su iniciativa, dirigida a las Juntas de Seguridad de la región, pretenden saber si existen problemas en este ámbito, dada su potestad para coordinar el sistema policial de seguimiento de las víctimas de violencia de género (VioGén) y los convenios con los municipios.

La comisaria del Área de Violencia de Género del Ministerio del Interior, Marina Rodríguez Díaz, y el jefe de área en el Servicio Central de Violencia de Género de la Secretaría de Estado de Seguridad, Juan José López Ossorio anunciaron el pasado miércoles en una entrevista con Efe que el Ministerio del Interior va a revisar si los ayuntamientos cumplen los requisitos de VioGén, porque cuando ingresan asumen competencias y obligaciones en la protección de víctimas de violencia machista y se les da recursos económicos.

Noticias

anterior siguiente