Enlaces accesibilidad
Laura Luelmo

Hallan restos de sangre en la casa del presunto asesino y diversos objetos de Laura Luelmo cerca de El Campillo

  • El hallazgo de los restos en la vivienda del autor confeso del crimen demostraría que mintió en su declaración
  • Los investigadores tratan de esclarecer las 48 horas que pasaron entre la desaparición y la muerte de la joven

Por
Agentes de la Guardia Civil durante el registro de la casa de Bernardo Montoya, el hombre de 50 años detenido por la muerte de Laura Luelmo
Agentes de la Guardia Civil durante el registro de la casa de Bernardo Montoya, el hombre de 50 años detenido por la muerte de Laura Luelmo EFE/Raúl Caro

La investigación para esclarecer la muerte violenta de Laura Luelmo sigue avanzando con el hallazgo de nuevas pruebas. En las últimas horas, la Guardia Civil ha encontrado restos de sangre en la casa del autor confeso del crimen en El Campillo, Bernardo Montoya, y una manta también con sangre y una bolsa con el monedero y las llaves del domicilio y el coche de la joven en sendos contenedores cercanos a la localidad onubense. Los restos biológicos tienen que ser aún analizados para comprobar que pertenecen a la profesora zamorana.

El hallazgo de los restos de sangre en su casa demostraría que el detenido, con antecedentes penales por asesinar a una anciana en 1995 y que salió de la cárcel el pasado mes de octubre tras cumplir condena por dos robos con fuerza, llevó a la víctima a su domicilio en contra de la versión que ofreció durante su interrogatorio ante la Guardia Civil.

Bernardo Montoya -que intentó limpiar estos restos biológicos de su casa, según han confirmado a Efe fuentes de la investigación- confesó este miércoles que había matado a Laura, pero aseguró que la llevó directamente al paraje donde luego fue hallado el cuerpo y que allí la abandonó aún con vida el mismo día de su desaparición tras intentar violarla sin éxito. La autopsia, sin embargo, ha concluido que sí hubo agresión sexual.

Una manta con sangre y objetos personales de Laura

La Guardia Civil han hallado, además, una manta con restos de sangre en un contenedor situado en el kilómetro 167 de la N-435, a apenas un kilómetro de donde presuntamente Montoya dejó el cuerpo de Laura semioculto entre matorrales; y una bolsa con las llaves del coche y la casa de Laura y su monedero, en otro contenedor camino del cementerio, según han confirmado a TVE fuentes de la investigación.

Los investigadores trabajan en esclarecer qué ocurrió desde que Laura Luelmo desapareció el día 12 de diciembre hasta que murió entre dos o tres días después, según la autopsia preliminar.

La autopsia revela que Laura Luelmo fue agredida sexualmente



La versión que dio Montoya, tras dos horas de interrogatorio en la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, es que la joven le preguntó por un supermercado, que él la engañó mandándola a un callejón sin salida y que allí la agarró, la golpeó y la dejó inconsciente.  Posteriormente, siempre según su relato, metió a Laura en el maletero del coche y la trasladó hasta el lugar donde fue localizada. Allí la desnudó e intentó violar, pero sostiene que no lo consiguió, aunque la autopsia confirma lo contrario.

Los restos hallados en su casa desmontarían esta versión, ya que, además, y según las fuentes consultadas, Montoya llevó a la joven a la vivienda la misma noche de su desaparición y no fue hasta el día siguiente cuando la dejó en el lugar donde fue encontrada ya sin vida, una zona de matorrales del paraje de Las Mimbreras, a unos cuatro kilómetros de El Campillo.

La jueza lamenta que las filtraciones puedan comprometer la investigación

La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Valverve del Camino, Elvira Mora Pulido, ha lamentado este jueves en un comunicado la filtración de detalles de la investigación sobre la muerte de la joven Laura Luelmo a pesar de que las actuaciones fueron declaradas secretas para evitar que se pueda "comprometer de forma grave el resultado de la investigación o el proceso".

Mora recuerda que la declaración de la causa como secreta "impide en el actual momento dar información alguna acerca de las actuaciones judiciales que se están practicando" y ha subrayado que las informaciones que están divulgando los medios de comunicación "son ajenas al ámbito judicial y a las diligencias que están siendo instruidas".

La jueza termina su comunicado añadiendo que "sería deseable que se respetara el secreto decretado a fin de salvaguardar el buen fin de la investigación, y de no aumentar el dolor de los familiares y allegados de la víctima".

Noticias

anterior siguiente