Enlaces accesibilidad

Un rifirrafe entre Torrent y Cs por un lazo amarillo termina con el pleno del Parlament suspendido

  • El president Torra ocupó su escaño en solitario, sin otros miembros del Govern
  • En el lugar de los presos o huidos, había lazos amarillos, y Carrizosa quitó uno

Por
Un rifirrafe por un lazo amarillo en el Parlament termina con la suspensión del pleno

El presidente del ParlamentRoger Torrent, ha suspendido el pleno que se estaba celebrando este viernes después de un rifirrafe con el portavoz de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, al que ha instado, sin éxito, a volver a colocar en la bancada del Govern aún no constituido un lazo amarillo que había retirado.

El lazo, con el que los soberanistas han querido recordar a los conseller nombrados por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que están en prisión o en el extranjero y que no han podido tomar posesión, ha sido retirado por Carrizosa al considerar que, al no haber Govern constituido, no podía representar a nadie.

Carrizosa ha pedido la palabra para criticar que se hubiera colocado el símbolo al inicio del pleno en un escaño del Govern al entender que "no representa a nadie" porque no hay consellers, a diferencia de los de los diputados de JxCat y ERC encarcelados, que se han colocado para representarlos en sus respectivos asientos.

Torrent le ha llamado al orden pidiendo que no convirtiera el hemiciclo en un "patio de colegio" y le ha exigido que restituyera el lazo, al menos provisionalmente, para poder continuar el pleno, pero, al no hacerle caso, el presidente del Parlament ha optado por suspender el pleno y ha convocado a los representantes de los grupos a una reunión en su despacho.

En la Junta de Portavoces se ha decidido que el pleno se retomará a las 12:00 horas, y que el lazo amarillo volverá a la bancada del Govern, pero al lado de Quim Torra y no justo debajo de la bancada de Ciudadanos, motivo por el que este grupo también había protestado, informa el canal 24h.

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha protestado a través de su perfil de Twitter por el hecho de que los independentistas "ocupan también con simbología ideológica los escaños de gobierno y demuestran así que el Govern no es para todos los catalanes, solo para los que llevan lazo amarillo". Y añade que "al nacionalismo separatista identitario y excluyente hace tiempo que se le cayó la careta". "Cataluña es de todos", concluye en su mensaje.

Desde el inicio de la legislatura, los soberanistas han colocado en cada pleno lazos amarillos en los escaños de los diputados que están en prisión o huidos en el extranjero a raíz del proceso unilateral de independencia, sin que hasta el momento se hubiera producido ningún incidente.

La diferencia es que el de este viernes era el primer pleno de Torra como president aunque sin Govern, ya que los consellers propuestos no han podido tomar posesión, al haber entre ellos políticos en prisión preventiva y huidos en el extranjero.

Torra, solo en la bancada del Govern

Quim Torra, sentado solo en la bancada del Govern, observa cómo Carlos Carrizosa (Cs) quita un lazo amarillo del escaño de uno de los consellers.

Quim Torra, sentado solo en la bancada del Govern, observa cómo Carlos Carrizosa (Cs) quita un lazo amarillo del escaño de uno de los consellers. CS

Previamente, Quim Torra había ocupado su escaño de presidente en la primera fila del hemiciclo sin presencia de ningún otro miembro del futuro Govern a su lado y únicamente con un gran lazo amarillo sobre uno de los escaños reservados a los consellers, el que retiró Carrizosa.

El Gobierno instó el jueves a Torra a firmar otro decreto con consellers que puedan ejercer sus funciones, pero este espera a su vez que el Ejecutivo publique en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC) el decreto de nombramiento de los consellers, requisito para que puedan tomar posesión.

Noticias

anterior siguiente