Enlaces accesibilidad
Guerra en Siria

Casi 100.000 personas huyen de la localidad kurdosiria de Afrín ante el avance de Turquía

  • Los civiles han huido a pueblos cercanos huyendo de los combates
  • Los bombardeos han alcanzado 48 colegios, según la ONU
  • Mueren siete civiles y cuatro milicianos pro-turcos en una explosión
  • Continúa el éxodo de Guta Oriental

Por
 Civiles abandonan Afrin, en Siria
Civiles abandonan Afrin, en Siria REUTERS/Khalil Ashawi

Un total de 98.000 personas han huido del enclave kurdosirio de Afrín desde el inicio de la ofensiva de Turquía el pasado 20 de enero que ha concluido con la toma de la ciudad, según datos publicados este lunes por la Oficina de Coordinación Humanitaria (OCHA) de Naciones Unidas en Siria.

Turquía anunció el domingo que había tomado la ciudad de Afrín, en la región homónima, tras expulsar a las milicias kurdosirias que la controlaban. Sus aliados de las milicias sirias peinan la ciudad para expular a los combatientes. El mismo domingo, una bomba estalló al paso de una de estas patrullas, matando a siete civiles y cuatro milicianos, según la agencia turca Anadolu.

Huidos a las poblaciones vecinas

En un comunicado, recogido por Efe, la OCHA apunta que de esos desplazados al menos 75.000 han huido a la población de Tel Refat, mientras que 15.000 están en el pueblo de Nubul y 8.500, en Al Zahrá, en el norte de la provincia siria de Alepo, donde también se ubica Afrín.

Tel Refat está bajo el control de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderad por milicias kurdas y apoyada por EEUU, mientras que Nubul y Al Zahrá son dos localidades de mayoría chií dominadas por las tropas gubernamentales sirias.

La OCHA denuncia que los desplazados sufren restricción de movimientos en esos lugares ya que no se les está permitiendo alcanzar la ciudad de Alepo.

Por otro lado, aseguró que en Afrín permanecen unas 100.000 personas de las 323.000 que calcula que había en noviembre pasado antes del comienzo de la ofensiva.

Objetivos civiles alcanzados

El texto de la OCHA agrega que desde finales de enero 48 colegios han sido golpeados por los ataques en Afrín y han sufrido daños parciales.
Asimismo, la OCHA subrayó que 310 escuelas llevan cerradas desde ese fecha con lo que sus alumnos no han podido asistir a clase desde entonces.

Además, los 16 colegios que existen en Tel Refat están sirviendo como refugios colectivos para los desplazados que han llegado de Afrín, con lo que no están siendo utilizados como escuelas.

Éxodo en Guta Oriental

En otro de los frentes de la guerra en Siria, en Guta Oriental, cerca de Damasco, se intensifica también el éxodo de civiles que huyen de los combates.  La zona es el último bastión de la oposición a Asad cerca de la capital.

Fuentes rusas aseguran que más de 6.000 personas han abandonado sus hogares este lunes, mientras el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH, una ONG con sede en Londres) rebaja la cifra a los 4.000.

Las treguas humanitarias favorecidas por Rusia han permitido la salida de los civiles a la vez que han ayudado a las fuerzas del régimen a ganar terreno. Según el Centro Ruso para la Reconciliación en Siria (CRRS), más de 73.000 civiles habían salido hasta este domingo.

No obstante, los combates continúan. Al menos ocho civiles han muerto por disparos de artillería de las tropas gubernamentales contra las localidades de Arbín, Ain Tarma y Duma, según el OSDH.

Durante este lunes, los dos principales grupos islamistas de la región, la Legión de la Misericordia y el Ejército del Islam, han lanzado dos ataques separados contra los efectivos leales al Gobierno sirio en Mesraba y Kafr Batna, en un intento de recuperar el terreno perdido en los últimos días. A su vez, el Organismo de Liberación del Levante, la alianza de la exfilial siria de Al Qaeda, ha perpetrado un atentado con coche bomba contra posiciones de las fuerzas gubernamentales que Kafr Batna, sin que por el momento el Observatorio haya documentado víctimas.

Noticias

anterior siguiente