Enlaces accesibilidad

El jefe de la UCO niega presiones y no desvela datos sobre la financiación del PP en la comisión

  • El coronel Manuel Sánchez Corbi se acoge al secreto de las investigaciones
  • Cree que desvelar pesquisas estaría interfiriendo en el curso de las mismas
  • Su decisión de no hablar no ha gustado a los grupos de la oposición

Por
El coronel jefe de la UCO, Manuel Sánchez Corbí, durante su intervención.
El coronel jefe de la UCO, Manuel Sánchez Corbí, durante su intervención. EFE

El coronel jefe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí, se ha acogido al secreto de las investigaciones para no desvelar ninguna pesquisa sobre la supuesta financiación irregular del PP, y ha sido rotundo al negar presiones políticas en la labor de su unidad.

Sánchez Corbí ha comparecido, a propuesta de Unidos Podemos, en la comisión que investiga en el Congreso de los Diputados la presunta financiación ilegal del Partido Popular, pero ha dejado claro que de las investigaciones no pensaba revelar nada "porque estaría interfiriendo en el curso" de las mismas.

Su decisión no ha caído bien entre algunos grupos de la oposición, como de Unidos Podemos, pero también de Ciudadanos, cuyo diputado Toni Cantó ha propuesto que se vuelva a pedir su comparecencia, pero esta vez secreta y a puerta cerrada como prevé el reglamento.

Una solicitud que el presidente de la comisión, Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, ha acogido, como también el coronel de la UCO, quien ha señalado que se lo planteará a los jueces para ver si le autoriza a responder a cuestiones de la investigación.

"La UCO no ha recibido presión directa de ningún mando político"

Y sin entrar en ningún dato concreto, el coronel de la UCO sí ha insistido en que los informes de su unidad son "claros y contundentes para que nadie pueda dudar de su tibieza", pero ha recordado que solo tienen carácter de denuncia y que no es hasta el juicio del caso cuando el juez puede otorgarles valor condenatorio.

Sánchez Corbí ha reiterado que desde que asumió el cargo, en noviembre de 2015, y le consta "que antes tampoco", la UCO nunca ha recibido "presión directa ni de jefes ni de ningún mando político".

"La única presión, si se puede llamar así, es la de medios de comunicación", ha añadido el coronel de la UCO antes de reconocer que la filtración de los informes a la prensa les molesta porque a veces "nos perturban mucho".

También ha reconocido que no responder a las cuestiones de los diputados le colocaba en "una posición tremendamente incómoda", y ha dejado claro que esa actitud no era la que lee gustaría ni quisiera tener, pero es a la que le obligaba el secreto de las investigaciones.

De lo poco que ha podido comentar sobre las investigaciones, Sánchez Corbí ha recordado que, respecto a la operación Taula, relacionada con la presunta financiación irregular del PP de Valencia, fue la denuncia de un arrepentido quien puso sobre mesa la existencia de una trama de corrupción.

Así comenzó la investigación de la UCO, a petición de la Fiscalía de Valencia y que ha dado lugar durante su transcurso a una pieza principal y otras cinco separadas, de las que solo una, ha dicho el coronel, entraría "en la temática de la comisión", mientras que el resto serían "corrupción pura y dura con gente con poca vinculación con la política".

Noticias

anterior siguiente