Enlaces accesibilidad

Puigdemont acusa al Gobierno de "fomentar el miedo" con el Tribunal de Cuentas para "intentar detener" el 1-O

  • Ante la decisión del Tribunal de citar a Mas y otros diez altos cargos por el 9N
  • "No se van a salir con la suya", ha agregado Puigdemont tras la citación

Por
Puigdemont acusa al Gobierno de fomentar el "miedo" con el Tribunal de Cuentas

El presidente catalán, Carles Puigdemont, ha calificado la citación del Tribunal de Cuentas a Artur Mas y otros diez ex altos cargos para abonar una fianza por el 9N como un "salto cualitativo en su estrategia desesperada por fomentar el miedo e intentar detener lo inevitable, el referéndum del 1 de octubre".

"Si los tocan a ellos, los tocan a todos", ha expresado Puigdemont en una rueda de prensa que ha ofrecido junto al vicepresidente catalán, Oriol Junqueras. Al organizar la consulta soberanista del 9N de 2014, ha manifestado el presidente de la Generalitat, "actuaron en nombre del gobierno de Cataluña", por lo que "no es un ataque a personas en concreto, es un ataque a todos aquellos demócratas que quieren votar" el 1-O.

"No se van a salir con la suya", ha añadido Puigdemont porque para "aquellas personas que tengan dudas sobre la independencia al final es una cuestión de democracia sí o democracia no".

Además, Puigdemont ha asegurado que en el Gobierno catalán van a estar "preparados" para firmar la convocatoria del referéndum cuando se apruebe el texto legal y que no les pararán las eventuales "suspensiones" del Constitucional. "Estamos preparados para firmar la convocatoria del referéndum cuando tengamos el texto legal que va a ser esta semana", ha señalado.

El Tribunal de Cuentas, "uno más de los órganos politizados del Estado"

La decisión del Tribunal de Cuentas, que ha calificado como uno más de los "órganos politizados" del Estado, "vulnera los procedimientos" previstos, al interpretar de manera "torticera" la normativa de las instituciones y saltarse "garantías fundamentales del derecho de defensa", sin esperar a "leerse" los expedientes que habían pedido a los afectados, ha dicho.

Por ello, el Tribunal de Cuentas se sitúa "en el terreno contrario al Estado de derecho" al llevar a cabo una "represalia económica ante el éxito democrático del 9N".

Para Puigdemont, "la única respuesta que podemos dar a estos excesos del Estado es una respuesta democrática, cívica, serena, masiva" el 1 de octubre. "Como Govern estamos preparados para firmar la convocatoria del referéndum cuando tengamos el texto legal que nos permita convocarlo. Llevamos seis años de suspensiones. Por 25 días no vamos a frenar el 1-O, al contrario, lo vamos a reforzar".

Junqueras: "Celebrar un referéndum no es delito"

Por su parte, Junqueras ha acusado al "Gobierno del PP" de usar al Tribunal de Cuentas para "retorcer" la legalidad e impedir que los catalanes voten, cuando, a su entender, "convocar un referéndum no es ningún delito, ni desde el derecho internacional ni el español", por lo que ha acusado al PP de "saltarse las normas básicas de la democracia" con un "abuso del papel de las instituciones".

El Gabinete de Mariano Rajoy, ha señalado Junqueras, "se está saltando todas las normas básicas de la democracia" y ha emplazado al "conjunto de los demócratas españoles" a plantearse si el Gobierno central no procederá de la misma forma "contra el resto" de ciudadanos.

"¿Hay algún auténtico demócrata que crea que la democracia tiene un precio o que renuncie a la democracia por una determinada cantidad de dinero? Ningún auténtico demócrata de ningún lugar del mundo estamos dispuestos a renunciar a la democracia porque nos amenacen con estas actuaciones contrarias al Estado de derecho", ha afirmado.

Antes de la comparecencia Puigdemont y Junqueras han participado en una reunión en la que también estaban el expresidente de la Generalitat Artur Mas, el presidente de la ANC, Jordi Sànchez, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, así como diversos miembros del Govern.

Representantes de la ANC y Òmnium Cultural han anunciado que reactivarán su "caja de solidaridad" para que los catalanes puedan ayudar a pagar la fianza impuesta por el Tribunal de Cuentas, que han tachado de "gangsteril".

La citación del Tribunal de Cuentas se ha conocido solo unas horas después de que el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, advirtiera que habrá una actuación "firme" y "enérgica" en defensa de la unidad de España.

Noticias

anterior siguiente