Enlaces accesibilidad
'Brexit'

Theresa May confirma la activación del 'Brexit': "Estamos en un momento histórico, sin vuelta atrás"

Por
Theresa May confirma la activación del 'Brexit': "Estamos en un punto sin retorno"

La primera ministra británica Theresa May ha confirmado este miércoles ante el Parlamento británico la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa y el inicio de las negociaciones para la salida de Reino Unido de La Unión Europea, el Brexit. "Vamos a seguir siendo un amigo estrecho y un gran socio" ha dicho May ante los parlamentarios.

Momentos antes de su discurso, el embajador de Reino Unido ante la UE, Tim Barrow, ha entregado en mano al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, una carta firmada por la primera ministra británica en la que se invoca esta activación, arrancando así el proceso de "divorcio".

La mandataria ha defendido la recuperación "del poder", algo que permitirá "que se aprueben leyes en Belfast, Cardiff, en Edimburgo o aquí en Londres", ha dicho May, quien ha afirmado que negociará con la Unión Europea como un "único Reino Unido", pero teniendo en cuenta "los intereses de todas las regiones", Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte y Gales. May también se ha referido con claridad a este punto en la carta a Tusk, y su manifestación es un guiño ante los planes del parlamento escocés de volver a solicitar un referéndum de independencia.

Seguridad conjunta y comercio global por separado

May ha subrayado la voluntad de Londres para respetar las condiciones de los ciudadanos comunitarios "que han hecho de Reino Unido su hogar", y reclamado igual trato para los británicos en la misma situación en territorio europeo. También ha señalado la convicción de velar por las empresas y asegurar la actividad empresarial a ambos lados del Canal.

La primera ministra ha hecho hincapié en la necesidad de evitar conflictos en el ámbito comercial, "no seguiremos siendo miembros del mercado único", ha dicho, y ha apostado por "un gran acuerdo de comercio libre" entre la UE y Reino Unido. No obstante, May ha aclarado: "Nos vamos de las instituciones, no de Europa".

También ha insitido en la necesidad de mantener la colaboración en seguridad y en la estrategia antiterrorista "de forma conjunta", ha defendido. "Nos enfrentamos a una realidad menos segura, a amenazas de terrorismo y extremismo", ha alertado, y ha hecho referencia al atentado ocurrido la semana pasada en Londres, que dejó cinco muertos (incluido el terrorista) y 40 heridos.

Así se desarrollará el divorcio entre Reino Unido y la Unión Europea

Más poder a las autonomías británicas

Además de haber mencionado este tema en su discurso, Theresa May ha sugerido expresamente una posible ampliación de poderes a las autonomías en la misiva entregada este miércoles a Donald Tusk. "Este Gobierno espera que el resultado de este proceso sea un incremento significativo del poder de decisión de cada una de las administraciones autónomas", ha dicho May en el texto.

El Brexit arranca después de que este martes el Gobierno autónomo escocés autorizara a su ministra principal, Nicola Sturgeon, a solicitar un nuevo referéndum de independencia, con la oposición de Londres.

La proximidad de la salida de la UE también ha avivado las tensiones en Irlanda del Norte donde puede cambiar el estatus de la frontera con la República de Irlanda tras el Brexit.

"Desde el principio, y durante todas las negociaciones, hablaremos como un único Reino Unido", ha precisado May, al tiempo que ha reafirmado su compromiso con "tener en cuenta los intereses específicos de cada una de las regiones y naciones" que componen el Estado. "Consultaremos plenamente qué poderes deben residir en Westminster y cuáles deben ser devueltos a Escocia, Gales e Irlanda del Norte", ha especificado la jefa de Gobierno conservadora.

La posición de Escocia

La salida de la UE adquiere especial sensibilidad para Edimburgo, teniendo en cuenta que Escocia apostó claramente por la permanencia en el referéndum de junio, con un 55,3% de los votos. Nicola Sturgeon, la ministra principal escocesa, ha afirmado este miércoles que el Brexit es un "salto hacia la oscuridad".

La dirigente independentista ha puesto en duda que el Gobierno británico vaya a obtener un buen acuerdo en Bruselas. Sturgeon ha anticipado que "el acuerdo final será casi con certeza peor económicamente que los actuales arreglos, y potencialmente será mucho peor". Para la política escocesa, "los próximos dos años son enormemente importantes y determinarán en qué tipo de país se convierte Escocia".

Con todo, la líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) ha deseado "lo mejor" en las negociaciones a Theresa May, porque "un buen acuerdo sobre el Brexit para el Reino Unido va en favor de los intereses de Escocia".

El Reino Unido del futuro

"Es un momento de celebración para algunos, de lamento para otros", ha reconocido May, y ha mirado hacia lo que este proceso traerá, "un Reino Unido realmente global", ha dicho, y ha concluido: "Esta es la ambición del Reino Unido".

"Esta es la hora de unirnos", ha alentado. "Este es un gran momento nacional, hagámoslo juntos", ha expresado Theresa May ante los parlamentarios en Londres.

La primera ministra ha reconocido la dificultad de lo que viene: "Comprendemos que habrá consecuencias para el reino Unido", ha dicho, "perderemos influencia en las leyes aque afectan a la UE", ha añadido. Pero May tambiñen ha apuntado que su país se acerca "con una actitud de cooperación sincera a la negociación".

La carta a Tusk

Este miércoles, el arranque del 'Brexit' se ha oficializado con la entrega por el embajador de Reino Unido, Tim Barrow, de una carta al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, con la solicitud formal del abandono.

En el documento, Theresa May anuncia la intención del Reino Unido de abandonar la Unión Europea y la Comunidad Europea de la Energía Atómica. Pero también, que espera forjar una "relación especial" con el bloque común en economía y seguridad. Éste es el resumen de los principales puntos contenidos en la misiva:

1. "Deberíamos entablar un diálogo de manera constructiva y respetuosa, con un espíritu de sincera cooperación".

En este punto se hace referencia a que el Reino Unido no persigue la pertenencia al mercado único. May indica que su país "comprende" y "respeta" la posición de la UE "de que las cuatro libertades del mercado único son indivisibles" y señala que los británicos entienden que "habrá consecuencias" para el Reino Unido al abandonar la UE. "Sabemos que perderemos influencia sobre las normativas que afectan la economía europea", apunta.

2. "Deberíamos siempre anteponer a nuestros ciudadanos".

En este segundo apartado, May reconoce la "obvia complejidad de las negociaciones" que el Reino Unido está a punto de acometer con Bruselas pero destaca que "en el corazón de las negociaciones" están los "intereses" de todos los ciudadanos. "Hay, por ejemplo, muchos ciudadanos de los otros Estados miembros que viven en el Reino Unido, y ciudadanos británicos que viven en otros puntos de la UE, y deberíamos tener como objetivo llegar a un pronto acuerdo sobre sus derechos", subraya May.

3. "Deberíamos trabajar con el objetivo de asegurar un acuerdo amplio".

Aquí la primera ministra expresa la voluntad británica de llegar a una "alianza profunda y especial entre el Reino Unido y la UE", que tenga en cuenta la "cooperación en materia económica y de seguridad".

4. "Deberíamos trabajar juntos para minimizar las alteraciones y dar la máxima certeza posible".

En este punto, May destaca que las personas y las empresas en ambos lados, en el Reino Unido y la Unión Europea, se beneficiarían de un periodo de implementación que permita un ajuste suave y ordenado a las nuevas disposiciones.

5. "En particular, debemos prestar atención a la relación única que el Reino Unido tiene con la República de Irlanda y a la importancia del proceso de paz en Irlanda del Norte".

La primera ministra destaca en este principio que la República de Irlanda es "el único miembro de la UE con una frontera terrestre con el Reino Unido" y asegura que se quiere evitar un regreso a una frontera muy controlada entre los dos países a fin de mantener la zona de frontera abierta entre los dos. También destaca la "importante responsabilidad" de su país para asegurar que "no se pone en peligro" el proceso de paz en Irlanda del Norte.

6. "Deberíamos comenzar negociaciones técnicas sobre áreas políticas tan pronto como sea posible, pero deberíamos dar prioridad a los desafíos más importantes".

En este punto, el Reino Unido también propone un acuerdo de libre comercio "valiente y ambicioso" entre el Reino Unido y la UE.

7. "Deberíamos continuar trabajando juntos para avanzar y proteger nuestros valores europeos compartidos".

May recalca dentro de este apartado que "ahora más que nunca, el mundo necesita los valores liberales y democráticos de Europa" y destaca la voluntad británica de desempeñar su papel "a fin de asegurar que Europa continúa siendo fuerte y próspera y capaz de liderar en el mundo, proyectando sus valores y defendiéndose de amenazas de seguridad".

Noticias

anterior siguiente