Enlaces accesibilidad

La morosidad del crédito concedido por el sector financiero subió ligeramente en enero hasta el 9,17%

  • El dato se explica por la fuerte caída del crédito concedido por las entidades
  • La morosidad hipotecaria baja al 4,73% en 2016 y la promotora, al 25,5%

Por
Un trabajador encima de un andamio ante la puerta del Banco de España
Un trabajador encima de un andamio ante la puerta del Banco de España. REUTERS Andrea Comas

La morosidad del crédito concedido por las entidades financieras que operan en España -bancos, cajas, cooperativas de crédito y financieras- subió ligeramente en el mes de enero tras dos meses consecutivos de caídas. La ratio se situó en el 9,17%, por encima del nivel en el que cerró el año 2016 (9,11%). Este aumento se explica por la importante caída de la cartera crediticia de las entidades, muy superior a la que registraron los créditos morosos, según los datos provisionales publicados este viernes por el Banco de España.

El volumen total del crédito que todas las entidades tenían concedido a familias y empresas instaladas en España cayó bruscamente en enero hasta 1,261 billones de euros, desde los 1,276 billones de diciembre, lo que supone 14.299 millones de euros menos (un 1,12%). Respecto a un año antes, la caída es de 56.935 millones, un 4,31% menos.

Por su parte, los créditos impagados cayeron en enero de 2017 por segundo mes consecutivo hasta los 115.697 millones, que son 584 millones menos que un mes antes y 17.792 millones menos que un año antes.

Esta cifra incluye el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que desde enero de 2014 han dejado de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito. Sin incluir los cambios metodológicos, la ratio de morosidad se situaría en el 9,37%, puesto que este saldo de crédito se reduciría hasta los 1,234 billones de euros al excluirse el crédito de las EFC.

Sube la morosidad de bancos, cayas y cooperativas

Los datos del Banco de España también ponen de manifiesto que en el sector de bancos, cajas y cooperativas -dato agregado y separado del de los establecimientos financieros de crédito- la tasa de morosidad también subió hasta el 9,24%, desde el 9,18% del mes previo.

Los dudosos o impagados que acumularon estos tres tipos de entidades alcanzaron a cierre de enero los 111.766 millones de euros. En cuanto a la cartera crediticia concedida a familias y empresas por estas entidades, en enero alcanzó 1,209 billones, frente a los 1,222 billones de diciembre de 2016.

Por último, los establecimientos financieros de crédito (EFC), que se dedican a la financiación de grandes bienes de consumo, registraron en enero una tasa de morosidad del 5,99%, la misma que al cierre de 2016, y con lo que se mantiene en sus niveles más bajos desde noviembre de 2008.

La morosidad hipotecaria baja al 4,73% en 2016

El Banco de España ha ofrecido este viernes los datos provisionales sobre la morosidad de los créditos para la compra de una vivienda cerró el pasado ejercicio en el 4,73%, por debajo del 4,85% que marcaba un año antes, igual que la registrada por el sector promotor e inmobiliario, aunque este descenso fue más notable, de más de dos puntos porcentuales, y cayó al 25,5%.

Sin embargo, en comparación con el trimestre anterior, los impagos de las hipotecas empeoraron ligeramente, desde el 4,67%, en tanto que los del sector promotor se redujeron desde el 25,63% que marcaron entonces.

A cierre del pasado ejercicio, las hipotecas morosas o impagadas en el sector financiero sumaban 25.349 millones de euros, frente a los 26.785 de diciembre de 2015 y frente a los 25.207 millones de septiembre. La cartera crediticia de las hipotecas para la adquisición de una vivienda se redujo en 2016 en 16.703 millones de euros y terminó el ejercicio en 535.365 millones, en tanto que en comparación con el cierre de septiembre el recorte fue de 4.662 millones.

La tendencia era la misma en el crédito concedido a promotores inmobiliarios, ya que en diciembre bajaron a 120.805 millones desde los 135.189 millones de un año antes, de los que 30.806 millones eran morosos, es decir, un 25,5%, que seguía siendo la tasa más baja desde marzo de 2012, cuando se situó en el 22,8%. En diciembre de 2015, la morosidad de este sector era mucho mayor, del 27,54%, al igual que en el trimestre anterior, cuando era del 25,63%.

Noticias

anterior siguiente