Enlaces accesibilidad

Rajoy tiene una propuesta con 45 medidas para Cataluña que no incluye el referéndum

  • Recoge las reivindicaciones que Puigdemont planteó en Moncloa, informa RNE
  • El Gobierno reconoce que hay un diálogo que no siempre se hace público
  • Rajoy, Sáenz de Santamaría y el líder catalán mantienen un contacto directo
  • Puigdemont: No existe ninguna negociación "ni privada ni oficial"

Por
El Gobierno podría estar manteniendo contactos 'no públicos' con la Generalitat

El Gobierno de Mariano Rajoy tiene una propuesta de 45 medidas para resolver el conflicto político que vive Cataluña por su proceso independentista, según confirma RNE. Aunque el proyecto no contempla el referéndum que reclama el Gobierno de la Generalitat, incluye las reivindicaciones sobre infraestructuras y competencias autonómicas que Carles Puigdemont le trasladó al jefe del Ejecutivo en su última entrevista en Moncloa.

Según estas mismas fuentes, el presidente del Gobierno entregará este documento a Puigdemont cuando ambos se encuentren en una reunión que tienen pendiente desde hace meses y que sigue sin fecha, pues Rajoy querría que antes de la cita el líder catalán deje clara su disposición al diálogo.

De este modo, el diálogo fluye entre ambas partes y, según las fuentes consultadas, el contacto entre Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría y el president de la Generalitat es directo. Además, el PSOE y Ciudadanos estarían informados de todos los pasos. No obstante, desde la Generalitat han negado esta "bilateralidad"  y se han mostrado abiertos a hablar "sobre alguna propuesta concreta". 

Rajoy tiene una propuesta con 45 medidas para Cataluña que no incluye el referéndum

El Gobierno confirma la comunicación, pero Puigdemont la niega

"Estamos absolutamente volcados en buscar un camino de salida" al proceso catalán, ha confirmado este domingo el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, en una entrevista en TV3 en la que ha añadido que se mantiene un diálogo permanente con líderes políticos y sociales, con encuentros "a todos los niveles", que a veces no se hacen públicos. Reconoce que en ocasiones el hecho de se conozcan "dificulta la serenidad" y puede "condicionar el éxito de este diálogo".

Por contra, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemontha negado este domingo que haya algún tipo de negociación, "ni privada ni oficial" con el Gobierno sobre las demandas catalanas, y ha subrayado que la posible oferta del Ejecutivo central es como el "Espíritu Santo", del que "todo el mundo habla pero que nadie ha visto". 

Puigdemont: Si el Gobierno quiere hablar, que ponga algo sobre la mesa

"Si el Gobierno español tiene ganas de hablar sobre alguna propuesta concreta, que ponga algo sobre la mesa (...) créanme, nos gustaría", ha dicho Puigdemont en declaraciones a los periodistas en un acto celebrado en Narbona (Francia) donde ha declarado que no tiene problemas de agenda para reunirse con Rajoy y ha subrayado que si lo que pretende el Gobierno es satisfacer alguno de los 46 puntos que la Generalitat entregó a Rajoy para su cumplimiento, significa que "no han entendido nada", porque esas eran demandas que "tenían que haber cumplido hace muchos años".

En el mismo sentido se ha expresado horas antes la Presidencia de la Generalitat, Neus Munté, quien ha asegurado que las únicas cosas que están recibiendo son "notificaciones de suspensión, amenazas de inhabilitación y advertencias desde los tribunales de justicia".

Por su parte el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha asegurado al respecto que pueden "hablar de todo", pero que "cualquier propuesta debe partir del cumplimiento estricto de las leyes y de la Constitución".

Pendientes de la fecha del encuentro

Rajoy estregará este documento a Puigdemont en el encuentro que ambos tienen pendiente desde hace meses y que sigue sin fecha, pues el jefe del Estado quiere que el líder catalán deje clara su disposición al diálogo antes de la reunión.

El texto ampliaría la presencia del Estado en Cataluña, con la celebración del Consejo de Ministros en Barcelona.

Paralelamente Sáenz de Santamaría intensifica en esta 'operación diálogo' más allá de la Generalitat, y este lunes viajará a Barcelona para ampliar las relaciones con empresas y participar en actos con agentes culturales y asociativos.


En el mismo sentido se ha expresado horas antes la Presidencia de la Generalitat, Neus Munté, quien ha asegurado que las únicas cosas que están recibiendo son "notificaciones de suspensión, amenazas de inhabilitación y advertencias desde los tribunales de justicia".

Noticias

anterior siguiente