Enlaces accesibilidad

Rajoy "espera no tener que aplicar el artículo 155" en Cataluña pero "se actuará con contundencia"

  • El artículo 155 de la Constitución permite la suspensión de una autonomía
  • Asegura que no le "temblará el pulso" en su respuesta al desafío soberanista

Por
A Rajoy no le gustaría tener que recurrir al artículo 155 de la Constitución respecto a Cataluña

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido este miércoles que "espera no tener que aplicar el artículo 155" de la Constitución española que permite la suspensión de una autonomía, pero ha defendido no actuar "con ansiedad" ante la propuesta independentistas presentada este martes en el Parlamento catalán. En este sentido, ha garantizado que se actuará "con contundencia" y en cuanto los servicios jurídicos del Estado lo consideren oportuno.

En una entrevista en la Cadena Ser, Rajoy ha destacado que "el Gobierno sabe lo que tiene que hacer" y no le temblará el pulso a la hora de tomar las decisiones que tenga que tomar, pero ha rechazado entrar en detalles sobre las medidas que adoptaría si finalmente Cataluña sigue adelante con su hoja de ruta y desobece al Tribunal Constitucional como ha anunciado que hará. Lo que sí ha dicho es que "espera no llegar" a aplicar el artículo 155.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido este miércoles que espera no tener que aplicar el artículo 155 de la Constitución española que permite la suspensión de una autonomía, pero ha defendido no actuar "con ansiedad" ante la propuesta independentistas presentada este martes en el Parlamento catalán y ha garantizado que se actuará "con contundencia" y en cuanto los servicios jurídicos del Estado lo consideren oportuno.

Según Rajoy, la Constitución tiene instrumentos suficientes para garantizar la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad de los españoles, y "con proporcionalidad" y viendo los acontecimientos que se vaya produciendo, irá actuando.

Ante la posibilidad de que se recurra ya esa propuesta de los independetistas, como pide Ciudadanos, ha instado a no actuar con ansiedad y ha explicado que se actuará en cuanto los servicios jurídicos lo digan. "Primero las cosas se estudian y después se toman decisiones sin equivocarnos y sin sobreactuar", ha señalado antes de pedir tranquilidad a todos los españoles porque el proceso independentista "no va salir adelante".

Reforma de la Constitución

Rajoy ha insistido en que lo que va a hacer el Gobierno es aplicar la ley y ha querido dar un mensaje de tranquilidad al afirmar rotundo que "de ninguna de las maneras", los indepentistas conseguirán sus objetivos, por lo que "la unidad de España está preservada".

"De lo que no se puede hablar y se lo he dicho al señor Mas es de aquello de lo que dispone el pueblo español. De igualdad de los españoles, del derecho de decidir de los españoles, de la soberanía de los españoles, de eso no estoy dispuesto a hablar, de lo demás, sí", ha subrayado.

También ha rechazado una reforma de la Constitución "para darle a los independentistas lo que quieren" y porque cree que así tampoco "se va a resolver el problema" soberanista en Cataluña. Además, ha insistido en que para modificar la Carta Magna se necesita una amplia mayoría, que no vale "una mayoría absoluta" ni un acuerdo entre el PP y el PSOE. "Hay que contar con la totalidad de las fuerzas de la Cámara", ha advertido.

El jefe del Ejecutivo ha descartado otorgar privilegios fiscales a Cataluña, porque a su juicio, va en contra de la igualdad de todos los españoles. Es por eso que ha negado que se pueda llegar a un acuerdo en temas fiscales y lograr un pacto como el convenio vasco o navarro.

"Se me planteó que hiciera un sistema que iba en cotnra de la iguadlad de todos los españoles y no podía aceptarlo", ha recordado.

Aún así, se ha motrado partidario de "no abrir" el debate sobre los conciertos economicos vasco y navarro y al ser preguntado por si rompían la igualdad de los españoles, Rajoy ha respondido que eso fue una decisión que se "tomó en el año 1978" y que "era algo que estaba en la Historia, incluso con Franco" y que está recogido en una "disposición transitoria".

En cambio, sí se ha mostrado a favor de hablar con los líderes de otros partidos como el del PSOE, Pedro Sánchez o el de Ciudadanos, Albert Rivera, sobre el desafío soberanista catalán, pero no con el de Podemos, Pablo Iglesias. De hecho, el presidente del Gobierno ha asegurado que próximamente llamará a Sánchez y Rivera para tratar el tema, pero ve díficil que hable con Iglesias porque su formación defiende la autodeterminación y el derecho a decidir.

Las listas electorales

Por otro lado, al ser preguntado por quién será su número dos en las listas para las próximas elecciones generales, Rajoy ha explicado que el PP aún no ha empezado a trabajar en ello, pero no ha descartado que lo vaya a ser su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, porque no ve "ninguna razón para que no vaya de número dos".

En cuanto a la posibilidad de que la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, encabece la lista del PP por Toledo, ha reconocido que no ha hablado con ella y no sabe si querrá "quedarse en las Cortes de Castilla-La Mancha o ser diputada en el Congreso."

Asimismo, Rajoy ha rechazado sentirse como una "rémora" para el PP, así como también ha negado que en su partido se cuestione su liderazgo. También ha confiado en que el resto de fuerzas políticas respeten la voluntad popular y, si él es el más votado, no exijan su relevo para permitir que sea el PP el que gobierne.

Sobre corrupción

El presidente del Gobierno y del PP ha asegurado que desconocía que existiese una caja B en su partido pues no llevaba las cuentas y ese no era su cometido. "En un partido cada uno tiene su función y los que teníamos responsabilidad política no estábamos en esos temas", ha explicado.

De igual forma ha respondido a la financiación de las obras en la sede del PP: "En ningún Comité Ejecutivo se sabe cómo se hacen las obras y cómo se pagan", ha insistido.

Sobre el exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia Rodrigo Rato, ha reconocido que "era un buen amigo", pero ha pedido esperar a que "los tribunales decidan", y de Luis Bárcenas, solo ha dicho que de haber sabido lo que se sabe ahora no lo habría nombrado tesorero.

Las alertas de la OMS sobre la carne roja

También se ha referido al informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el consumo de carne roja y procesada y al respecto ha dicho que le parece "muy fuerte" que este organismo "transmita al mundo que si toman carne o embutidos se pueden morir". Es por ello, que ha pedido "información contundente" sobre ello.

"No puedo opinar de lo que no sé pero me gustaría que alguien con suficiente conocimiento de causa nos dijera si eso es verdad o mentira", ha subrayado. También ha matizado que aunque en España el consumo es elevado, somos "el segundo país del mundo con mayor esperanza de vida, por detrás de Japón", por lo que ha considerado que "convendría preservar la dieta mediterránea".

También ha señalado que "la seguridad alimentaria es uno de los retos más importantes de cara al futuro" y se ha referido a que ahora "hay mucha piscifactoría y mucha comida prefabricada" y "los Estados deben hacer un gran esfuerzo".

Noticias

anterior siguiente