Enlaces accesibilidad

Los Veintiocho posponen hasta octubre el acuerdo sobre el reparto de 120.000 refugiados

  • París y Berlín anuncian un pacto genérico, pero no hay acuerdo sobre las cuotas
  • Países como Eslovaquia, Hungría o la República Checa rechazan el sistema
  • Los mandatarios europeos discutirán el asunto en una cumbre el 8 de octubre

Por
Los Veintiocho posponen hasta octubre el acuerdo sobre el reparto de 120.000 refugiados

Los ministros de Interior de la UE no han logrado un acuerdo sobre el reparto de 120.000 refugiados debido a que varios países rechazan el carácter obligatorio del sistema de cuotas diseñado por la Comisión Europea, por lo que han pospuesto la decisión hasta la cumbre de líderes del 8 de octubre.

Así lo explicó al término del encuentro el ministro luxemburgués de Asuntos Exteriores, Europeos y de Inmigración y Asilo, Jean Asselborn, cuyo país preside la Unión Europea este semestre. Ha destacado que a pesar de que no se ha logrado un acuerdo unánime, la mayoría de estados ha expresado su deseo de participar en el reparto.

Asimismo, el ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, confirmó poco antes del final de la reunión que había una serie de países que rechazaban el carácter obligatorio del mecanismo de reparto (cuotas). Según fuentes comunitarias citadas por Efe, la República Checa, Eslovaquia, Polonia, Hungría, Letonia y Rumanía son quienes bloquearon el acuerdo.

Antes, los ministros de Alemania y Francia habían anunciado un acuerdo "general" para la reubicación de 160.000 refugiadossumando los 40.000 que se contemplaba en el primer plan propuesto por la Comisión Europea y los 120.000 del último plan. No obstante, ya entonces el ministro alemán, Thomas de Maizière, admitía que no había acuerdo "sobre la fijación de cuotas".

Según las mismas fuentes, este anuncio previo al término de la reunión no ayudó a conciliar las posiciones de los países. En las últimas semanas, los Veintiocho se han mostrado muy divididos con Alemania en un extremo y países como Hungría o Eslovaquia en el opuesto, rechazando cualquier tipo de cuota obligatoria.

Más controles y centros de registro

Al frustrarse el acuerdo, el texto sobre el que trabajaban los ministros ha quedado en una declaración de la Presidencia luxemburguesa. En este documento se recoge la necesidad de reforzar los controles en las fronteras exteriores de la UE y de implantar de inmediato los centros de registro de demandantes de asilo en Italia y Grecia, como requisito previo a comenzar la reubicación de los refugiados que reciben.

También de establecer campamentos de refugiados cercanos a los países de origen, por ejemplo, en Jordania, el Líbano o Turquía.

Precisamente el refuerzo de la colaboración con Turquía es otra de las cuestiones que se evoca en las conclusiones, una medida sobre todo dirigida a luchar de forma coordinada contra los traficantes. Aunque Turquía no figurará en la lista de países de origen seguros que elaborará la UE, esencialmente por la situación con los kurdos.

Entre verano de 2015 y verano de 2017

Este lunes, la UE sí ha ratificado la reubicación en dos años de los 40.000 refugiados llegados a Grecia e Italia del primer plan; una decisión tomada en julio pero que se había rebajado al compromiso de acoger a 32.256 personas. No obstante, no han trascendido las cifras desglosadas país por país.

Esta aprobación "es un importante mensaje político", ha asegurado al respecto Jean Asselborn y ha añadido que "las primeras reubicaciones de personas que necesitan protección internacional pueden comenzar rápidamente".

El Ejecutivo comunitario había pedido a España que aceptase a 4.288 personas de los 40.000. En julio, Madrid sólo aceptó a 1.300, pero hace dos semanas rectificó y expresó su compromiso de respetar las cifras marcadas por Bruselas.

El plan incluye a las personas con clara necesidad de protección internacional que hayan llegado o lleguen a Grecia e Italia entre el 15 de agosto de 2015 y el 16 de septiembre de 2017.

Los países que participen en el mecanismo recibirán alrededor de 6.000 euros por cada persona reubicada.

Tanto Dinamarca como el Reino Unido se han abstenido de participar en la decisión en virtud de la excepción para la política de Justicia e Interior que contemplan los tratados europeos para estos países. El otro país exento de esa política comunitaria, Por el contrario, Irlanda, que también puede mantenerse al margen de esta política comunitaria, sí está dispuesta a negociar.

Europa blinda sus fronteras

Mientras, este domingo, Alemania ha decidido restablecer de forma temporal los controles en la frontera sur del país y Austria ha enviado al ejército a su frontera ante las oleadas de personas que llegan cada día. La policía húngara, por su parte, ha comenzado esta tarde a impedir la entrada de refugiados a través de su frontera sur con Serbia, donde acaba de cerrar el último hueco que quedaba en la valla alambrada que separa ambos países.

Desde las principales organizaciones sociales que trabajan con migrantes han exigido a los gobiernos de la UE que "cumplan" con sus compromisos internacionales y ofrezcan una respuesta "rápida" a las miles de personas que huyen de Siria. "No es una cuestión de solidaridad, sino de justicia", han clamado en Madrid CEAR, ACNUR, Cruz Roja, ACCEM y Médicos Sin Fronteras.

Noticias

anterior siguiente