Enlaces accesibilidad

Asturias y Navarra cierran un mapa donde el PP solo conserva cinco de las once autonomías que gobernaba

  • Los 'populares' solo retienen tras el 24M Madrid, Murcia, La Rioja y Castilla y León
  • Gobiernan también en Galicia, la única autonomía con mayoría absoluta de España
  • El PSOE ha pasado de gobernar en dos a hacerlo en siete comunidades
  • Gráfico: consulta los mapas sobre el reparto del poder local y regional tras el 24M

Por
Emiliano García-Page saluda a la expresidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, tras ser investido.
Emiliano García-Page saluda a la expresidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, tras ser investido. EFE

El mapa autonómico se ha cerrado esta semana con las investiduras de Uxue Barkos (Geroa Bai) como presidenta de Navarra el lunes y del socialista Javier Fernández, de Asturias este martes, casi dos meses después de las elecciones del pasado 24 de mayo.

El Partido Popular, que gobernaba en once autonomías, ahora lo hace solo en cinco: en Madrid, Murcia, La Rioja y Castilla y León, donde los ciudadanos han votado este año, y en Galicia, la única mayoría absoluta en una comunidad que existe actualmente en España y donde habrá elecciones el año que viene.

En las cuatro primeras, los presidentes autonómicos -Cristina Cifuentes, Pedro Antonio Sánchez, José Ignacio Ceniceros y Juan Vicente Herrera, respectivamente- obtuvieron el apoyo de Ciudadanos para su investidura.

Los 'populares' ganaron las elecciones pero con un descalabro tan fuerte -perdieron 2,4 millones de votos, 10,5 puntos y sus ocho mayorías absolutas- que no han podido mantener las cotas de poder local y regional de 2007, cuando el mapa de España se tiñó de azul. Este es el mapa que quedó de los resultados electorales:

El PP ha perdido Extremadura, Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana, Baleares, Aragón y Cantabria. Todas ellas a manos del PSOE, excepto esta última donde el regionalista Miguel Ángel Revilla (PRC) vuelve a ser el presidente con el apoyo de los socialistas.

En todas ellas, menos en Extremadura, el PP fue la fuerza más votada, pero los pactos postelectorales de izquierda le han dejado sin estos gobiernos.  Así ha quedado el reparto de poder en las comunidades donde hubo votaciones el 24M:

El PSOE gobierna en siete comunidades

El PSOE ha pasado de gobernar en dos comunidades a hacerlo en siete. Conserva Asturias gracias al apoyo de Izquierda Unida en la investidura y mantiene Andalucía, donde se celebraron elecciones en marzo y Susana Díaz fue investida con el apoyo de Ciudadanos.

Los socialistas vuelven a gobernar en Extremadura y Castilla-La Mancha después de una legislatura gobernadas por el Partido Popular. Guillermo Fernández Vara, que ya fue presidente autonómico, y Emiliano García Page, respectivamente, fueron investidos con el apoyo de Podemos

En Valencia, el presidente socialista Ximo Puig fue investido con el apoyo de Compromís y parte de Podemos -la formación morada decidió que solo votarían a favor los diputados necesarios para que obtuviera la mayoría absoluta.

En Baleares, la socialista Francina Armengol recibió el apoyo de Podemos y de los econacionalistas de MÉS. En Aragón, Javier Lambán (PSOE) fue investido con el voto de los diputados de la formación de Pablo Iglesias, los dos de CHA y de la única diputada de IU.

En Canarias sigue gobernando Coalición Canarias después de que Fernando Clavijo llegara a un pacto de gobierno con el PSOE.

Navarra sí cambia de color político. UPN fue la fuerza más votada, pero sin apoyos suficientes para conservar el gobierno foral. La presidenta es Uxue Barkos, de Geroa Bai, tras llegar a un acuerdo programático con EH Bildu, Podemos y Izquierda-Ezkerra.

Elecciones en Cataluña, País Vasco y Galicia

En mayo se celebraron elecciones autonómicas en 13 de las 17 comunidades españolas. En Andalucía ya habían sido en marzo y en Cataluña, País Vasco y Galicia serán entre este año y el siguiente.

Cataluña, gobernada por CiU, celebrará comicios el próximo 27 de septiembre. Las fuerzas nacionalistas han planteado las autonómicas como unas elecciones plebiscitarias. La lista conjunta acordada por Convergència (CDC) y ERC contemplan la declaración de independencia si ganan.

En 2016 serán los gallegos, gobernados ahora por Alberto Núñez Feijóo (PP), y los vascos, gobernados por Íñigo Urkullu (PNV) los que acudan a las urnas para terminar de pintar el mapa del poder autonómico.

Noticias

anterior siguiente