Enlaces accesibilidad

El número de parados registrados bajó en 60.214 en marzo y el total se situó en 4.451.939

  • Empleo destaca que es la mayor reducción en un mes de marzo desde 2002
  • La caída se concentra en el sector servicios (49.024) por la Semana Santa
  • Sube el número de parados menores de 25 y los que no tenían empleo antes
  • Aumenta el número de contratos indefinidos, que son solo el 10,01% del total
  • En marzo de 2015 había 343.927 parados registrados menos que un año antes

Por

El número de parados registrados en los servicios públicos de empleo se redujo en 60.214 en marzo (un 1,33%) respecto al mes anterior, con lo que el total de desempleados registrados era de 4.451.939 al cierre del mes, según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Según destaca Empleo en su nota de prensa, esta bajada supone el mayor descenso del desempleo en este mes desde 2002. "El dato es muy bueno", ha asegurado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en RNE, donde ha destacado que, a su entender, "(los desempleados) tienen una fundada esperanza de que pronto encontrarán un empleo".

Respecto al mismo mes del año anterior, el número de personas en paro inscritas en las oficinas del SEPE ha disminuido en 343.927 personas (un 7,17%), el mayor descenso interanual del paro en toda la serie histórica, según señala Empleo.

Cabe señalar que parte de la Semana Santa ha caído este año en marzo (en 2014 este período vacacional se celebró en abril). Sin embargo, según los datos de Empleo, en términos desestacionalizados -descontado el efecto estacional y de calendario-, el paro disminuyó en 63.368 personas, el mejor dato de toda la serie histórica en cualquier mes, según señala el Ministerio en su nota de prensa.

Hay que destacar, no obstante, que las contrataciones efectuadas por la Semana Santa han sido fundamentales en esta reducción del desempleo ya que la mayor parte de la bajada del paro registrado en el mes de marzo se produjo en el sector servicios; la hostelería fue el sector que registró un mayor incremento de la afiliación (45.979 más, un 4,8%), y las comunidades autónomas en las que más ha bajado el paro en términos absolutos -Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana- son destinos especialmente turísticos.

El paro cae en el sector servicios especialmente

Por sectores de procedencia de las personas en paro, se registraron menos desempleados en todos salvo entre el colectivo de personas sin empleo anterior, donde el paro aumentó en 8.611 personas (un 2,3%) y lo hace por tercer mes consecutivo.

Entre quienes desempeñaron su última actividad en los servicios, disminuyó en 49.024 personas (-1,67%) gracias en buena medida a la Semana Santa, que este año ha caído en parte en el mes de marzo. Hay que recordar que en 2014 este período cayó en el mes de abril.

También bajó el desempleo en los otros sectores, aunque la caída fue inferior. Entre quienes proceden de la construcción se registraron 8.847 desempleados menos respecto al mes de febrero (-1,68%); en la industria hubo 6.893 parados menos (-1,55%) y en la agricultura 4.061 parados menos (-1,77%).

Por edades, el desempleo aumentó en 3.032 personas entre los menores de 25 años (0,78%) hasta situarse en un total de 390.533, mientras que entre los mayores de dicha edad bajó en 63.246 personas, un 1,5% menos respecto a febrero.

Por comunidades autónomas

Por comunidades autónomas, el paro registrado bajó respecto al mes de febrero en todas salvo en País Vasco (510 parados más, un 0,3%). También creció el desempleo en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.

Los mayores descensos en términos absolutos se anotaron en Andalucía (-10.737), Cataluña (-9.469) y la Comunidad Valenciana (-7.772), tres muy ligadas al turismo. En términos relativos bajó más en Baleares, Murcia y Galicia, con caídas del 6,48%, 2,65% y 2,1% respectivamente.

Respecto a los datos del paro de hace un año, el paro registrado es inferior en todas las comunidades autónomas y en la Ciudad Autónoma de Melilla. En Ceuta, por contra, es un 2,54% superior.

Según los datos de Empleo, el paro femenino bajó en marzo en 23.018 desempleadas (-0,9%), frente a un recorte del paro masculino de 37.196 desempleados (-1,7%). Así, el total de mujeres registradas en las listas del antiguo INEM se situó al finalizar el mes pasado en 2.371.155 y el de varones, en 2.080.784.

Entre los extranjeros, el paro descendió en 7.925 personas, hasta contabilizar 538.304 desempleados foráneos.

Los contratos indefinidos, el 10,01% del total

En marzo se registraron 1.441.775 contratos, 214.825 más que en febrero (un 17,51%), mes que registró unos de los datos más bajos de los últimos dos años. La cifra es un 18,5% superior (225.138) a la del mismo mes del año 2014

Según los datos del Ministerio de Empleo, del total de los contratos, solo uno de cada diez fueron de carácter indefinido (en total, 144.291). Esta cifra es un 27,15% superior a la del mismo mes del año anterior (se firmaron 30.810 contratos más de este tipo). Respecto al mes de febrero, el número indefinidos registrados creció en 24.010 (un 19,96% más).

Los contratos indefinidos del mes de marzo se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 81.960 a tiempo completo y 47.484 a tiempo parcial. Los primeros han tenido una subida, respecto a marzo de 2014, del 28,8%; y los segundos se han incrementado en un 18,92%. A estos hay que sumarles 14.847 contratos fijos discontinuos, que crecieron un 49,73% respecto a un año antes.

La mayor parte de los contratos -nueve de cada diez- que se firmaron en febrero fueron temporales (en total, 1.297.484, un 17,62% más).

De ellos, 19.644 fueron de carácter formativo y 1.277.840 fueron otro tipo de contratos temporales. Dentro de este último grupo destacan el de obra o servicio determinado a tiempo completo (se firmaron 403.101 contratos de este tipo, un 13,92% más que hace un año) seguido de aquellos eventuales por circunstancia de la producción también a tiempo completo, con 339.247 (un 10,88% más). Los contratos temporales con jornada a tiempo parcial ascienden a 450.011, un 26,18% más que hace un año.

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha asegurado en rueda de prensa que "el porcentaje de contratos temporales menores de tres meses está en torno al 20%, en niveles similares antes de la crisis", sin especificar más las cifras.

Hidalgo: "El porcentaje de personas que trabaja menos de 20 horas a la semana es del 6,2%"

Hidalgo también ha asegurado que el porcentaje de empleados que trabajan menos de media jornada a la semana (menos de 20 horas) es del 6,2%, inferior a la media de la UE (8,3%).

"La salida de la recesión vuelve a estar basada en los salarios precarios y en los contratos a tiempo parcial", han señalado por su parte UGT y CC.OO., que han asegurado que los datos de marzo "tienen un carácter estacional".

CC.OO. y UGT ven "insuficiente" la caída del paro y denuncian que el nuevo empleo es "débil y precario"

Diferencias con la EPA

Hay que recordar que no todas las personas inscritas en las oficinas públicas se contabilizan dentro del dato de paro registrado. Así, se excluyen algunos colectivos, como por ejemplo, parados que buscan empleo con disponibilidad limitada (solo teletrabajo, trabajo en el extranjero, etc.), los que cobran prestación por participar en trabajos de colaboración social, los asistentes a cursos de formación de más de 20 horas semanales, los que cobren el subsidio agrario (PER), los menores de 25 años que cursen estudios reglados, o las personas mayores de esa edad que buscan su primer empleo y están estudiando.

Al total de demandantes de empleo registrados en el servicio público de empleo que hay que sumar otros 821.027 ocupados que también estaban inscritos para cambiar de trabajo y 320.624 que el Ministerio califica como demandantes de empleo no coupados, pero que no considera parados registrados.

Esta metodología forma parte de las diferencias entre este dato de paro registrado y el que muestra la Encuesta de Población Activa, la EPA. Además el registro de desempleados se puede ver afectado por la salida del país de personas sin empleo y por el llamado efecto desánimo: los parados no se apuntan si ven pocas posibilidades de encontrar trabajo o realizar un curso, o no van a percibir subsidio alguno.

Noticias

anterior siguiente