Enlaces accesibilidad

Unos 200 inmigrantes subsaharianos tratan de entrar en Melilla

  • Se trata del tercer intento que vive la ciudad autónoma esta semana
  • Finalmente un inmigrante ha conseguido llegar hasta el CETI
  • Un guardia civil ha resultado herido a consecuencia de un golpe

Por

Unos 200 inmigrantes de origen subsahariano han protagonizado este viernes un nuevo intento de entrada a Melilla, uno de los cuales ha logrado entrar en la Ciudad Autónoma y llegar al Centro de Estancia Temporal (CETI).

La Delegación del Gobierno ha confirmado que un guardia civil ha resultado herido a consecuencia del golpe que "le asestó un inmigrante con uno de los garfios que utilizan utilizar para sortear la malla antitrepa". El agente herido se encuentra en Urgencias del Hospital comarcal, donde se le está prestando asistencia sanitaria y se evaluará el alcance de la agresión.

Según han informado a Efe fuentes policiales, la tentativa se ha producido sobre las 07.00 horas en la zona próxima al cementerio musulmán, en las inmediaciones de Villa Pilar.

El grupo se dividió a su vez en varios subgrupos para dispersarse por los distintos frentes que rodean el cementerio musulmán en su parte marroquí y dificultar así las labores de contención por parte de las fuerzas de Marruecos. Una treintena logró encaramarse a la valla aunque desistieron de su actitud de forma progresiva.

La colaboración de las fuerzas de seguridad marroquíes junto con el despliegue de la Guardia Civil en el lado español ha impedido la nueva entrada masiva de subsaharianos.

La carretera de circunvalación, que discurre paralela al perímetro fronterizo, ha sido cortada al tráfico en este tramo, según las fuentes, mientras que desde el aire el helicóptero de la Guardia Civil sobrevolaba la zona.

La organización no gubernamental melillense Pro Derecho de la Infancia (Prodein) ha denunciado "devoluciones en caliente" por la entrega a Marruecos de los inmigrantes que se encaramaron en la valla y ha publicado una fotografía en las redes sociales en la que se ve a uno subido a la alambrada más próxima a Marruecos.

Tercer intento en una semana

El de este viernes es el tercer intento de entrada masiva a través de la valla fronteriza que vive Melilla en esta semana, tras los registrados el pasado lunes y martes. En estas tres tentativas han participado alrededor de 1.400 personas: 800 el día 15; unas 400 el pasado 16 y otras 200 este viernes.

Según los últimos datos de la Delegación del Gobierno, la cifra de intentos "individuales" en 2014 a través de la valla se aproximan a los 20.000, de los cuales unas 2.000 personas lo habrían conseguido.

La mayoría de los subsaharianos que han conseguido saltar la valla lo hicieron en la primera mitad del año, sobre todo en dos intentos concretos: el del 18 de marzo y el del 28 de mayo, fechas en las que accedieron a Melilla alrededor de 500 personas en cada uno de ellos.

Con la instalación de la malla antitrepa, la presión migratoria se ha mantenido, con tentativas constantes, aunque el número de los que consiguen su objetivo se ha reducido de manera considerable.

A falta de que concluya el año, Melilla ha registrado alrededor de 70 intentos de entrada masiva a lo largo de 2014, en el que se han batido todos los récords en el número de entradas, incluso superando a 2005.

Con el agente herido este viernes, un total de 39 guardias civiles han resultado heridos en lo que va de año en la valla en su intento por frenar los intentos de entrada individuales que se han registrado en este 2014, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

Además de las entradas de subsaharianos, la ciudad está sufriendo una fuerte presión migratoria por parte de inmigrantes sirios, que aprovechan su parecido físico con los marroquíes para acceder a suelo español, en muchos casos con documentación falsa y previo pago.

Noticias

anterior siguiente