Enlaces accesibilidad

Felipe VI preside por primera vez en calidad de rey el desfile militar del 12 de octubre

  • Le han acompañado la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía
  • El rey Juan Carlos y la Reina Sofía se han ausentado de nuevo
  • Tras el desfile los reyes han recibido a unos 1.500 invitados en el Palacio Real

Por
Felipe VI preside su primer desfile de la Fiesta Nacional como rey

El rey Felipe VI y la reina Letizia han presidido este domingo, por primera vez en calidad de monarcas, tras su proclamaciónel desfile de las Fuerzas Armadas con motivo del 12 de octubre.

Junto a ellos han estado, también por primera vez, la princesa de Asturias, doña Leonor, y su hermana, la infanta Sofía. En cambio, no han estado en la parada militar el rey Juan Carlos y la reina Sofía, ya ausentes el año pasado de las celebraciones de la Fiesta Nacional por la convalecencia del anterior jefe del Estado tras una operación de cadera.

Entre aplausos, la Familia Real ha llegado pasadas las 11:00 horas a la plaza de Neptuno, desde donde ha seguido el acto de homenaje a la bandera y los caídos, y un desfile en el que han participado unos 3.000 militares.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acompañado por su esposa, Elvira Fernández, y las más altas autoridades civiles y militares del Estado han asistido al acto, que cuenta también con la presencia por primera vez del líder del PSOE, Pedro Sánchez.

Entre los asistentes han estado también todos los ministros, excepto el de Economía, Luis de Guindos, que se encuentra en Washington, los presidentes del Congreso y del Senado y de otras instituciones del Estado como el Tribunal Constitucional, así como casi todos los presidentes autonómicos.

Mas no acude al acto

Como es habitual en los últimos años no ha asistido el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, ni tampoco el lehendakari, Íñigo Urkullu, y, en esta ocasión, el presidente asturiano, Javier Fernández, por problemas de agenda.

Tras ser recibido por el presidente del Gobierno, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Fernando García Sánchez, el rey, vestido con el uniforme del Ejército del Aire en honor al 75 aniversario de su creación, ha pasado revista a las tropas y ha dado su permiso, como jefe supremo de las Fuerzas Armadas, para que comience el acto.

El desfile de este domingo recupera la exhibición aérea, suspendida en los últimos tres años por motivos de austeridad, para conmemorar el 75 aniversario de la creación del Ejército del Aire.

Vuelve la demostración aérea

Un total de 52 aeronaves, entre aviones y helicópteros, han sobrevolado los cielos de Madrid, de los que 27 pertenecen al Ejército del Aire y otros 25 a fuerzas aéreas de otros países.

Por su parte, la exhibición terrestre, con movimiento de soldados a pie y unidades motorizadas, ha recorrido el trayecto entre la plaza de Atocha y la de Colón y con las autoridades en la plaza de Neptuno.

Otra de las novedades ha sido el desfile de las banderas de los países pertenecientes a la iniciativa 5+5 del Mediterráneo, que este año preside España.

Por ello, además de España, han desfilado representaciones de Argelia, Francia, Italia, Libia, Malta, Marruecos, Mauritania, Portugal, Túnez.
En el caso de Marruecos, se trata de la primera vez que la bandera de este país desfilará en España.

Más de 1.500 invitados acuden al Palacio Real

Tras el desfile, los reyes han congregado a casi 1.500 invitados en la recepción que han ofrecido en el Palacio Real, con la novedosa presencia de representantes de colectivos antes ausentes de esta celebración, como los gais, pero también con abundante presencia institucional.

En el Salón del Trono, a lo largo de media hora, don Felipe y doña Letizia han saludado uno a uno a todos los asistentes, con los que luego han podido conversar, en un abarrotado comedor de gala, durante una hora y cuarto, procurando prestar atención a los muchos invitados que trataban de charlar con ellos.

El acto ha tenido un coste estimado en 800.000 euros, similar al de 2013, aunque sin contar con la exhibición aérea, cuyo presupuesto no ha sido precisado al estar ya incluido en las horas de vuelo previstas por el Ejército del Aire para este año, según ha informado el Estado Mayor de la Defensa. 

Noticias

anterior siguiente