Enlaces accesibilidad

Rusia advierte de que los bombardeos en Siria deben ser "legales" o desestabilizarán la región

  • Dice que deben contar con el visto bueno explícito de Damasco
  • Reino Unido debate si participar en los ataques

Por
 Un miliciano del Estado Islámico sostiene una pieza que, asegura, pertenece a un drone estadounidense estrellado en una torre de comunicación en Raqqa, Siria.
Un miliciano del Estado Islámico sostiene una pieza que, asegura, pertenece a un drone estadounidense estrellado en una torre de comunicación en Raqqa, Siria. AFP AFP PHOTO/RMC/STR

Rusia ha advertido este martes de que los bombardeos por parte de la coalición liderada por Estados Unidos contra las posiciones en Siria de los extremistas del Estado Islámico (EI) deben atenerse al Derecho Internacional o de lo contrario sólo contribuirán a "desestabilizar" la región.

"Tales acciones (los ataques) pueden llevarse a cabo sólo en el marco legal internacional", dice la cancillería rusa en un comunicado.

Precisa que "eso no supone una notificación unilateral sobre los ataques, sino el visto bueno del Gobierno sirio o la autorización correspondiente del Consejo de Seguridad de la ONU".

Rusia llama a un "esfuerzo internacional"

La nota señala que "la postura rusa con respecto a esta cuestión ha sido reiterada por el presidente Vladímir Putin durante una conversación telefónica el 22 de septiembre con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon".

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, "la lucha contra el terrorismo en Oriente Medio y el norte de África requiere esfuerzos coordinados de toda la comunidad internacional bajo la égida de la ONU".

"Mientras, los intentos de resolver cuestiones geopolíticas (de Occidente) propias violando la soberanía de los Estados de la región (de Oriente Medio) sólo aumentan la tensión y desestabilizan la situación", según el comunicado.

Los aviones de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, han lanzado esta mañana más de cincuenta ataques contra objetivos del EI en varias provincias del norte de Siria, donde han causado al menos quince muertos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Hasta el momento, Baréin, Emiratos Árabes, Arabia Saudí y Jordania han confirmado su participación en los ataques sobre posiciones yihadistas en Siria. Según Estados Unidos, no son los únicos países de la región que están comprometidos en esta lucha contra el Estado Islámico.

De acuerdo a informaciones facilitadas por el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, Turquía también se encuentra "en primera línea" de esta lucha. El presidente turco, por su parte, ha señalado que Ankara apoyará a EE.UU. en la misión. "Ese apoyo puede ser logístico o militar", ha señalado Erdogan, informa Reuters.

Este martes, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha comparecido en rueda de prensa para defender ante la opinión pública los ataques, donde ha subrayado que EE.UU. cuenta con el apoyo de una coalición internacional, al tiempo que ha reconocido que la lucha contra el Estado Islámico "llevará tiempo".

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha respaldo este martes las acciones militares y ha pedido todas las precauciones necesarias para evitar bajas civiles. "Creo que es innegable, y algo de un gran consenso internacional, que estos grupos extremistas plantean una amenaza inmediata a la paz y seguridad internacional", ha señalado Ban en conferencia de prensa, en la que ha recordado que, pese a que los ataques no han sido autorizados por el Gobierno sirio, éste fue informado de antemano y las acciones se han producido en zonas que no estaban bajo su control.

Reino Unido debate su participación

El Gobierno sirio ha explicado que EE.UU. le ha notificado debidamente el comienzo de los bombardeos sobre su territorio y se han mostrado firmes en su determinación para combatir a los yihadistas. El Departamento de Estado estadounidense ha negado que haya pedido permiso a Damasco, si bien si informó.

Washington ha contado con el apoyo de varios países árabes -Jordania, Baréin, Arabia Saudí, Catar y Emiratos Árabes Unidos- en el lanzamiento de estos ataques que suponen una implicación directa en la guerra civil siria.

Reino Unido debate en el Parlamento este martes si sumarse a las operaciones militares contra el EI. El ex primer ministro británico, Tony Blair, ha ido más allá y este lunes abogó por el envío de tropas terrestres al juzgar que los bombardeos aéreos serán insuficientes para derrotar a los terroristas.

Por su parte, Francia, que ya bombardea posiciones yihadistas en Irak, ha rechazado intervenir en Siria sin la expresa autorización del Consejo de Seguridad de la ONU.

Noticias

anterior siguiente