Enlaces accesibilidad

Bombardeos israelíes matan a diez personas en Gaza mientras una nueva tregua sigue en el aire

  • Entre las víctimas de los ataques a viviendas y mezquitas hay un niño
  • El Cairo busca un acuerdo que permita la apertura de los pasos fronterizos

Por
 Funeral de Basim Hijazi, de 36 años, y su hermano pequeño, alcanzados por bombardeos israelíes en Gaza.
Funeral de Basim Hijazi, de 36 años, y su hermano pequeño, alcanzados por bombardeos israelíes en Gaza. AFP AFP PHOTO / MAHMUD HAMS

Al menos diez personas, entre ellas un niño, han muerto en bombardeos israelíes sobre diversas viviendas en el norte y el centro de Gaza, según han informado fuentes médicas, mientras Egipto sigue buscando una tregua tras 48 días de conflicto.

Una madre y su hijo perdieron la vida de madrugada en un ataque contra la localidad septentrional de Beit Lahia mientras que cinco miembros de una misma familia perecieron en un ataque similar sobre la cada de Radad Tamboura, en la misma zona.

Además, otras tres personas murieron al ser alcanzado un coche que circulaba por el centro de la ciudad de Gaza, un ataque en el que otras siete personas resultaron heridas de gravedad.

Los aviones de guerra israelíes también han bombardeado este lunes diversas viviendas en la ciudad de Rafah, donde han causado dos heridos en un ataque contra un edificio cercano a la terminal fronteriza que une la Franja con Egipto. El Ejército israelí ha asegurado, por su parte, haber alcanzado una lanzadera de cohetes situada en una escuela de Gaza.

Más de 450.000 desplazados

Con estas nuevas muertes, asciende a 2.120 la cifra oficial de víctimas mortales palestinas en los 48 días de bombardeos de Israel sobre la asediada Franja, en su gran mayoría civiles y una cuarta parte de ellos niños.

En el conflicto también han fallecido 64 soldados israelíes en combates con milicias palestinas, y dos civiles israelíes -uno de ellos un menor- un beduino y un trabajador asiático, estos últimos alcanzados por proyectiles disparados desde Gaza.

Además, y de acuerdo con las cifras de la ONU, más de 450.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus casas y a convertirse en desplazadas internas, cifra que supone una cuarta parte de la población de la depauperada Franja.

Anoche, los aviones de combate israelíes destruyeron una de las principales torres de apartamentos de Gaza -de 13 alturas- y el centro comercial de la ciudad de Rafah, fronteriza con Egipto, en ataques que no causaron víctimas mortales.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió el domingo a todos los gazatíes que cualquier edificio en el que Israel crea que hay milicianos o se escondan lanzaderas será objetivo del Ejército israelí. Y aseguró que la operación para neutralizar esos escondites de Hamás podría llevar tiempo.

Negociaciones en El Cairo

Aún así, funcionarios egipcios han asegurado este lunes que han propuesto un nuevo alto el fuego y la reanudación del diálogo indirecto en El Cairo. 

"Hay una idea para un cese temporal de las hostilidades que permite abrir los pasos fronterizos para que entre ayuda humanitaria y materiales de reconstrucción. Los puntos en disputa serán discutido en un mes", ha señalado un oficial palestino a la agencia France Presse. "Nosotros estaríamos dispuestos a aceptar esto, pero estamos esperando una respuesta israelí a esta propuesta".

Un portavoz de Hamás, el movimiento islamista que gobierna en la Franja, ha confirmado que los esfuerzos continúan para llegar a un acuerdo, mientras que desde la Yihad Islámica, un grupo armado, aseguran que el éxito de las conversaciones dependen de que las demandas palestinas se cumplan.

Y desde la oficina de Netanyahu la posición israelí es que no negociará mientras no cese el lanzamiento de cohetes desde Gaza.

El Gobierno israelí pidió a sus representantes en El Cairo que volvieran a casa hace seis días tras el impacto de un cohete en Israel poniendo fin a nueve días de tregua.

Noticias

anterior siguiente