Enlaces accesibilidad

Sanidad afirma que la seguridad por el ébola está garantizada para la población española

  • Señalan que decidirán "in situ" si repatrían a la otra religiosa española
  • Confirman que el avión medicalizado tiene capacidad para más pacientes
  • Los sindicatos se quejan de la urgencia de los preparativos en el Carlos III

Enlaces relacionados

Por
El Hospital Carlos III de Madrid se prepara para tratar al español con ébola

La directora general de Salud Pública Mercedes Vinuesa ha asegurado que "la seguridad está absolutamente garantizada para toda la sociedad y todos los españoles" con respecto a posibles contagios por el virus del Ébola en el proceso de repatriación del religioso infectado en Liberia, Miguel Pajares.

Asimismo, Vinuesa ha afirmado que el personal que viaja en el avión medicalizado enviado por España a Liberia decidirá sobre el terreno si también traerá a la monja de origen guineano con pasaporte español Juliana Bohi, que no padece esta enfermedad.

Así lo ha indicado en rueda de prensa donde ha explicado que la religiosa Juliana Bohi continua sin síntomas de haberse contagiado pero que, ante la petición de expatriación de la ONGD a la que pertenecen los religiosos, se estudiará "in situ" si procede su traslado.

"Es una circunstancia que no conocemos con exactitud. Hay que llegar allí, a Liberia, y conocer la situación y la disposición", ha afirmado la directora general de Salud Pública.

Si se acuerda su repatriación, la monja "podrá venir con todas las garantías", ya que la aeronave está preparada para más de una persona, tanto con recursos materiales como humanos.

Según ha explicado Vinuesa, todos los trámites se están realizando con el fin de que "la seguridad esté absolutamente garantizada para toda la sociedad y todos los españoles".

Protocolos internacionales

La directora general de Salud Pública ha remarcado que los protocolos para atender los casos de ébola son internacionales, se aplican en consonancia con la OMS y son "ampliamente conocidos".

Asimismo, Vinuesa ha confirmado que el avión medicalizado que ha partido desde Madrid rumbo Liberia tiene capacidad para atender a más de un paciente. "Se han extremado las precaucaciones para minimizar el riesgo a la población", ha añadido.

Finalmente, la directora general de Salud Pública ha recordado que el ébola sólo tiene tratamiento de soporte, aunque ha asegurado que "cualquier medicación" que demuestre que es efectiva será puesta a disposición de todos los pacientes, "de todos los países". En Estados Unidos se están atendiendo dos casos de ébola con un medicamento experimental que sólo ha sido probado en simios.

El hospital Carlos III se prepara

El hospital Carlos III de Madrid se ha preparado a lo largo de la jornada para recibir en las próximas horas en un pabellón de aislamiento al misionero español infectado de ébola con las "máximas medidas de seguridad", según han indicado a Efe fuentes del Ministerio de Sanidad.

Se ha habilitado la sexta planta y, en concreto, tres habitaciones individuales de aislamiento con esclusas con presión negativa, aunque esta presión no es necesaria para casos de ébola, señalan fuentes de la consejería en un comunicado.

Destaca, además, que "el personal está entrenado y los equipos de protección personal listos para su uso. El hospital está repasando con el personal" el uso de estos equipos.

Los 30 pacientes que se encontraban hasta ahora en las instalaciones de La Paz-Carlos III se están trasladando al edificio de La Paz en la Castellana "con el mismo personal que les atendía para sus cuidados de media estancia".

Los trabajadores del centro aguardan la llegada del paciente, unos inquietud y otros más tranquilos. Pasadas las 13:30 horas se conocía que el religioso Miguel Pajares, que ha contraído el ébola en Liberia, será ingresado en este centro cuando sea repatriado a España en las próximas horas.

Sin embargo, desde primera hora el Carlos III -hospital de infecciosos de referencia en la Comunidad de Madrid hasta el pasado mes de enero, cuando pasó a ser dependiente de La Paz- se preparaba para recibir al paciente, como han asegurado muchos empleados del edificio del turno de mañana -que no han querido identificarse- cuando salían de trabajar.

Dudas entre los sindicatos médicos

En declaraciones a Europa Press, el secretario del sector de Salud y Servicios Socionitarios de UGT, Julián Ordoñez, ha remarcado que la gerencia de La Paz, al que está adscrito el Carlos III, ha informado a los delegados sindicales de las medidas que se adoptarán para acoger este ingreso y que se dispone de todos los recursos materiales necesarios para este tipo de situaciones.

No obstante, el responsable de UGT ha manifestado que tiene "dudas" de que todo el personal sepa utilizar estos equipamientos.

El médico radiólogo del Hospital de La Paz y presidente de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) -sindicato mayoritario-, Daniel Bernabéu, ha alertado de que repatriar al sacerdote Miguel Pajares conlleva riesgos.

El sindicato Amyts considera que se ha hecho un acondicionamiento "urgente y a toda prisa" del Carlos III

Ha subrayado que Estados Unidos, adonde han llegado algunos infectados, tiene diez hospitales con nivel 4 de aislamiento y "aquí solo tenemos el antiguo Hospital Carlos III (ahora adscrito a La Paz) con un nivel 2 y elementos de nivel 3 para manejo de muestras".

Bernabéu ha explicado que en estos momentos se está llevando a cabo un acondicionamiento "acelerado, urgente y a toda prisa de las instalaciones de aislamiento" en el Carlos III, que debería haber estado en funcionamiento y con un mantenimiento regulado si la Comunidad de Madrid "no hubiera decidido que este centro fuera absorbido".

Ha recordado que cuando solo se trabajaba con hipótesis sobre una posible llegada de un viajero infectado de un virus como el del ébola, se pensó que lo podría acoger el Hospital Gómez Ulla, que está reformando unas instalaciones de alto nivel y que iba a ser el centro de referencia nacional para estos casos.

Noticias

anterior siguiente
-->