Enlaces accesibilidad

Los ataques israelíes a una escuela de la ONU y a un mercado siembran el horror en Gaza

  • Israel ha roto su propia tregua de cuatro horas y ha atacado un mercado
  • Por la mañana bombardeó una escuela de la agencia de refugiados de la ONU
  • La ONU acusa a Israel de "grave violación del derecho internacional"
  • La cifra de fallecidos asciende a más de 1.300 muertos palestinos y 59 israelíes

Por
La ONU acusa abiertamente a Israel de atacar otra escuela de refugiados en Gaza

Primero, una escuela de refugiados de la ONU, y luego un mercado. Los ataques del Ejército israelí no discriminan los lugares públicos y han sembrado el caos y el horror en la Franja de Gaza. Según los últimos datos aportados por el Ministerio de Sanidad de Gaza, 93 personas han perecido en la franja durante la jornada, la mayoría civiles, elevando el número de víctimas desde el inicio de la campaña israelí a 1.327 y a más de 7.000 los heridos.

El humo de los bombardeos se asoma por encima de los pocos edificios que quedan en pie en el devastado barrio de Shajaiya. Ni rastro de alto el fuego. Pese a que el Ejército israelí anunció una tregua humanitaria de cuatro horas desde las 14.00 (hora peninsular española), los bombardeados rompieron la calma a primera hora de la tarde y alcanzaron, además, el principal mercado de la Franja.

Según el portavoz del Ministerio de Sanidad de la Franja, Ashraf al Qedra, al menos 17 personas han muerto y un centenar han resultado heridas por disparos de artillería en el mercado público del barrio Shajaiya, que se encontraba abarrotado de personas. Los testigos afirman que los tanques siguieron disparando el área a pesar de que en el lugar había miembros de los equipos médicos y periodistas. De hecho, entre los muertos hay un reportero palestino y un paramédico.

En el mismo momento en que se registraba el ataque al mercado de Shajaiya, al Qedra ha dicho que otras cuatro personas murieron igualmente por fuego de artillería al este de Jan Yunis, en el sur de Gaza.

En un escueto comunicado, el Ejército israelí ha señalado que durante la ventana humanitaria Hamás ha disparado 26 cohetes contra Israel, dos de los cuales fueron interceptados en vuelo sobre las localidades de Ashkelón y Netivot. Asimismo, revela que desde la medianoche pasada 84 cohetes han sido lanzados por las milicias palestinas contra suelo israelí.

"Bombardeados mientras dormían"

El anuncio de alto el fuego, recibido con escepticismo y alivio en la Franja, llegó después de uno de los ataques más sangrientos del Ejército israelí en 23 días de ofensiva. Durante la madrugada, varios proyectiles de artillería rompieron el sueño de familias enteras de refugiados que dormían en una escuela de la ONU en Jabaliya, la zona más poblada de toda Palestina. Al menos 16 personas murieron.

"Esto tenía que ser un lugar seguro para las familias que se refugian aquí. Pero de madrugada el Ejército israelí empezó a bombardear alrededor y no pensábamos que también lo haría dentro de la escuela", explica el director a la enviada especial de TVE, Yolanda Álvarez.

La agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) ha condenado en términos muy duros el ataque a la escuela de Al Hussein. Y ha acusado a Israel abiertamente de una "grave violación del Derecho Internacional". Hasta en 17 ocasiones, asegura el jefe de la UNRWA, había advertido al Ejército hebreo de las coordenadas del albergue.

"No necesitamos una guerra. Si ellos la necesitan, entonces de acuerdo, matadnos a todos de una vez y no nos dejéis sufrir más. Las milicias lanzan un cohete y se esconden bajo tierra. Y entonces Israel nos bombardea. Queremos a nuestros hijos vivos", explica Sabah, indignada, a TVE.

Israel ha asegurado no tener constancia del ataque contra la escuela, si bien ha reconocido que decenas de blancos en Gaza habían sido bombardeados esta madrugada.

Más de 1.300 muertos en 23 días

Se trata del sexto bombardeo a una escuela del organismo internacional en lo que va de ofensiva. En uno de ellos, atacado el pasado viernes, murieron 17 personas. Las últimas 24 horas han sido las más sangrientas de la operación 'Margen Protector'.

Los proyectiles israelíes también han alcanzaron esta madrugada algunas casas en el este de Jabaliya, al norte de la franja, y mataron a otras 13 personas, segun ha informado Ashraf Al Qedra.

Según fuentes del Ministerio de Salud de Gaza, entre los muertos se encontraban un médico y un niño y decenas de personas han resultado heridas. Además, otros siete palestinos de una misma familia muerieron en otro bombardeo israelí con carros de combate en Jan Yunis, en el sur de la franja, han informado fuentes del servicio de rescate gazatí.

Israel ha informado de que ha atacado unas 75 posiciones en toda la franja desde la medianoche y ha dinamitado tres túneles construidos por Hamás. Desde el 8 de julio, el Ejército ha alcanzado 4.100 los blancos en la Franja. 

Otros tres soldados israelíes han muerto este miércoles, lo que eleva a 56 los uniformados fallecidos en combate o por proyectiles disparados desde Gaza, y tres civiles -dos israelíes y un tailandés- por el impacto de un cohete o mortero contra territorio de Israel.

Negociaciones de alto el fuego

En el plano político, el gabinete de seguridad israelí ha resuelto por unanimidad seguir adelante con la operación hasta que concluya sus objetivos, el prioritario de ellos desarticular los subterráneos excavados por las milicias con fines ofensivos.

Milicianos de Hamás salen de la tierra. Un túnel les lleva al otro lado de la frontera. En territorio enemigo, el comando asalta una torre de control israelí. Sorprenden y matan al centinela. Es un vídeo propagandístico de Hamás, pero el Ejército confirma que es auténtico. Según Israel, en el intercambio de disparos mataron a un miliciano. Y perdieron a cinco soldados. Miles de israelíes lloran su muerte, en un país que venera a su Ejército.

Mientras, en El Cairo persisten los esfuerzos diplomáticos para lograr el cese de las hostilidades, algo que parece aún bastante lejano.

A la determinación de Tel Aviv de continuar con la operación se suman las exigencias de Hamás para pactar cualquier tregua. El comandante general de las "Brigadas de Izzedíne Al Qasam", el brazo armado del movimiento islamista, Mohamed Deif, ha reiterado en comunicado televisado que "no habrá ningún alto al fuego con Israel antes de que se ponga fin a la agresión y al bloqueo impuesto sobre Gaza".

Noticias

anterior siguiente