Enlaces accesibilidad

Tirotean al alcalde de la ciudad ucraniana de Járkov y los prorrusos toman más edificios

  • Prorrusos ocupan edificios en la localidad de Kostyantynivka
  • La presencia de inspectores militares es una "provocación"

Enlaces relacionados

Por
La violencia repunta en Ucrania con el tiroteo al alcalde de la principal ciudad del país

El alcalde de Járkov, la segunda ciudad de Ucrania, ha sido tiroteado en la espalda este lunes, según informa en su web la oficina de prensa del Ayuntamiento.

Según la fuente, los médicos han intentado salvar la vida de Guennadi Kernes, alcalde de Járkov desde 2010. Esta es la principal ciudad del este del país, escenario desde hace varias semanas de una sublevación prorrusa contra el Gobierno de Kiev.

"Su estado es grave. Presenta una herida toracoabdominal. Varios órganos han resultado afectados", ha afirmado  Valeri Boiko, uno de los especialistas que han operado al político ucraniano. El médico ha destacado que el paciente "se encuentra en estado de shock", pero que "la operación ha sido exitosa" y que "la hemorragia ya ha sido detenida".

Atacado mientras corría

Según diversas fuentes, hasta dentro de unos días no se sabrá si la vida de Kernes, cuyo pulmón e hígado resultaron perforados por impactos de la bala, ya no corre peligro, informa Efe. Al parecer, fue atacado mientras corría cerca de su casa. "Guennadi estaba corriendo. Le dispararon en la espalda desde el bosque. La herida es grave. Alcanzaron el pulmón y el hígado", ha comentado Yuri Sapronov, teniente alcalde de Járkov.

Kernes, de 54 años, es miembro del Partido de las Regiones, que era encabezado hasta hace poco por el presidente electo ucraniano, Víktor Yanukóvich. Según Efe, Kernes se enfrentó al principio a las nuevas autoridades de Kiev al abogar por convocar un referéndum federalista en Járkov, pero tras recibir una reprimenda oficial se ha mostrado leal al gobierno interino.

El presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, ha exigido al Ministerio del Interior y al Servicio de Seguridad de Ucrania una urgente investigación del atentado.

Prorrusos ocupan edificios en otra localidad del este

El supuesto atentado contra Kernes ha añadido también más tensión aún a la crisis de Ucrania. En Donetsk, al menos cinco personas han resultado heridas tras la explosión de lo que parecían granadas durante la celebración de una manifestación en apoyo a la unidad de Ucrania, según informa Reuters.

Mientras, milicianos prorrusos mantienen aún ocupados edificios públicos en muchas ciudades del este, en abierto desafío del acuerdo de Ginebra que les obligaba a desalojarlos y desarmarse. Este lunes, un grupo de hombres armados han tomado la sede la Policía en la ciudad de Kontstantínivka, de 80.000 habitantes y situada unos 70 kilómetros al norte de Donestk.

"A las seis de la mañana, unos 30 separatistas han llegado al cuartel general local de la Policía y han ocupado el primer piso. Hay negociaciones en marcha con el jefe local de la Policía. No sabemos cuáles son sus demandas", ha declarado a Reuters Laryssa Volkova, portavoz del Ministerio de Interior ucraniano.  

Según un periodista de la agencia AFP, otra veintenta de personas han entrado en el ayuntamiento. Los asaltantes van armados y visten uniformes sin insignias. El gobierno interino ucraniano asegura que estos hombres forman parte en realidad de las fuerzas especiales rusas, algo que Moscú niega.

La ciudad de Slaviansk, bastión de los rebeldes, se encuentra a tan solo una veintena de kilómetros más al norte. En esta ciudad, los rebeldes retienen a un grupo de observadores militares europeos.

Los observadores de la OSCE

En ese sentido, el Gobierno alemán ha instado este lunes a Moscú a ejercer su influencia sobre las milicias separatistas prorrusas en Ucrania para que sean liberados "inmediatamente, sin condiciones y sin daños" los observadores de la OSCE "detenidos ilegalmente y sin motivo", informa Efe.

"El Gobierno federal condena rotundamente esta toma de rehenes", ha manifestado en rueda de prensa el portavoz de la Cancillería, Steffen Seibert, quien ratificó la disposición de Berlín a adoptar nuevas sanciones contra Rusia ante la escaldada del conflicto ucraniano y tras comprobar que no se ha cumplido ninguno de los acuerdos de Ginebra.

Sin embargo, Rusia ha calificado de "irresponsable" y de "provocación" la presencia en el este de Ucrania de inspectores militares europeos. Así lo apuntado en Viena el embajador ruso ante la OSCE, Andrei Kelin, tras una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de este organismo, en la que se ha analizado la situación.

El diplomático ruso ha explicado que la población del este de Ucrania, en gran parte prorrusa, teme una pronta "agresión militar" de parte de las fuerzas ucranianas, que han enviado a la zona "unos 11.000 soldados y cientos de tanques". "Traer inspectores militares en una situación así fue muy irresponsable", ha censurado Kelin en declaraciones a la prensa.

Los militares participan en una misión de observación ajena a la misión principal de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en el país. El grupo de militares recorre Ucrania por invitación del Gobierno de Kiev basándose en el "Documento de Viena sobre medidas destinadas a fomentar la confianza y la seguridad", que permite a cualquier país miembro solicitar este tipo de misiones, según ha confirmado a RTVE.es un encargado de prensa de la sede de la organización en Austria.

En este caso, los observadores son elegidos e informan a los ministerios de Defensa de sus respectivos gobiernos, mientras corresponde al país anfitrión (en este caso, Ucrania) garantizar la seguridad y planificar el recorrido.

La solicitud ha de ser conocida por todos los estados miembros de la OSCE, con lo que Rusia conocía que esta misión se iba a producir. De hecho, según la fuente de la OSCE consultada, en los últimos meses varias de estas misiones han visitado Ucrania.

Polonia reclama presencia permanente de la OTAN

Mientras la tensión sobre el terreno no disminuye, Polonia, vecina de Ucrania, pide que la OTAN cuente con una estructura estable en su territorio. Así lo ha asegurado el ministro polaco de Defensa, Tomasz Siemionak, en una entrevista publicada por el diario local Gazeta Wyborcza.

Siemionak propone la instalación de un sistema antimisiles en Redzikowo (norte del país) o la creación de una base aérea de la OTAN en Lask (centro), donde de hecho ya hay varios F16 y un pequeño contingente militar estadounidense.

El Gobierno polaco ha pedido más presencia de la OTAN en Polonia desde que Rusia se anexionó la península de Crimea tras un referéndum en el que la mayoría de los crimeos apoyaron esa opción. Días atrás el ministro polaco de Exteriores, Radoslaw Sikorski, apuntó la necesidad de contar con una brigada de la Alianza ubicada en suelo polaco.

Noticias

anterior siguiente