Enlaces accesibilidad

Seis de los condenados por los atentados del 11M han cumplido ya su pena

  • Rafá Zouhier, condenado por tráfico de explosivos, saldrá el 16 de marzo
  • Bellam ha cumplido la condena pero sigue en prisión para ser extraditado
  • Hasta 2016 no saldrá el siguiente condenado por los atentados de Madrid
  • Mira el gráfico sobre los condenados del 11M

Por
10 años después del atentado del 11-M, 14 de los 18 condenados permanecen en prisión

Seis de los 19 condenados por los atentados del 11M -incluido el que entonces era menor- han cumplido ya su condena. Uno de ellos, no obstante, permanece en la cárcel a la espera de su extradición. El próximo 16 de marzo serán siete, cuando salga en libertad Rafá Zouhier. Este marroquí, confidente de la Guardia Civil, fue condenado por la Audiencia Nacional a 10 años de prisión por tráfico de explosivos.

La sentencia consideró probado que Zouhier puso en contacto a Jamal Ahmidan, alias El Chino, uno de los terroristas que se inmolaron en Leganés, con el exminero José Emilio Suárez Trashorras, que facilitó a la célula yihadista la dinamita que explotó en los trenes matando a 191 personas e hiriendo a más de 1.800 hace ahora diez años.

La Fiscalía pidió para Rafá Zouhier 38.968 años de cárcel como cooperador necesario, pero la Audiencia Nacional concluyó que la labor de mediación que hizo era sustituible y que, aunque conocía el "radicalismo" de Ahmidan, no "consta" que conociera los planes para atentar. Zouhier podría ser extraditado cuando salga de prisión en cumplimiento de la Ley de Extranjería.

A Rafá Zhouier le quedan ocho días para cumplir la condena de diez años tras el 11-M

Mohamed Larbi Ben Sellam, condenado a 9 años de cárcel por pertenencia a grupo terrorista, cumplió su condena el pasado 7 de febrero pero continúa en prisión a la espera de ser extraditado a Marruecos, según fuentes jurídicas.

La Audiencia le condenó a 12 años pero el Supremo le rebajó la condena al entender que "la mera pertenencia a una organización yihadista, sin más concreciones" no es suficiente para imponer la máxima pena por este delito. El alto tribunal consideró probado que tenía relación con los terroristas del 11M, pero no que formara parte de la célula ni que participara en los atentados.

Los primeros en quedar en libertad

Los primeros en quedar en libertad fueron Nasreddine Bousbaa y Mahmoud Sleim Aoun, condenados a dos años por falsedad documental; y Antonio Iván Reis y Sergio Álvarez, condenados a tres años de prisión por transportar parte de los explosivos desde Asturias a Madrid para dárselos a Jamal Ahmidan por encargo de Suárez Trashorras.

En 2010 quedó en libertad Gabriel Montoya, el Gitanillo, que en el momento de los hechos era menor, por lo que fue juzgado en 2004 antes que el resto de procesados. Fue condenado a seis años de internamiento y a cinco de libertad vigilada por transportar los explosivos. Según fuentes jurídicas, los informes sobre su reinserción son buenos.

El macrojuicio de los atentados del 11M se celebró en 2007. La Audiencia  Nacional condenó a 21 de los 28 procesados, aunque el Supremo rebajó  después algunas penas, absolvió a cuatro de los condenados por  pertenencia a grupo terrorista y condenó a Antonio del Toro, absuelto en  principio por la Audiencia. En total 18 condenados más El Gitanillo,  que había sido procesado antes.

Los próximos saldrán en 2016 y 2017

El próximo condenado en salir de prisión será Fouad El Morabit Amghar, tras cumplir 12 años de prisión por pertenencia a grupo terrorista. Tenía "fuertes vínculos" con los suicidas de Leganés, y Rabei Osman, El Egipcio, llegó a pensar que se había inmolado con ellos al no poder contactar con él: "Todo el grupo está con Dios", le dijo  en conversación a otro dirigente terrorista. El Morabit cumplirá su pena el 25 de marzo de 2016.

En 2017 lo harán Youssef Belhadj y Sael El Harrak, condenados también a 12 años de prisión por pertenencia a banda armada. La Fiscalía pidió para Belhadj 38.952 años de prisión al considerarle inductor de los crímenes,  pero la Audiencia concluyó que no era dirigente ni tenía una dependencia  jerárquica con los autores de los atentados. Saldrá de prisión el 28 de enero de 2017.

El Harrak quedará en libertad el 25 de octubre de 2017.La sentencia considera probado que  era miembro de la célula terrorista que se suicidó en Leganés.

Los siguientes serán Rachid Aglif, condenado a 18 años por pertenencia a banda armada y tenencia de explosivos y que quedará en libertad el 1 de abril de 2022; Mohamed Bouharrat, condenado a 12 años por terrorismo y que no saldrá hasta el 30 de octubre de 2022 porque tiene otra condena de ocho años, y Abdelmajid Bouchar, el terrorista que huyó del piso de Leganés y que cumplirá sus 18 años de cárcel el 12 de septiembre de 2023.

Están también en prisión el terrorista Hamid Ahmidan, primo de El Chino y condenado a 13 años de prisión y Antonio del Toro, condenado a cuatro años por tráfico de explosivos. Del Toro está cumpliendo ahora mismo condena pero por tráfico de drogas y es el único que ha disfrutado de permisos.

Los tres principales condenados

Los principales condenados por el 11M son Jamal Zougam y Othman el Gnaoui, considerados autores materiales de la masacre y con una pena de 42.922 años por 191 asesinatos terroristas consumados y otros 1.856 en grado de tentativa, entre otros delitos; y Suárez Trashorras, condenado a 34.715 años y medio como cooperador necesario.

La sentencia considera probado que Zougam "estaba integrado en una célula terrorista de tipo yihadista y que intervino, como autor, en los atentados del 11 de marzo de 2004. Las tarjetas de móviles usados como temporizadores en las bombas salieron de su locutorio. Actualmente un juzgado de Madrid investiga a las dos testigos protegidas que le identificaron en los trenes, según fuentes jurídicas.

El Ganaoui desempeñó, según la sentencia, "un rol o papel concreto (...) asignado conforme al plan criminal de la banda terrorista en la que se integra". Su ADN apareció en una sudadera que testigos vieron quitarse cerca de los trenes a uno de los terroristas.

Suárez Trashorras está condenado por suministrar la dinamita a la célula yihadista a pesar de ser "consciente del uso homicida" que se le iba a dar. La Audiencia le consideró responsable de las 191 muertes de los trenes pero también de la muerte del GEO que falleció en Leganés.

El juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, de Eloy Velasco, mantiene una pieza abierta sobre los atentados del 11M porque quedan huellas sin identificar del piso de los suicidas y de la finca de Morata de Tajuña que podrían ser de otros terroristas. La Policía y la Guardia Civil envían de vez en cuando huellas sin cotejar pero por el momento no ha habido ninguna coincidencia.

Noticias

anterior siguiente