Enlaces accesibilidad

El PSC pedirá su acta a los tres diputados que han apoyado pedir competencias para la consulta

Por
Se rompe la disciplina de voto impuesta por la dirección del PSC

El PSC pedirá a los tres diputados críticos, que han votado a favor de la proposición de ley que ha salido adelante en el Parlament para pedir al Congreso las competencias para realizar consultasque entreguen su acta de diputado "por su lamentable poco espíritu de equipo".

El portavoz parlamentario del PSC, Maurici Lucena, ha anunciado después del pleno en el que los diputados Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Núria Ventura, han roto el acuerdo alcanzado por el Consell Nacional del partido, que los tres diputados tienen de plazo  "hasta  el domingo" para devolver sus actas de diputado.

Al  preguntársele si el PSC prevé expulsarles, ha asegurado que el único  escenario que contempla ahora es que devuelvan las actas, y ha   explicado que este mismo jueves, antes de almorzar, va a reunirse con   cada uno para transmitirle esta petición de "sentido común".

Por su parte, la dirección federal del PSOE ha anunciado que apoyará al primer secretario del PSC, Pere Navarro,en todas las decisiones que tome para gestionar las discrepancias internas.

Posible expulsión

Al respecto, Pere Navarro ha asegurado que ve posible expulsar a  los tres diputados díscolos del partido. "Les pido que reflexionen este fin de semana", ha dicho Navarro en  declaraciones a La Ser recogidas por Europa Press, ya que el PSC les  ha dado de tiempo hasta el domingo para que dejen el escaño, una  opción que los díscolos han declinado por el momento.

Preguntado por qué pasaría si los diputados no entregan el acta,  ha dicho que ello se pondría en conocimiento de la comisión de  garantías del partido, independiente de la dirección: "La comisión  establecerá cuál es la sanción oportuna. La expulsión es una  posibilidad".

"Cuando uno pertenece a un colectivo, debe respetar las normas",  ha aseverado Navarro, que ha defendido que el PSC siempre ha sido y  será un partido catalanista y de izquierdas, no excluyente, que tiene  una posición de centro ante la confrontación del PP y C's, por un  lado, y de CiU y ERC, por otro.

Sobre si tiene la sensación de que el partido se acabará partiendo  en dos, ha confiado en que "al final el sentido común tiene que  imponerse porque no puede estar al servicio de los que quieren  confrontar", por lo que ha apostado por abrir espacios de diálogo y  establecer un modelo federal en España.

Ha aseverado que todo el mundo tiene espacio en el PSC:  "Preguntémonos por qué tenemos esta discrepancia. Porque quisimos un  grupo parlamentario plural", ha el primer secretario del partido  socialista catalán. 

El compromiso con una consulta es "inequívoco"

Por su parte, el portavoz parlamentario socialista ha pedido a Geli, Elena y Ventura que sigan el ejemplo del alcalde de Lleida, Àngel Ros, y renuncien a su acta de diputado, porque cree que Ros "enseñó ayer cuál es el camino más digno y responsable si uno se encuentra en esta situación".

Lucena ha explicado que no se les expulsará del partido, sino que espera que antes de que se acabe el fin de semana los diputados díscolos comuniquen a la dirección que han decidido entregar el acta de diputado "porque el sentido común lo dicta", y ha recordado que "un partido político es un equipo".

"Estoy convencido de que antes de que yo les solicite la entrega del acta de diputado, ellos ya lo van a hacer", ha vaticinado el dirigente socialista, que ha opinado que "lo normal es que renuncien".

"Me parece que es incompatible ir por libre cuando el Consell Nacional expresó específicamente que el voto del PSC en esta votación debía ser en contra", ha añadido.

El portavoz parlamentario socialista ha recalcado que es importante "no confundir la votación de hoy con el compromiso político del PSC, cuyo compromiso con una consulta es inequívoco".

No se plantean dejar el partido

Sin embargo, los tres diputados del PSC que se han desmarcado del partido este  jueves en la votación han asegurado que no se plantean dejar el acta de diputado y que no han acatado la disciplina del  grupo porque han votado "en conciencia y por fidelidad" al programa  electoral.

En rueda de prensa, los tres han asegurado que no piensan dejar  el acta de diputado porque su decisión de votar 'sí' --pese al 'no'  marcado por el grupo-- sólo expresa una discrepancia política, no  "problemas éticos o de comportamiento indignos".

Geli ha reivindicado que no mantiene el acta por el hecho de  conservar el sueldo  --"Puedo volver a hacer de médica en el Hospital  Josep Trueta"--, sino  por seguir representando la pluralidad y la complejidad del PSC, que  considera además un reflejo de la sociedad  catalana. También ha  recalcado que no son independentistas y que están  absolutamente  en contra de una eventual declaración unilateral de  independencia.

La diputada Núria Ventura ha explicado que no podían faltar "al compromiso con los  ciudadanos de Catalunya" que adquirieron en las elecciones  autonómicas, y está convencida de poder rehacer la unidad socialista  rota este jueves con la votación.

Joan Ignasi Elena ha asegurado que ha sido una decisión difícil, que han  trabajado para lograr una solución consensuada, y que finalmente se  han desmarcado "para garantizar la credibilidad del proyecto del PSC  en la defensa inequívoca del 'derecho a decidir".

Además, ha optado por un mensaje conciliador y ha dicho que tanto ellos  tres como el resto del grupo han votado "en conciencia y pensando en  lo que es mejor para el país desde su perspectiva", y ha pedido que  no se hable de 'buenos' y 'malos' en el partido.

El debate en el PSC

Así, aunque el Consell Nacional del PSC acordó votar en contra de  esta petición   tal y como defendía la dirección de Pere Navarro, cinco diputados del   sector crítico con la dirección del partido mantuvieron un encuentro   este miércoles para decidir el sentido de su voto.

Tras la renuncia a su acta de diputado del alcalde de Lleida, Angel Ros, ha sido la diputada Rocío Martínez-Sempere, quien ha anunciado que deja la ejecutiva, aunque ha acatado la disciplina del partido.

En cuanto a otro de los diputados que también ha anunciado que acataría la disciplina del partido, Xavier Sabaté, ha explicado en una entrevista en Las Mañana   de RNE que votará  como ha indicado la dirección del partido, aunque a   su juicio hubiera sido mejor la abstención porque "el electorado vería que no estamos con el inmovilismo del PP ni con las aventuras imposibles de Mas y Junqueras".

El diputado del PSC en el Parlament catalán Xavier Sabaté ha asegurado que la propuesta que se vota este jueves en el Parlament para pedir al Congreso la competencia para convocar un referéndum será inútil e incrementará el problema y dificultará la consulta. También ha hecho referencia a la división existente entre los socialistas catalanes y ha asegurado al respecto que hubiera sido "conveniente unificar posturas" para mostrar al electorado que no están "con el inmovilismo del PP, ni con las aventuras imposibles del señor Mas y Junqueras".

Asimismo, Sabaté ha señalado que la propuesta que se vota en el    Parlament es "una inutilidad" que "no solventará el problema, sino que    lo incrementará". Antes, el día previo a la votación, el alcalde de Lleida, Angel Ros, otro miembro del sector crítico, había anunciado que renunciaba a su acta de diputado   por lo que no ha votado.

La diputada Martínez-Sampere ha señalado que, finalmente,  no se abstendría, porque "no sería relevante en términos de que  Cataluña consiga sus anhelos legítimos", pero que, por sus discrepancias  con la cúpula, ha presentado su "renuncia" a la comisión ejecutiva del PSC, de la que forma parte.

La diputada del sector crítico del PSC, Rocío Martínez-Sampere, ha acatado la disciplina de voto de su grupo parlamentario y ha votado en contra de la propuesta de ley aprobada en el parlament para pedir las competencias al Congreso para la convocatoria de referendos. Su renuncia otra, la del alcalde de Lleida, Angel Ros, que este miércoles entregó su acta de diputado.

"He trabajado incansablemente hasta el último minuto para que el PSC pudiera tener una posición de unidad que representara toda su pluralidad y sus posiciones favorables a hacer una consulta, algo que no ha sido posible", ha explicado Martínez-Sampere a los medios antes del inicio del pleno extraordinario en el Parlament.

En apoyo a los tres diputados que han roto la disciplina de voto, el sector catalanista del PSC ha lanzado un manifiesto en el que asimismo respaldan a los que "se han  negado a votar en contra de su compromiso electoral", y en el que se ha  hecho un "llamamiento socialista en favor del referéndum" soberanista.

El  texto, al que ha tenido acceso Efe, está firmado por 122 socialistas,  entre ellos los exconsejeros Joaquim Nadal y Montse Tura, la  eurodiputada Maria Badia, el exministro Joan Majó, el presidente del  grupo socialista en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, y los  miembros de la ejecutiva del PSC Jordi del Río y Fabian Mohedano.

Noticias

anterior siguiente